¿Los Knicks y los Lakers de verdad valen 5000 millones de dólares?

  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
·7  min de lectura
En este artículo:
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
Jeanie Buss, la dueña mayoritaria de los Lakers de Los Ángeles, en Los Ángeles, el 8 de diciembre de 2020. (Tracy Nguyen/The New York Times)
Jeanie Buss, la dueña mayoritaria de los Lakers de Los Ángeles, en Los Ángeles, el 8 de diciembre de 2020. (Tracy Nguyen/The New York Times)

El martes, los Lakers de Los Ángeles enfrentaron a los Knicks de Nueva York en el Madison Square Garden y, desde una perspectiva de prestigio, es el equivalente a que Billy Joel y Elton John hagan una gira juntos.

En la cancha, es una historia diferente, pues ambos equipos están teniendo temporadas decepcionantes. Sin embargo, cuando se trata de determinar el valor de cada una de las franquicias, es poco probable que en algún momento las victorias y las derrotas hayan tenido una importancia significativa. Todo el tiempo se dice que son unas de las franquicias más valiosas de la NBA y que lo han sido desde hace algún tiempo, sin importar su desempeño en la cancha.

Por supuesto que los Lakers han ganado seis campeonatos desde 2000 y han tenido talentos multigeneracionales para atraer aficionados en ese periodo, entre ellos Shaquille O’Neal, Kobe Bryant y LeBron James.

Los Knicks han tenido la experiencia opuesta: casi no han ganado ni han alineado jugadores estrella desde que perdieron las finales de la NBA frente a los Spurs de San Antonio en 1999.

No obstante, este año, Sportico, una publicación de negocios deportivos, estimó que los Knicks y los Lakers valían más de 5000 millones de dólares por escuadra, dos de tan solo tres equipos en valer tanto, junto con los Warriors de Golden State. El mes pasado, Forbes hizo una interpretación similar, al poner a los Knicks en 5800 millones de dólares y a los Lakers en 5500 millones de dólares. (En 2000, Forbes señaló que los Knicks eran la franquicia más valiosa de la NBA con 390 millones de dólares. Los Lakers les seguían los pasos en 360 millones de dólares).

En décadas recientes, las franquicias se han hecho más lucrativas a medida que los ingresos de la NBA se han disparado por los cielos y, por lo general, los superricos (en el papel) se han vuelto más ricos.

“Esto entra en el territorio de la teoría del siguiente dueño de equipo más tonto”, comentó Rick Burton, un profesor de Administración Deportiva en la Universidad de Siracusa. “La teoría sugiere que habrá otra persona más tonta dispuesta a pagar esa cantidad para obtener esa franquicia. Y los valores de las franquicias en esencia son el trabajo más importante del comisionado de la liga, es decir elevar la valoración de los activos de los propietarios de las franquicias”.

James Dolan, el dueño de los Knicks de Nueva York, ha señalado que no tiene planes de vender el equipo, aunque los aficionados le hayan suplicado que lo haga. (Krista Schlueter/The New York Times)
James Dolan, el dueño de los Knicks de Nueva York, ha señalado que no tiene planes de vender el equipo, aunque los aficionados le hayan suplicado que lo haga. (Krista Schlueter/The New York Times)

O como lo dijo Mark Cuban, el dueño de los Mavericks de Dallas, en un correo electrónico: “Cuando los compradores tienen dinero en efectivo y liquidez, y el negocio para la liga involucrada es bueno, suben los precios y viceversa”.

Sin embargo, ¿qué significa cuando se dice que los Knicks y los Lakers valen más de 5000 millones de dólares? A continuación, una mirada tras bambalinas (los representantes de las dos franquicias no respondieron solicitudes para ofrecer comentarios).

¿Qué es una valuación, con exactitud?

En los términos más básicos: es un estimado de cuál sería el precio de venta de un equipo si estuviera en el mercado. Sin embargo, solo es una hipótesis fundamentada.

“A final de cuentas, estamos calculando el valor de una empresa privada”, comentó Kurt Badenhausen, reportero de valuaciones deportivas en Sportico. “No es distinto a calcular el valor de tu casa”.

¿De dónde provienen las valuaciones?

De una forma muy parecida a cómo se valúan las casas en los sitios de bienes raíces en línea, se basan en varios factores, entre ellos la ubicación, quién posee el estadio en el que juega el equipo y los acuerdos de televisión del equipo a nivel local. James Dolan, el dueño de los Knicks, también posee el Madison Square Garden, mientras que los Lakers le rentan el espacio al Staples Center, el cual será conocido como Crypto.com Arena el día de Navidad.

“Si tienes dos equipos, digamos que uno posee el edificio y el otro lo alquila, lo que valúo es la rentabilidad”, comentó Mike Ozanian, director editorial de Forbes que recopila las valuaciones. “En otras palabras, ¿cuáles son los ingresos que genera el equipo en el edificio en contraste con sus gastos?”.

Los activos relacionados con el equipo no siempre son un factor, al menos no del todo.

En el caso de los Knicks, aunque Dolan posee MSG Networks, el canal regional de televisión por cable que transmite los juegos de los Knicks y varios otros equipos deportivos de la zona de Nueva York, eso no se toma en cuenta en la valuación del equipo. Sin embargo, el ingreso que genera la cadena sí.

Los valuadores revisan información pública sobre las finanzas de los equipos, consultan a los banqueros involucrados en transacciones similares y consideran ventas anteriores y la escasez del producto.

Según Cuban, el valor de la franquicia cambia solo con base en “el suministro y la demanda contra el costo y la disponibilidad de dinero en contraste con los flujos de caja esperados, si se tienen, y la valuación esperada”.

¿Cuáles son las limitantes?

En 2014, Forbes valuó a los Clippers de Los Ángeles en 575 millones de dólares. Más tarde ese mismo año, Steve Ballmer compró el equipo en más de 2000 millones de dólares. Como sucede con una casa, a veces es difícil tomar en cuenta cuán impaciente puede ser un comprador.

“Lo hacemos con la mejor información que tenemos con base en las finanzas de un equipo, la situación de su estadio y el mercado en el que están”, comentó Badenhausen. “Pero los equipos deportivos no se compran y venden como los negocios tradicionales, porque hay un factor intangible integrado, pues, aunque hay miles de empresas que puedes comprar, tan solo hay 30 equipos de la NBA”.

Dado lo poco común que son las ventas de los equipos, no hay muchos puntos de datos para hacer una comparación.

En palabras de Ozanian: “Se puede tener información precisa sobre un equipo y al mismo tiempo no estar cerca de su precio de venta”.

¿Por qué la valuación de los Knicks y los Lakers es tan alta?

Ambas franquicias generan cientos de millones de dólares gracias a sus acuerdos de televisión local y estadios, lo cual produce ingresos por medio de mercancía, patrocinios y venta de boletos, aunque parte de eso se distribuye a otros equipos a través del sistema de repartición de ingresos de la liga. Y la ubicación también importa.

De hecho, tal vez sea lo más importante.

“También están ubicados en mercados que tienen una riqueza tremenda”, comentó Badenhausen. “Así que, si alguna vez fueran a estar a la venta, habría varios postores para valuaciones multimillonarias. Y el cielo es el límite en términos de lo que alguien podría estar dispuesto a pagar por estas dos franquicias”.

También está el tema intangible.

“Tienes una sola oportunidad de comprar a los Knicks de Nueva York”, opinó Badenhausen. “Tienes una sola oportunidad para comprar a los Lakers de Los Ángeles. No se ponen a la venta en cualquier momento, ¿verdad?”.

¿Por qué en realidad no importa si ganan los Lakers y los Knicks?

Badenhausen arguyó que, aunque el valor de los Knicks se haya disparado sea cual sea su nivel de juego, los años de un pobre desempeño han bajado el tope.

“Los equipos de mercados grandes en definitiva son más inmunes a lo que ocurre en la cancha que los equipos de mercados pequeños”, señaló Badenhausen. “Pero se podría argumentar que los Knicks en definitiva valdrían más si tuvieran un equipo contendiente al título de la NBA que llega a las finales todos los años. Eso sin duda impulsa las finanzas de los equipos, les permite cobrar más por lo boletos, patrocinios, palcos y todas esas cosas. Así que el ingreso aumenta y les ayuda a tener valuaciones altas”.

Sin embargo, según Ozanian, el equipo sigue siendo rico, lo que al final de cuentas es el mediador más importante. Los acuerdos de televisión a menudo son a largo plazo y se conservan según la calidad del equipo. Ambos equipos captan bastantes patrocinios y audiencia.

“Los compradores potenciales no se fijan en el pasado”, opinó Ozanian. “Por lo general, ven hacia el futuro y no hay tanta diferencia entre la cantidad de ingreso gradual que produce un buen equipo y la que produce un equipo no tan bueno”.

© 2021 New York Times News Service

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.