Klopp: “Es una golpe muy duro de aceptar, pero tengo que aceptarlo”

·2  min de lectura

Liverpool sufrió una derrota inesperada en su presentación en esta edición de la UEFA Champions League, lo que profundiza su mal inicio de temporada. La goleada en contra ante Napoli preocupa a Jürgen Klopp, quien reconoció que deberán reinventarse para lo que viene.

Tras el 4-1 en la visita al Diego Armando Maradona, en el que recibió tres goles en el primer tiempo e incluso pudo ser una diferencia mayor por el penal que falló Victor Osimhen, el entrenador habló con BT Sport sobre lo que dejó el partido y lamentó la mala imagen.

Precisamente, en ese aspecto, afirmó que será difícil de digerir: “Realmente es difícil de asumir, no es tan difícil de explicar cuando se vio el partido. Para empezar con los dos penales. Napoli hizo un muy buen partido, nosotros no, esa es la primera explicación de la derrota”.

“Ellos marcaron un penal y fallaron otro, pero los dos siguientes goles los servimos en bandeja, eso no está bien y deberíamos defender mejor. Luego el 3-0 teniendo ocasiones, pero sin estar nunca realmente en el partido”, manifestó el alemán, disconforme con el trabajo defensivo.

En continuación, agregó: “No estuvimos compactos defensivamente ni ofensivamente. Hasta que Thiago (Alcántara) entró en el campo no recuerdo una sola situación de contragolpe, estábamos demasiado abiertos. Es una golpe muy duro de aceptar, pero tengo que aceptarlo”.

“Jugamos malas primeras mitades, por desgracia, normalmente no recibimos tres, aunque con Alisson en el arco tienes que ser muy malo para hacerlo. Hicimos lo mismo aquí cuando perdimos 2-0 (en 2019-20)”, sostuvo. Además, ya enfocó la mirada en lo inmediato.

En ese aspecto, el director técnico puntualizó en una recuperación rápida: “Parece que tenemos que reinventarnos, faltan muchas cosas, pero lo divertido es que tenemos que hacerlo en medio de una temporada de Premier League y una campaña de Champions League".

Por otra parte, le apuntó al compromiso del sábado con Wolverhampton e incluso se animó a bromear sobre esta caída. “Si vieran el partido de esta noche no podrían dejar de reírse probablemente, diría que es el momento perfecto (para jugar contra nosotros)", indicó.

"Tenemos que encontrar una configuración para ser mucho mejores en todo. Se pudo ver en el campo, no estábamos trabajando como un equipo, nada que ver con cosas personales, pero no jugamos lo suficientemente bien es obvio y claro”, remarcó Klopp sobre ello.

Por último, se responsabilizó y cerró: “Jugamos en la liga más fuerte del mundo y tenemos un grupo difícil en la Champions League, pero es mi responsabilidad y necesito tiempo para pensar. Hay algunas cosas que son obvias, pero es mi trabajo averiguar más para reajustarlas”.

Foto: Getty Images