El kitesurf entra en la escena del deporte panameño y busca ganar adeptos

Punta Chame (Panamá), 8 ene (EFE).- El kitesurf, una variante del deporte del surf y que tiene sus orígenes el siglo XII, se está tomando las playas del litoral pacífico de Panamá con varios centros especializados en la disciplina para formar atletas y masificar la actividad en el país centroamericano.

La playa de Punta Chame, a una hora y media de la capital (sin tráfico) es el lugar preferido de los amantes de este deporte, que silenciosamente, está creciendo y desplazando a otros de playa en este sector.

"Punta Chame era un pueblo de windsurf antes de que llegara. Con la llegada del kite, lo desplazamos, ahora es casi todo kite", manifestó a Efe Itzick Lalo, quien es instructor de este deporte y propietario de una de las escuelas en el área.

Lalo rememoró que todo empezó en 1998 y ya son 25 años trabajando en aumentar la masa de deportistas del kitesurf en Panamá.

Al llegar a la playa de Punta Chame se puede notar, a leguas, en donde se concentran los practicantes de la disciplina, todo esto por las cometas, en momentos de distintos colores, que hacen que las tablas se deslicen sobre las olas.

Ya en el lugar, con una sol de alto impacto pero una brisa que calma un poco su ferocidad, es impresionante ver cómo se alistan las personas para entrar en acción.

Lalo precisó que es un deporte para todas las edades y géneros y que "los niños empiezan desde los 7 años, cuando tienen padres que hacen el deporte".

Destacó que en Panamá hay competencias de kitesurf, pero que por el momento no hay profesionales de la disciplina.

Aprovechó para romper ese mito de que el kitesurf es para hombre por la fuerza al señalar que es una práctica que fineza y es por eso "las mujeres destacan más en el deporte".

Previo a agarrar un buen viento y darse a la libertad de conquistar las aguas de Punta Chame, Efe pudo conversar con Iris Villarreal, una panameña que vive en Polonia y que practica el deporte desde 2009.

Reconoció que aprovecha cuando visita Panamá para visitar Punta Chame para vivir esta gran experiencia del kitesurf.

"Punta Chame es el mejor lugar de aquí en Panamá, por la manera que entra el viento a la costa", comentó.

Villarreal señaló que ha tenido la oportunidad de practicar la disciplina en varias playas de Europa y América y que en todas el mayor reto es tomar un buen viento.

Resaltó que ahora hay más personas que lo practican, más mujeres, lo que señaló como positivo, e instó a todos ellos a disfrutar de la bella experiencia que brinda estar en contacto con los elementos naturales.

"Dependemos del viento ... es lo más difícil de este deporte. Pero más allá ... no hay un reto en particular. Esto no es un trabajo, es un hobby y lo más importante es disfrutar del mar y de la libertad que este nos da" puntualizó.

(c) Agencia EFE