Kimberly García, oro en 20 km marcha, da a Perú la primera medalla mundial

·3  min de lectura

Redacción Deportes (EE.UU.), 15 jul (EFE).- Kimberly García dio a Perú la primera medalla -y de oro- de la historia en unos campeonatos del mundo de atletismo al conseguir la victoria en la primera final del programa de Eugene (EE.UU.), los 20 kilómetros marcha, dominando la prueba desde la salida.

Sobre el circuito del Bulevar Martin Luther King Jr, la atleta de Huancayo, de 28 años, venció con un tiempo de 1h26:58 -récord nacional- y 33 segundos de ventaja sobre la polaca Katarzyna Zdzieblo, que arrebató la plata en el último kilómetro a la china Shijie Qieyang, subcampeona en Doha 2019, que acreditó 1h27:56.

La mexicana Alegna González se clasificó séptima con 1h29:40 y la española María Pérez, campeona de Europa en 2018 y cuarta el año pasado en la final olímpica, fue penalizada con dos minutos en el "pit lane" y luego descalificada.

El sol calentaba a las 13.10 horas el circuito de un kilómetro en el Bulevar Martin Luther King Jr, escenario de las tres pruebas de marcha, que registraba 23 grados en la salida, con una humedad del 45 por ciento, condiciones mucho más favorables que en el Mundial de Doha o en Sapporo, durante los Juegos de Tokio.

En ausencia de la campeona y de la subcampeona olímpicas, la italiana Antonella Palmisano y la ecuatoriana Sandra Arenas, respectivamente, María Pérez quería sacarse la espina de su cuarto puesto olímpico en pugna con el formidable cuarteto chino encabezado por la defensora del título, Liu Hong, que aspiraba a convertirse en la primera marchadora con cuatro títulos mundiales.

Las asiáticas salieron a romper la carrera desde la salida, tomando el mando del grupo por medio de Quanming Wu al ritmo de 4:20 el primer km. A esa velocidad se quedaron nueve en cabeza, entre ellas Kimberly García, María Pérez y Alegna González.

En el tercer km, Kimberly, la subcampeona panamericana que en mayo batió el récord peruano en La Coruña con 1h28:38 y llegaba a Oregón con mucha confianza, se adelantó con la china Shijie Qieyang, subcampeona mundial en Doha 2019. Ambas se proponen doblar aquí (también saldrán en 35 km) y quisieron dar un golpe de autoridad ya en la distancia corta.

Con su toalla blanca al cuello, Kimberly mantuvo un ritmo sostenido junto a la china de 31 años, que fue campeona olímpica en Londres 2012 (por delante de Liu, tras la descalificación por dopaje de la ganadora, rusa Yelena Lashmanova).

El tercer aviso, ya en el octavo km, y la consiguiente penalización de dos minutos de parada en el "pit lane", arruinó las posibilidades de María Pérez, la única representante española, segunda en el ránking mundial del año, que aunque regresó a la pelea terminó descalificada en el km.13.

Kimy García, perteneciente a una familia de honda raigambre en la disciplina de la marcha, estaba caminando, en la primera mitad de la prueba, a un ritmo por km cuatro segundos más rápido que cuando hizo su marca personal, y por tanto en territorio ignoto.

Peruana y china, las dos vestidas de rojo, marcharon juntas durante once kilómetros.

En las seis competiciones anteriores en que coincidieron había prevalecido la asiática, ahora García quería romper esa tendencia, y atacó fuerte en el km 14. Se quedó sola en cabeza y nadie le inquietó ya en el último cuarto de la prueba. Por detrás, la china acusó el esfuerzo realizado y fue cazada por la polaca.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.