Kiko Hernández se alía con la mayor pesadilla de Isabel Pantoja

·4  min de lectura

Por Mike Medianoche. - Varias revistas de corazón de este martes llevaban en portada la muerte de la actriz Verónica Forqué, quien se suicidó este lunes. Sin embargo, había una publicación, Diez Minutos, en las que destacaba el colaborador televisivo Kiko Hernández, que está dispuesto a seguir los pasos de Jorge Javier Vázquez y convertirse en actor teatral. Y es que va a participar en una obra encabezada por una actriz de cierta popularidad popular Eva Marciel. Una artista que, sin embargo, conoce bien Isabel Pantoja, pues fue su mayor pesadilla televisiva gracias a una serie de Telecinco.

MADRID, SPAIN - FEBRUARY 11: Spanish actress Eva Marciel attends the 39th Carabanchel Cinema Week inauguration on February 11, 2021 in Madrid, Spain. (Photo by Pablo Cuadra/WireImage)
MADRID, ESPAÑA - 11 DE FEBRERO: La actriz española Eva Marciel asiste a la inauguración de la 39a Semana del Cine Carabanchel el 11 de febrero de 2021 en Madrid, España. (Foto de Pablo Cuadra / WireImage)

Eva Marciel es una actriz nacida en Valladolid en 1977, que ha trabajado en numerosas producciones de cine y televisión. Para la gran pantalla ha trabajado con Carlos Saura, Miguel Bardem, Álvaro Fernández de Armero. En televisión participó en series como Yo soy Bea, Hermanos y detectives, y durante un par de años fue Pepa Ramos Montoya en Amar es para siempre, en Antena 3. Sin embargo, el trabajo más polémico de toda su carrera es la miniserie Mi Gitana, emitida por Telecinco en 2011, en la que ella interpretó a Isabel Pantoja.

Mi gitana retrató la vida de Isabel Pantoja desde que quedó viuda de Francisco Rivera, Paquirri, hasta que fue detenida dentro de la Operación Malaya. Y nos mostró a una Isabel diferente a la que imaginábamos: no era una gran artista, de esas que mueve la bata de cola como pocas, sino una Pantoja que se acerca al sol que más calienta, sin importar si es hombre o mujer, si se llama Encarna Sánchez, María del Monte, Diego Gómez o Julián Muñoz.

La serie tuvo tres capítulos, y nos daba a entender que a la tonadillera el escenario es algo que le da pereza. Intenta no dar conciertos con todas sus fuerzas, ya que su plan ideal es quedarse en casa con su familia para vivir de las rentas. O del dinero que Paquirri tenía en América Latina, y que consiguió traer a España a través de unas gestiones de Encarna Sánchez, según vimos en el primer episodio.

Fue una serie hecha con cierta malicia, que quería dejar mal la imagen de Isabel Pantoja, a la que atacan incluso físicamente, haciendo referencia a su vello facial. Mi Gitana nos regaló escenas de sexo con el personaje de Julián Muñoz, y también jugó con la orientación sexual de Isabel. En ningún momento se muestra que el personaje interpretado por Eva Marciel tuviese una relación sentimental con Encarna Sánchez o María del Monte, pero ofrecía pequeñas píldoras cargadas de doble lectura. Caricias entre Isabel y Encarna en el coche, explicaciones como que “somos amigas” cuando la madre de la Pantoja se pregunta que qué se traen, un número de celos de María del Monte cuando pilla a Isabel con Diego Gómez ligeros de ropa a altas horas de la noche.

A la verdadera Isabel Pantoja no le sentó nada bien esta serie. De hecho, se emitió en una época en la que Isabel tenía contrato con Telecinco, el cual se rompió porque ella entró en directo en Antena 3 para defenderse. Fue una especie de castigo por saltarse lo establecido, un escarnio que abrió la veda a debates sobre la vida y obra de la de ‘Marinero de luces’.

En agosto de 2018 el Tribunal de Primera Instancia de Alcobendas prohibió a Telecinco volver a emitir esa serie, ordenó retirar los dos capítulos de la web de Telecinco y prohibía su comercialización en formato doméstico. Isabel Pantoja puso una denuncia en 2012 contra Telecinco y a Producciones Mandarina por “intromisión ilegítima en el derecho a la intimidad y a la propia imagen” y el juez le dio la razón.

La pesadilla de Isabel Pantoja entonces llegó a su fin, sobre todo, porque de vez en cuando Telecinco o Divinity había vuelto a emitir Mi Gitana, eso sí, en una versión un poco más corta y de una sola tacada. Generalmente cuando Mediaset y la cantante tenían alguna clase de desencuentro, algo que ha sido frecuente en la última década, en la que pasaban de amigos a enemigos con mucha facilidad.

Como Mi Gitana dio tantos dolores de cabeza a Isabel por eso resulta muy llamativo que Kiko Hernández vaya a debutar en teatro de la mano de su protagonista. Eva Marciel, sin embargo, será una excelente mentora para el que fuese finalista de Gran Hermano 3, ya que además de un amplio currículo en cine y televisión ha participado en más de diez montajes teatrales, que van de Yerma de Lorca a Siempre Pícaros, una comedia de entremeses que se estrenó en 2019. Además, ella obra de Kiko, titulada Distinto, estará dirigido por un profesional de primera división como Juan Luis Iborra, quien fue el marido de Verónica Forqué.

Más historias que podrían interesarte:

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.