Kike Hermoso, lo que se sueña desde pequeño

  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
·3  min de lectura
En este artículo:
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.

Sevilla, 23 sep (EFE).- Debutar con el primer equipo y marcar es el sueño de todo niño que quiere llegar a ser futbolista de Primera División y que ayer cumplió en Pamplona ante el Osasuna el defensa central de Betis Kike Hermoso en su estreno con los mayores, en el que anotó el primero de los tres tantos de la victoria bética.

Las lesiones musculares de Marc Bartra y Víctor Ruiz y la sanción del argentino Germán Pezzella le habían abierto las puertas para ser convocado por vez primera por el técnico bético, el chileno Manuel Pellegrini, quien dio un paso más sobre las previsiones y, contra todo pronóstico, le dio la camiseta de titular en El Sadar.

Todo apuntaba a que el entrenador de Santiago iba a retrasar la posición del mediocentro argentino Guido Rodríguez al eje de la zaga y que iba a buscar sustituto para el centro del campo, aunque Pellegrini volvió a actuar como suele e hizo lo más fácil y, al mismo tiempo, lo más difícil, poner a un central puro en su sitio y tirar de la cantera como ha hecho ya con otros jugadores que ya están en la primera plantilla.

Madrileño de 22 años, Kike Hermoso debutó en Primera División haciendo pareja con Édgar González, otro de los canteranos a los que Pellegrini le ha dado confianza y partidos tras un año de cesión en el Oviedo y que se ha unido a Aitor Ruibal, Rodrigo Sánchez 'Rodri', Rober González, quien ha regresado tras un año en Las Palmas, y el marfileño Paul Akouokou.

El zaguero madrileño, quien hizo la pretemporada con el primer equipo verdiblanco, no estaba siendo titular con el Betis Deportivo, que milita en la Primera RFEF y al que llegó en la pasada temporada tras una trayectoria jalonada por su paso por el Rayo Vallecano B, Huesca y Ejea.

Pese a que no aparecía en los once iniciales del filial bético, Pellegrini no dudó en recurrir a esta espigado central de 1,90 metros cuando vio que para Pamplona estaba en cuadro el eje de su zaga.

Ya sobre el césped de El Sadar, el canterano bético no aparentó nunca nervios, o la procesión iría por dentro, y con el apoyo de sus compañeros se hizo con la posición y con el marcaje del delantero osasunista homónimo Kike García, hasta que el minuto veinte le llegó un rechace y con la pegada de un delantero logró el primer gol de su equipo y el sueño de todo chaval que quiere ser futbolista.

"Más feliz imposible. He cumplido un sueño y no se puede debutar de mejor forma que con la victoria y un gol. Unas sensaciones increíbles", confesó tras el partido el zaguero, quien agradeció "a los compañeros y al míster por la confianza" y dedicó su gol a su familia: "a mis abuelos que siempre están ahí y a mi novia que está por aquí", dijo.

Tras este debut, LaLiga y el Betis felicitaron al jugador y, sin un excesivo alarde imaginativo, destacaron: 'un Betis Hermoso', 'qué Hermoso es marcar tu primer gol' y, para rematar, 'qué bonito y Hermoso es ser del Betis'.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.