Kid Pambelé, el hombre que enseñó a ganar a los colombianos

Barranquilla (Colombia), 28 oct (EFE).- Cincuenta años después de haber conquistado el título mundial de la categoría welter junior de la Asociación Mundial de Boxeo (AMB), Antonio Cervantes Reyes 'Kid Pambelé', es reconocido en su país como la leyenda viva que "les enseñó a ganar a los colombianos".

Cuando el 28 de octubre de 1972 subió al cuadrilátero para enfrentar al panameño Alfonso 'Pepermint' Frazer, quien en su cuarta defensa del título era el amplio favorito.

'Kid Pambelé' ya había acumulado 9 derrotas en las 34 peleas que había disputado como profesional.

Esa noche en Ciudad de Panamá 'Kid Pambelé" comenzó a darles a los colombianos una larga temporada de triunfos que lo consagró como el más grande boxeador en la historia del país suramericano y uno los mejores de su categoría a nivel mundial.

Al momento de su retirada, el 29 de octubre de 1983, cuando fue derrotado por Danny Sánchez en Miami, 'Kid Pambelé' acumuló 80 combates, de los cuales ganó 67, 37 por nocáut, perdió 12 y empató uno.

DIFÍCIL CAMINO A LA GLORIA

Con un comienzo prometedor en Colombia, Pambelé ganó sus primeras 13 peleas como profesional, pero, un empate y cinco derrotas seguidas lo obligaron a buscar suerte en Venezuela, donde a pesar de ganar algunas, no pudo mantenerse invicto y tuvo otros 4 reveses antes de tener una oportunidad por título mundial ante el argentino Nicolino Loche.

En el Luna Park de Buenos Aires el 11 de diciembre de 1971 Pambelé sucumbió ante el austral, lo que supondría el fin de su carrera como pugilista, pero la habilidad de su manejador, el venezolano Ramiro Machado, permitió que tuviera una nueva oportunidad de ganar el campeonato mundial a expensas del istmeño 'Pepermint' Frazer, quien ya había sido el verdugo de Loche.

El Gimnasio Nuevo de Panamá fue el escenario en el cual, luego de 10 asaltos, Pambelé no solamente noqueó, sino que marcó la fecha en la cual los colombianos vieron a un compatriota iniciar una carrera de nueve años como monarca del peso welter junior.

Luego de alcanzar la corona de los 140 libras, Pambelé ganó 15 combates seguidos, entre los que se destacan los nocauts a Frazer, Loche, los japoneses Lion Furuyama, Kiyoshi Kazama y Shinichi Kadota y el puertorriqueño Esteban de Jesús.

El fin a esa racha la puso el joven boricua Wilfredo Benítez, quien en una decisión dividida se llevó la victoria y el campeonato, del cual fue despojado por la AMB por negarse a pelear la revancha con el colombiano. Al declararse el título vacante se abría una nueva posibilidad para Pambelé de recuperarlo.

Fueron cinco victorias seguidas antes de enfrentar en Maracaibo al argentino Carlos María Giménez para ganar por segunda vez la corona y llevar al hilo siete defensas, antes de volver a caer ante el norteamericano Aaron Pryor en Cincinnati el 2 de agosto de 1980.

En reconocimiento a los 50 años de haber dado el primer título mundial a Colombia, la ministra del Deporte María Isabel Urrutia condecoró a Pambelé en un evento realizado en el salón elíptico de la Cámara de Representantes.

Como todos los campeones de boxeo que ha tenido Colombia, Antonio Cervantes nació en un hogar muy humilde en la población de San Basilio de Palenque, famosa no solamente por ser la cuna de tres campeones mundiales de boxeo, sino porque hoy es Patrimonio Cultural e Inmaterial de la Humanidad por ser el primer pueblo libre de la América colonial.

Los hermanos Ricardo y Prudencio Cardona también vieron la luz en ese lugar ubicado muy cerca del canal del Dique, a donde huían los africanos esclavizados que se rehusaban a seguir con bajo las cadenas impuestas por la corona española.

(c) Agencia EFE