Julio César Chávez explicó que por una brujería comenzó a usar la cinta roja en la cabeza

  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
·1  min de lectura
En este artículo:
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.

A lo largo de la historia del boxeo son varios los peleadores que tienen alguna cábala o un ritual previo a subir al ring para que sea exitosa la noche. Uno de ellos fue Julio Cesar Chávez que explicó que por una posible brujería de la madre de Edwin Rosario comenzó a utilizar a la famosa cinta roja en su cabeza para ahuyentar cualquier tipo de espíritu.

El nacido en Obregón es uno de los peleadores que más veces ha llevado adelante grandes combate que lo inmortalizaron en la historia del deporte de los puños y así convertirse en ídolo para el pueblo mexicano. Una de las más recordadas fue el primer cruce con Meldrick Taylor, a quien terminó derrotando por la vía rápida en el último asalto.

 

LAS VEGAS, NV - marzo 1990:  Julio César Chávez y Meldrick Taylor en su pelea por el título de la WBC en la categoría de los superpluma, Chavez ganó de manera dramática en el último minuto del último round por TKO. (Photo by Focus on Sport/Getty Images)
LAS VEGAS, NV - marzo 1990: Julio César Chávez y Meldrick Taylor en su pelea por el título de la WBC en la categoría de los superpluma, Chavez ganó de manera dramática en el último minuto del último round por TKO. (Photo by Focus on Sport/Getty Images)

Por otro lado, pelea a pelea Julio César Chávez comenzó ser más invencible por lo que contó que la madre de Edwin Rosario le había hecho una especie de brujería previo al combate. “Yo le dije, ‘de qué me estás hablando por qué quieres que me ponga la cinta roja’, y me contestó que la mamá de Edwin Rosario tenía una foto mía en una cubeta con hielo para que subiera congelado”, contó el César a Yordi Rosado.

Y agregó: “Yo le contesté que estaba pendejo, que yo no creo en esas pendejadas, no voy a subir de ridículo con esa cinta”. A pesar de esto, el ídolo mexicano no terminaba de convencerse para comenzar a realizar el ritual que lo caracterizó a lo largo de su carrera ya que a partir de ese momento no dejó usarlo en cada enfrentamiento.

 

“Me insistió en que me la pusiera, ‘vas a ver que va a funcionar, esto ahuyenta los malos espíritus sino vas a subir engarrotado. Y estuvo chingue y chingue, hasta que me convenció y me puse la cinta roja. Yo no sé si gané por la cinta o porque fui mejor que Rosario, yo pienso que gané porque era mejor que él”, finalizó Julio César Chávez.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.