Julián Quiñones, la revelación de Atlas al que Tigres dejó ir por la puerta trasera

·4  min de lectura
Julián Quiñones espera disputar una final más con el conjunto de Atlas (Foto de: Refugio Ruiz/Getty Images)
Julián Quiñones espera disputar una final más con el conjunto de Atlas (Foto de: Refugio Ruiz/Getty Images)

Atlas y Julián Quiñones, de nueva cuenta están a la caza de una final más y quieren buscar el bicampeonato. El futbolista de 25 años fue uno de los máximos impulsores para que el cuadro atlista pudiera conseguir el objetivo que parecía casi imposible, o una maldición: ser campeón. El futbolista colombiano llegó con pocas expectativas después de un paso sin pena ni gloria por Tigres y rápidamente superó el nivel esperado.

Al día de hoy, Quiñones es uno de los hombres más determinantes del plantel rojinegro, y en un abrir y cerrar de ojos ayudó a que el cuadro de Atlas tenga pie y medio en una nueva final. En esta ocasión, él fue el encargado de dar uno de los tres zarpazos que recibió su antiguo club en la semifinal de ida del Clausura 2022. Irónico.

Quiñones fue uno de los refuerzos para que Atlas consiguiera el título del Apertura 2021 (Foto de: REUTERS/Fernando Carranza Garcia.)
Quiñones fue uno de los refuerzos para que Atlas consiguiera el título del Apertura 2021 (Foto de: REUTERS/Fernando Carranza Garcia.)

Su pasado felino

Quiñones salió por la puerta trasera del club regio debido a constantes lesiones que presentó a lo largo de su estadía. La última de ellas fue una afectación en el ligamento cruzado y requirió cirugía, por lo que tuvo que estar fuera de las canchas por 10 meses. Ante la poca paciencia, Tuca Ferretti y la directiva universitaria prefirieron darle salida por ese motivo. Además, era casi imposible que se pudiera ganar un lugar como titular en el cuadro de Ferretti, pues debía competir con André-Pierre Gignac, Nicolás López, Luis Quiñones, Javier Aquino o Carlos González. Todos ellos por delante de Julián en preferencia del estratega brasileño y que desde la llegada de Miguel Herrera no han conseguido trascender.

Por esa misma situación, Quiñones tuvo que rotar en distintas posiciones dentro del terreno —cosa que es impensable hoy en Atlas—; era difícil encontrarle acomodo; hasta en un par de ocasiones fue habilitado como lateral derecho por la ausencia de Luis “Chaka” Rodríguez. Pero era obvio que no tenía un papel protagonista en el equipo y su mejor nivel de juego no se podía presentar en zonas que le costaban mayor trabajo.

En cuatro torneos que estuvo con el cuadro de Nuevo León, Julián consiguió anotar apenas 12 goles, la misma cantidad que hasta el momento ha marcado con el conjunto tapatío en dos torneos. A pesar de eso, ganó cinco títulos con los felinos: dos de liga, dos Campeón de Campeones y un título de la Concacaf.

Con Tigres, Quiñones disputó el Mundial de Clubes del 2021 (Foto de: REUTERS/Ibraheem Al Omari)
Con Tigres, Quiñones disputó el Mundial de Clubes del 2021 (Foto de: REUTERS/Ibraheem Al Omari)

El juego de Julián

Quiñones tiene un talento nato para el juego, sin ir más allá, es un espíritu libre y que no está al cien por ciento concentrado a mantener un orden. Es un jugador que puede dar más respuestas espontáneas que reflexivas. El nivel que Julian encontró en Atlas lo llevó a utilizar su libertad para hacerle la vida imposible a sus rivales.

Todo eso le ayudó a encajar en un grupo como el que los rojinegros han conformado hasta ahora. El éxito conseguido por el cuadro jalisciense también se ha debido a la dupla que Quiñones ha conformado con Julio Cesar Furch. El juego es claro y directo de los dirigidos por Diego Cocca: el balón tiene que brincar hasta la humanidad de Furch para que baje el balón y que Julián llegue de atrás para hacer el trabajo sucio entre las líneas defensivas de los contrarios.

Y de ello fue testigo el propio Tigres. En la semifinal de ida del Clausura 2022, se repitió la historia: Quiñones recibía con soledad frente a los defensas, generó peligro en el área de los felinos, atrajo marcas para que Furch tuviera libertad y coronó el partido con un gol.

Atlas lidera la serie con un marcador de 3-0 y Tigres tiene la difícil tarea de remontar en su propia casa. En el Universitario, los felinos han dado sus mejores actuaciones en Liguilla, sin embargo, enfrente tienen al aún campeón del futbol mexicano y a Julián Quiñones que tendrá motivación extra por volver a la que una vez fue su casa.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR| EN VIDEO

Pleito en el Oxxo por un cubrebocas; hasta a las manos llegaron

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.