Julián Álvarez, el niño que soñaba tener una foto con Messi, y hoy es su mejor socio en Qatar 2022

DOHA, QATAR - DECEMBER 03: Julián Álvarez celebrates with Lionel Messi after scoring the teams second goal during the FIFA World Cup Qatar 2022 Round of 16 match between Argentina and Australia at Ahmad Bin Ali Stadium on December 3, 2022 in Doha, Qatar. (Photo by Sebastian Frej/MB Media/Getty Images)
Julián Álvarez y Lionel Messi celebran un gol ante Australia en Qatar 2022 | Foto: Sebastian Frej/MB Media/Getty Images

Julián Álvarez llegó a Qatar 2022 con la encomienda de ser el escudero de Lautaro Martínez. La delantera argentina tenía lugar para un solo punta y los goles del Toro le habían garantizado ese sitio de honor que algún día ocuparon Burruchaga y Batistuta. Era lo normal para Julián, delantero de 22 años, que siempre ha navegado contracorriente. En River Plate, su club de formación y al que llegó con quince años, empezó a ganarse un lugar desde abajo. Había muchos delanteros delante de él, pero la calidad de su juego provocó lo inevitable: que se convirtiera en pieza clave del equipo de Marcelo Gallardo.

Álvarez ha revolucionado el ataque de Argentina. Al Mundial de Qatar el equipo de Lionel Scaloni arribó con la certeza de que eran uno de los favoritos. El mazazo contra Arabia Saudita puso nerviosa a La Albiceleste, pero se recuperaron con sus triunfos ante México, Polonia y Australia. En esos dos últimos partidos Julián Álvarez anotó gol. Lo hizo a su estilo.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

El primero, con un riflazo que venció al portentoso Szczęsny. Contra Australia apareció como titular y en una jugada dejó patente su sacrificio: presionó al arquero para provocar la pérdida y enviar a guardar el balón. Y volvió a aparecer en las Semifinales contra Croacia para sellar un boleto a la Final gracias a dos goles portentosos en toda su expresión.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

El Araña se ha ganado el puesto y el entrenador ha atendido a la lógica del momento: quizá Martínez sea un mejor delantero, y más maduro, en términos globales, pero el momento le pertenece a Julián y eso debe de aprovecharse en un torneo tan corto. Álvarez está soñando despierto. La redes sociales, que ya son más viejas de lo que gustaría creer, han dejado pruebas de la admiración que Julián sentía por sus actuales compañeros desde que era un niño.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

En un video que ha circulado por la Red, a un pequeño Julián le preguntan cuál es su máximo sueño en el futbol y él no duda en responder que "jugar un Mundial". Lo mismo para cuando le cuestionan quién es su ídolo: "Messi", responde. Previo a la Copa América 2011, que se disputó en Argentina, Julián y sus hermanos, Agustín y Rafael, consiguieron una fotografía con Lionel Messi. En ese momento, el hoy delantero de la Selección tenía 11 años. De acuerdo con Olé, tuvo que viajar 123 kilómetros en el carro de su padre para llegar al hotel en Córdoba donde sorteó un filtro de seguridad, con ayuda de un conocido, para acceder a su ídolo. Julián tiene también una fotografía con Ángel Di María, otro de los referentes del actual equipo y ya histórico tras su gol en Maracaná contra Brasil.

Aunque enfrentó duras críticas durante su paso por River Plate, Álvarez se consolidó en el equipo millonario y consiguió una histórica venta por 21 millones de euros al Manchester City. En el equipo de Pep Guardiola el panorama no podía ser más complicado: tenía como principal competidor a Erling Haaland, el superdelantero de esta época que anota goles a todas horas. Pero el interés de los Citizens era tan grande que decidieron prescindir de su otro gran atacante, el brasileño Gabriel Jesús, que se marchó al Arsenal para abrirle paso a la joya argentina.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

En la primera vuelta de temporada, Álvarez sumó siete goles en 20 partidos. A su salida de River Plate, el delantero contabilizada 54 goles en 122 partidos. La movida fue inteligente. Álvarez ha correspondido a la confianza de Guardiola. No se pueden equiparar sus registros con los de Haaland, pero queda claro aporta juego y calidad cada vez que entra para aprovechar sus minutos. Del mismo modo en que lo ha hecho en la Selección Argentina desde su debut el año pasado. Álvarez es el delantero del futuro para La Albiceleste y su presente ya es reconfortante.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Messi ha encontrado en él a su socio de primera línea y eso quedó evidenciado con su doblete ante Croacia en las Semifinales de Qatar 2022. El primero fue un gol a lo Maradona: corriendo por todo el campo con un infatigable ansía por hacer gol. El segundo, qué mejor: después de una jugada magistral de su ídolo, que limpió a la defensa croata y lo dejó de cara al arco para sentenciar el 3-0 que tiene a Argentina en la final de Qatar 2022, a la espera de Francia o Marruecos. Ambos se sienten cómodos dentro del campo. Los abrazos que han compartido no pueden ser más simbólicos: algún día un niño viajó en el carro de su padre para ver si podía conseguir una foto con el ídolo. La tuvo. Once años después, el ídolo agradece la aparición de un intérprete digno de sus pases.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR | EN VIDEO

La impresionante revolución de los zapatos de fútbol: de clavos a chips de alta tecnología