Jugadores del LIV Golf Series demandaron al PGA Tour por no dejarlos participar de la FedEx Cup

·3  min de lectura
Bryson DeChambeau: uno de los involucrados en la demanda contra el PGA Tour
Bryson DeChambeau: uno de los involucrados en la demanda contra el PGA Tour - Créditos: @SEAN M. HAFFEY

Once jugadores de LIV Golf, incluidos Phil Mickelson y Bryson DeChambeau y los mexicanos Abraham Ancer y Carlos Ortiz, presentaron una demanda antimonopolio este miércoles contra el PGA Tour de Estados Unidos en la que reclaman poder competir en los playoffs de la FedEx Cup la próxima semana en Memphis.

La demanda, presentada en el Distrito Norte de California, desafía las suspensiones indefinidas impuestas por el comisionado de la PGA, Jay Monahan, a todos los jugadores que han jugado en los primeros tres eventos de la gira respaldada por Arabia Saudita.

La acción judicial es el primer enfrentamiento legal entre la serie rebelde y la PGA. Con los eventos de la LIV Golf Series ofreciendo bolsas récord de 25 millones de dólares, algunos de los nombres más importantes del golf se unieron al circuito a pesar de las críticas sobre los abusos contra los derechos humanos en Arabia Saudita.

El australiano Matt Jones y los estadounidenses Talor Gooch y Hudson Swafford quieren una orden de restricción temporal para poder competir en el primer evento de playoffs de la Copa FedEx del PGA Tour la próxima semana en Memphis. Los tres se habían clasificado para los playoffs en función de los puntos de la temporada antes de unirse a LIV Golf y fueron expulsados como resultado de jugar en esa serie.

Otros jugadores que presentaron la demanda incluyen, además de los mexicanos Ancer y Ortiz, al inglés Ian Poulter, y los estadounidenses Jason Kokrak, Pat Perez y Peter Uihlein. Un memorando del comisionado del PGA Tour, Jay Monahan, a los jugadores obtenido por The Golf Channel decía que la gira confiaba en su posición legal con respecto a las suspensiones. ”Nos hemos estado preparando para proteger a nuestra membresía e impugnar este último intento de interrumpir nuestra gira y debe tener confianza en los méritos legales de nuestra posición”, sugiere el memorando.

De su lado, en un comunicado a The Golf Channel, LIV Golf Series respaldó el movimiento de varias de sus estrellas. “Los jugadores tienen razón al presentar esta acción para desafiar las reglas anticompetitivas del PGA Tour y reivindicar sus derechos como contratistas independientes para jugar donde y cuando elijan”.

Los millonarios ofrecimientos del LIV Golf Series

Hace dos días se develó un misterio. Finalmente, se supo que Tiger Woods rechazó una oferta que, según Greg Norman, rondaba entre los 700 y 800 millones de dólares para participar en las LIV Golf Series. Así lo dijo el australiano durante su aparición el lunes por la noche en un programa de Fox News presentado por Tucker Carlson. De este manera, Norman confirmó lo que le dijo al Washington Post hace dos meses: en junio había asegurado que la oferta era “alucinantemente, enorme; estamos hablando de cifras altas de nueve dígitos”.

Woods había mostrado su rechazo más firme a LIV Golf desde finales del año pasado. Sus comentarios más fuertes llegaron hace poco, durante el Open Championship, cuando dijo que los jugadores que tomaron el dinero financiado por Arabia Saudita habían “dado la espalda” al PGA Tour, el circuito que los hizo famosos. Pero el Gran Tiburón Blanco no dio muchos más detalles. No está claro, por ejemplo, cuándo se hizo una oferta a Tiger o cuál era la duración del contrato. “Esa cifra estaba puesta sobre la mesa antes de que me convirtiera en director general”, señaló en la entrevista con Fox News, que tuvo lugar el domingo en el Trump National de Bedminster, Nueva Jersey, donde se celebró el tercer LIV Golf Invitational.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.