Las jugadoras del Barcelona recogieron sus propias medallas

CIUDAD DE MÉXICO, enero 22 (EL UNIVERSAL).- Esta mañana el equipo femenil del FC Barcelona se proclamó campeón de la Supercopa tras derrotar a la Real Sociedad por 3-0 gracias a un doblete de Aitana Bonmatí y un gol de Asisat Oshoala. Sin embargo, se vivió un hecho lamentable en el cual las propias jugadoras del conjunto culé tuvieron que recoger las medallas de campeonas en el campo de juego.

Si bien levantaron la Copa en uno de los palcos del Estadio Romano José Fouto, se viralizó la imagen de las futbolistas pasando una por una para recoger de una maleta las medallas por el título obtenido.

Dicha escena encendió la polémica en redes sociales y no tardaron en aparecer las críticas a la Federación Española de Futbol por la falta de profesionalismo en un momento tan importante como la entrega de medallas a un equipo que acaba de ser campeón, a lo que la RFEF contestó con un comunicado.

"De acuerdo con los protocolos de premiación de la RFEF, y teniendo en cuenta tanto el elevado número de representación institucional, así como las infraestructuras para el acceso al palco desde el césped del estadio, el departamento de Protocolo decidió activar la ceremonia de entrega en el palco de la misma manera que se lleva cabo en la Copa del Rey: entrega de la Copa a la capitana del equipo campeón y entrega de medallas al equipo vencedor en césped/vestuario. Se trata de la misma ceremonia de premiación que se llevó a cabo en la última edición de la Supercopa Femenina en 2022" reza el comunicado.

A pesar de contar con ejemplos como la Copa del Rey masculina conquistada por el Real Betis la edición pasada, en la cual las medallas fueron entregadas en el vestidor, los aficionados al futbol femenil español recordaron la premiación de la Copa de la Reina 2022 donde sí hubo entrega de medallas al Barcelona. Desde luego, el enfado y reclamo principal gira en torno a la diferencia en el trato entre el futbol femenil y varonil dentro del país ibérico.