Un jugador metió un gol y un rival le pegó en la nuca y lo dejó inconsciente: está grave

A Daniel Garro lo agredieron después de convertir un gol, se encuentra en terapia intensiva
A Daniel Garro, jugador de la liga regional de San Luis, lo agredió un rival después de convertir un gol; se encuentra en terapia intensiva - Créditos: @Facebook: Club E.F.I jrs San Luis

Se disputaba el sábado por la noche un partido más de la liga de fútbol amateur de San Luis cuando un jugador de EFI Juniors, el equipo visitante, fue golpeado por un rival de Atlético Concarán a la altura de la nuca tras convertir un gol. Fue tal la brutalidad de la agresión, que el futbolista Daniel Garro, de 32 años, debió ser atendido de urgencia por un traumatismo de cráneo y permanece internado en grave estado.

“Le dio un codazo y una piña”, contó a LA NACION Laura Sánchez, la presidenta de la entidad donde juega la víctima. Garro acababa de hacer el segundo gol del equipo en el minuto cinco del segundo tiempo. Con ese tanto, EFI Juniors pasaba a ganar el partido. “Ni siquiera estoy segura si se dio cuenta de que metió el gol porque la agresión fue inmediatamente después de patear. Él ya no tenía la pelota”, indicó la directiva.

Según agregó Sánchez, el árbitro del partido no le sacó ninguna tarjeta al jugador agresor y el encuentro prosiguió como si nada. “Fue una carnicería todo el partido. Tengo un montón de jugadores lesionados”, dijo la mujer que además es vicepresidenta de la liga provincial.

El golpe dejó inconsciente al “Negro” Garro, como lo llaman sus allegados. Si bien en primera instancia el jugador fue trasladado a un hospital local de la ciudad de Merlo, debido a la gravedad del cuadro el deportista tuvo que ser derivado luego al Hospital Ramón Carrillo, en la capital de San Luis, donde permanece internado en delicado estado de salud en la Unidad de Terapia Intensiva.

“Estamos esperando un nuevo parte, pero por lo menos le sacaron el respirador artificial. Aunque está consciente, no coordina bien porque tiene una inflamación en el cerebro”, contó Sánchez. La directiva denunció que el árbitro que estaba a cargo del encuentro no controló como debía que hubiera en el lugar, antes de que iniciara el partido, un médico matriculado como lo requiere la Asociación del Fútbol Argentino (AFA).

El hecho generó una gran preocupación en el fútbol de San Luis y desde la institución tricolor pidieron cadena de oración para la pronta recuperación del jugador, que es padre de seis niños. Hace pocos meses que Garro llegó al EFI Juniors y era uno de los refuerzos más importantes para disputar el Torneo Amateur Regional, dado su trayectoria deportiva.

Garro logró el ascenso al Nacional B con Sportivo Estudiantes de San Luis y también jugó en Sarmiento de Junín, donde hizo su debut en primera división. También jugó en Gimnasia y Esgrima de Mendoza, Estudiantes de Río IV y Deportivo Maipú.

Tanto el club EFI Juniors como la familia del jugador agredido se disponían a iniciar acciones legales para intentar determinar responsabilidades, contó Sánchez. “Estamos viviendo un fútbol antideportivo”, se lamentó la dirigente.