El jugador islandés Emil Pálsson sufrió un paro cardíaco en pleno partido y recordó el dramático caso Eriksen

  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
·3  min de lectura
En este artículo:
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
Momentos de nerviosismo durante la atención al islandés Pálsson
Momentos de nerviosismo durante la atención al islandés Pálsson

Las imágenes se asociaron inmediatamente con la última Eurocopa, y sobre todo con el shock que produjo el caso del danés Chistian Eriksen, que se desplomó en el campo de juego y no pudo volver a ser futbolista activo. Ahora, hubo un episodio parecido en la segunda división de Noruega: el islandés Emil Pálsson, del Sogndal, se desmayó en pleno match mientras su equipo enfrentaba a Stjordals-Blink.

El incidente se produjo a los 12 minutos, cuando se imponía Sogndal por 1 a 0. Al momento que cayó, el mediocampista recibió inmediata atención médica y recuperó la conciencia, pero la tensión y la preocupación dominaron el ambiente entre todos los actores del espectáculo: los jugadores, los árbitros y los que ocupaba el banco de suplentes y el público. Lógicamente, el encuentro fue suspendido mientras intentaban reanimar al jugador de 28 años, que sufrió un paro cardíaco. “Pálsson Fue reanimado con éxito y después llevado en avión al hospital de Haukeland para exámenes y un tratamiento más pausado”, informó luego el club.

Después llegó el parte médico de Pálsson: “Emil está despierto y está bien dadas las circunstancias. Será examinado y tratado más a fondo en el Hospital de la Universidad de Haukeland en los próximos días”. La evolución del cuadro médico del futbolista es favorable, lo que llevó tranquilidad a sus allegados y familiares como así también a los hinchas del club.

Emil Pálsson, ahora en plena recuperación
Emil Pálsson, ahora en plena recuperación


Emil Pálsson, ahora en plena recuperación

El caso Eriksen

En junio pasado, el danés Christian Eriksen sufrió un paro cardiorrespiratorio, cuando cayó desplomado durante el partido de la Eurocopa entre Dinamarca y Finlandia. En la rueda de prensa posterior al incidente, el médico de la selección danesa, Morten Boesen, dio detalles del estado de salud del mediocampista del Inter y reconoció que estuvo muerto” antes de ser reanimado por el propio doctor. “Lo recuperamos con la primera descarga del desfibrilador. Fue algo breve y crucial”, señaló.

Se supo luego que el futbolista de 29 años quizás no hubiera sobrevivido si el partido no hubiera correspondido a una competición de envergadura, con un equipo médico de primera a disposición. “Eso fue totalmente decisivo”, dijo Boesen. “Desde el momento en que sucede (el desvanecimiento) hasta que recibe ayuda es algo crítico”.

Corría el minuto 43 en el estadio de Copenhague cuando, con 0-0 en el marcador, el equipo local tenía un saque de banda. El lateral quiso buscar a Eriksen con el lanzamiento pero justo cuando la pelota llegaba hasta él, el jugador del Inter se cayó sin motivo aparente ya que no tenía a ningún rival cerca.

En cuanto el centrocampista se derrumbó, sus compañeros corrieron a socorrerlo. El capitán Kjaer fue de los primeros en llegar hasta la posición y se le vio introducir los dedos en la boca para evitar que Eriksen se ahogase con su propia lengua. El portero Kasper Schemeichel llegó y pidió que dejasen trabajar a los médicos.

Mientras los doctores atendían al futbolistas, en el césped se sucedieron las imágenes de nerviosismo. Al jugador de Barcelona Martin Braithwaite se le vio rezar. Wind tenía la mirada agachada y no quería mirar. Delaney, uno de los más afectados, pidió al resto de integrantes de la selección que formasen una pantalla enfrente de donde yacía Eriksen, que si bien se recuperó, hasta el día de hoy no pudo volver a jugar oficialmente.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.