Así jugó España

·4  min de lectura

Milán, 6 oct (EFE).-

- Unai Simón (8): firme todo el partido nada pudo hacer en la acción del gol de Italia. Indiscutible para Luis Enrique, dejó dos buenas paradas claves en el transcurso del partido. Al inicio una estirada al disparo de Barella y rozando el balón al disparo de Bernardeschi que repelió la madera. Estuvo algo impreciso con el balón en inicio de jugada.

- César Azpilicueta (6): dueño del lateral derecho de la selección, extendió su firmeza sin sufrir en labores defensivas y apareciendo en ataque en el segundo acto. No sufrió en el marcaje a Insigne pero una pérdida peligrosa en el primer acto le frenó a la hora de doblegarse en fase ofensiva.

- Aymeric Laporte (6): desde que logró la nacionalización española lo ha jugado todo y Luis Enrique le ha entregado el mando en el centro de la defensa. En San Siro estuvo firme, cómodo ante Bernardeschi y sin apuros.

- Pau Torres (6): firmó su regreso a la selección tras el descanso recibido por su participación en los Juegos Olímpicos y con él volvió la pareja de centrales zurdos. Mantuvo la línea de firmeza de toda la defensa, fuerte en el juego aéreo y sin poder hacer nada en la acción del gol por el mal balance defensivo del equipo en un saque de esquina a favor.

- Marcos Alonso (9): tres años y medio después regresó a la selección a lo grande. Firmó un auténtico partidazo haciendo todo bien. Solo le faltó el gol y no marcó por una gran intervención de Donnarumma. Exhibió calidad en sus incorporaciones ofensivas, visión en sus pases al espacio, firmeza en defensa. Salvó mostrando velocidad un contragolpe italiano cuando el partido estaba ajustado. Añade su nombre al lateral izquierda que parecía territorio de Jordi Alba y José Luis Gayá.

- Sergio Busquets (8): el capitán ya está a un partido de dar caza a Andrés Iniesta y convertirse en el cuarto jugador con más internacionalidades de España. Demostró su liderazgo adueñándose del centro del campo al inicio de partido, mostrando calidad en el reparto de juego. Un par de errores le pudieron costar caros pero no le descentraron. Provocó en un salto la expulsión de Bonucci.

- Koke (6): realizó una labor oscura en el centro del campo pero clave para Luis Enrique y el equilibrio de la selección. Se desgastó recorriendo muchos metros sin balón y apareció poco con la posesión, sin complicarse con balón y dando sentido al juego.

- Gavi (9): dio la razón a la apuesta de Luis Enrique, que le convirtió en el jugador más joven que debuta con la absoluta en la historia de la selección con 17 años y 62 días. Se sacrificó en labores defensivas, sin amilanarse ante nadie, clave en robos de balón y sacando de quicio a los rivales. Cuando ganó confianza apareció rompiendo líneas en ataque y generando peligro. Sobrado de personalidad, sin nervios el día de su debut y alejado del revuelo de su convocatoria, dejó una lección.

- Mikel Oyarzabal (8): el acierto que le faltó en el remate, con tres claras para marcar, dos de zurda y con un cabezazo que mandó al lateral de la red, lo tuvo poniendo dos balones medidos a la llegada de Ferran Torres para los goles que dieron el triunfo. Tuvo mucha movilidad en ataque pero fue por banda izquierda donde brilló.

- Ferran Torres (9): sin un 9 puro en la convocatoria asumió la responsabilidad del gol, se impuso a los centrales italianos y extendió su idilio para alcanzar 12 goles en 21 internacionalidades. Brillante en el remate de primeras, con el pie y la cabeza, perdonó una clara acción de contragolpe en superioridad por conducir en exceso el balón. Fue un tormento para la zaga rival y tuvo que ser sustituido nada más iniciarse el segundo tiempo por un fuerte golpe.

- Sarabia (7): se sacó la espina que tenía clavada por perderse el duelo ante Italia en las semifinales de la Eurocopa con la titularidad en San Siro. Generó la primera acción de peligro, el aviso de lo que vendría, con un gran pase a Oyarzabal. Dejó mucha movilidad y criterio en los últimos metros.

CAMBIOS:

- Yeremy Pino (8): a sus 18 años debutó con la absoluta mostrando su esencia. Un puñal por banda derecha, con descaro para encarar desde el primer balón que tocó y generar desequilibrio. Dejó buenos centros para poder impulsar un triunfo mayor pero fue castigado con dureza por los rivales. Un error suyo apretó el partido en su recta final. Era el encargado de cerrar en un saque de esquina a favor pero golpeó blando el esférico de cabeza y regaló el contragolpe letal.

- Bryan Gil (6): entro para disputar los últimos quince minutos y mostrar su habitual verticalidad. Apareció en banda izquierda pidiendo el balón cuando hubo que dormirlo en los últimos compases.

- Mikel Merino (6): dio un respiro a Koke cuando se le acabaron las fuerzas y aumentó el músculo en el centro del campo en momentos importantes del partido.

- Sergi Roberto (-): fue el último cambio de Luis Enrique y apenas apareció en los seis minutos que estuvo sobre el césped de San Siro.

Roberto Morales

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.