Un juez hizo lugar a un amparo de los jefes de la barra brava de Boca y los autorizó a ir a la cancha

·3  min de lectura
Mauro Martín y Rafael Di Zeo no podrán estar en las tribunas al menos por cuartro años
A Mauro Martín y Rafael Di Zeo se les había prohibido estar en las tribunas por cuatro años

En la previa del superclásico, el juez en lo contencioso administrativo Edgardo Walter Lara Correa hizo lugar a una acción de amparo presentada por los abogados de Rafael Di Zeo y Mauro Martín, los jefes de la barra brava de Boca, y los habilitó a ingresar a la Bombonera.

Así lo informaron a LA NACION fuentes oficiales, que dijeron que el Ministerio de Seguridad de la Nación apeló la medida.

Investigan un auto que Fernando Sabag Montiel abandonó, según su mecánico, porque no le puso más plata: “Él se fundió”

A Di Zeo y Martín se les aplicó el derecho de admisión a los estadios deportivos, una restricción que les impedía ir a la cancha hasta abril de 2023. La misma prohibición se les impuso a otros 126 miembros de la barra. Fue una medida dispuesta por el Ministerio de Seguridad cuando estuvo a cargo de Patricia Bullrich . “A prima facie se advertiría la ilegitimidad del acto administrativo, ya que la restricción de acceso a un espectáculo deportivo debería ser efectuado por conducto de una “ley”, y la ley otorga esta competencia al juez penal y, no al Órgano Ejecutivo, según el análisis cautelar del régimen legal.”, argumentaron fuentes judiciales.

La medida de Lara Correa, a la que accedió LA NACION, deja constancia de que el Ministerio de Seguridad aportó “datos incompletos” al momento de la apelación y, además, resalta que el Club Boca Juniors puede hacer uso del derecho de admisión, en caso de no querer que ingresen Di Zeo y Martín. También determinó que el juez penal puede dictar otras cautelares. “Es el juez penal el que tiene la facultad de imponer en ocasión de dictar el auto de procesamiento (en forma cautelar) o al dictarse la sentencia definitiva (como adicional de la condena) la abstención de concurrir a todo espectáculo deportivo”, argumenta la sentencia del juez, que tiene solo facultad para determinar sobre la validez de un acto administrativo.

Di Zeo es hoy, tal vez, el barra brava más poderoso del país. Coordina una tropa de 800 personas y administra una caja de dinero negro que se alimenta de aportes de la política, de empresarios y de la multifacética red de financiamiento que caracteriza a las barras argentinas: reventa de entradas y control de los accesos a los estadios, comercialización de indumentaria oficial, paquetes turísticos y la explotación de los estacionamientos en los alrededores de la cancha.

Rafael Di Zeo
Rafael Di Zeo

Di Zeo es el líder de La 12, como se conoce a la hinchada de Boca, desde 1996. Perdió el gobierno de la tribuna únicamente cuando cayó en prisión, entre 2007 y 2012, por una golpiza a hinchas de Chacarita y por haber sido acusado de encabezar una asociación ilícita, de lo que resultó absuelto. Cuando volvió, se alió a Martín, que antes fue su enemigo y con el que se disputó a la fuerza el control de la barra.

El 3 de abril de 2019, la Dirección Nacional de Seguridad en Espectáculos Futbolísticos publicó en el Boletín Oficial la restricción de concurrencia administrativa para los 128 hinchas, entre los que están Di Zeo y Martín. La medida se basó en que todos los implicados estaban incluidos en el listado de derecho de admisión elevado por Boca, pero además, en que tenían causas judiciales pendientes o en etapa de juicio. Esa orden se dictó un mes antes de que se venciera la restricción de ingreso dictada contra Di Zeo, Martín y otros diez barras que se había dispuesto en abril de 2017, la primera en su tipo en el país.