Juegos Olímpicos de Invierno Pekín 2022: quiénes son los argentinos que competirán y qué posibilidades tienen

·5  min de lectura
Veronica Ravenna competirá en luge; es la única de los argentinos que tiene experiencia olímpica, pues participó en Pyeongchang 2018.
Instagram @sportspanish

En pleno verano argentino, este 4 de febrero se pondrán en marcha los Juegos Olímpicos de Invierno. Pekín albergará las 109 competencias de 15 disciplinas y alojará a los cerca de 3000 atletas. Entre ellos están los seis representantes argentinos, que competirán en cuatro deportes: Francesca Baruzzi y Tomás Birkner lo harán esquí alpino, Franco Dal Farra y Nahiara Díaz actuarán en esquí de fondo (cross country), Verónica Ravenna será protagonista en luge y Victoria Rodríguez López se presentará patinaje de velocidad sobre hielo (speed skating).

Ravenna es la única representante que tiene una participación olímpica, la de Pyeongchang 2018. Baruzzi, por su parte, estuvo junto a Ravenna en los Juegos de la Juventud Lillehammer 2016.

Los Juegos Olímpicos Pekín 2022 tendrán lugar hasta el 20 de febrero, y los Paralímpicos, del 4 al 13 de marzo. La pequeña delegación albiceleste tendrá como jefe de misión a Martín Begino, vicepresidente primero de la Federación Argentina de Ski y Andinismo, que en 2018 viajó como attaché olímpico. “El objetivo es mejorar en cada realización. Creo que Argentina hizo un cambio importante en los últimos años: clasificar atletas en distintas disciplinas. “Históricamente siempre tuvimos buena presencia de atletas en esquí alpino, y en cross country siempre uno o dos cupos había. Es importante que haya clasificaciones en nuevas disciplinas. Este año tenemos una clasificada en luge y se confirmó la clasificación de Victoria Rodríguez en patinaje de velocidad. Lamentablemente no nos clasificamos en snowboard; en eso fuimos un poquito atrás, dado que en 2018 estuvimos”, señala Begino de 58 años.

En luge, la competencia femenina se desarrollará el 7 y el 8 de febrero (clasificación y finales); falta saber en qué manga saldrá Ravenna para conocer su día y su horario. En tanto, Rodríguez debutará el sábado 5, en las rueda inicial de los 500 metros velocidad. De acceder a las siguientes etapas, actuará el lunes 7.

En el esquí alpino la competencia será del 6 al 19 de febrero. Las pruebas comenzarán con el descenso y a lo largo de los días se sucederán eslalon, eslalon gigante, eslalon supergigante, combinada alpina y esquí alpino paralelo por equipos. En tanto, el cross country se iniciará el día 5 y se extenderá hasta el 20, con esquiatlón de 7,5 y 15 kilómetros, sprint libre, y 10, 15, 30 y 50 kilómetros en estilo libre.

La de seis integrantes será la delegación argentina más chica desde Nagano 1998, cuando viajaron apenas dos competidores. Tras esos Juegos el crecimiento fue exponencial: hubo 11 argentinos presentes en Salt Lake City 2002. Luego llegó un paulatino descenso: nueve en Torino 2006 y siete en Vancouver 2010, Sochi 2014 y Pyeongchang 2018. Como punto de comparación aparece el equipo de Brasil, que desde Sochi es el más grande de Latinoamérica, con 11 miembros.

“No crece la delegación porque hay que considerar que los criterios de clasificación, sobre todo en esquí alpino, cambiaron mucho, y la hacen aun más difícil alcanzar que en otros años. La Argentina estuvo en Juegos en los años ochentas y noventas y hubo seis o siete atletas. No empeoramos, sino que se endurecieron los criterios. Vemos más chicas las delegaciones y no se ve ese crecimiento”, explica Begino, que se encontrará en Milán con los deportistas argentinos antes de viajar a China.

–¿Cuál sería un buen resultado individual?

–Estar entre los 20 primeros en esquí alpino sería extraordinario. En esquí de fondo estar entre los 30 sería un gran resultado. Por el lado del luge, con Verónica Ravenna y su experiencia de haber terminar 24ª, que superara ese resultado y estuviera entre las 20 o 15 mejores sería muy, muy bueno. No me animo a dar un resultado respecto a Rodríguez, ya que es la primera vez que hay una representante en esa disciplina. Creo que ya el hecho de haberse clasificado es muy bueno y mejorar respecto a Juegos anteriores ya es positivo.

–¿Hay recursos o infraestructura en el país para el desarrollo de deportes de invierno?

–Tenemos tres grupos de deportes de invierno. Están las disciplinas en las que tenemos clasificados e infraestructura, como el esquí alpino, el cross country y el snowboard. Hay deportes en los que tenemos clasificados pero la infraestructura es poca o nula, como el patinaje sobre hielo y el luge. Ravenna, Rodríguez López y otros que no se clasificaron por muy poco viven en el exterior y su desarrollo está allí; su infraestructura está en el extranjero. Y el tercer grupo es de deportes practicados muy incipientemente, como el hockey sobre hielo, que no tiene desarrollo todavía como para alcanzar los Juegos y cuya infraestructura es muy precaria.

–¿Por qué es el esquí alpino es el deporte de invierno de mayor desarrollo en el país?

–Por una cuestión tradicional. Hay varios clubes y centros de esquí abocados a esa disciplina. Si bien no tenemos una base de la pirámide enorme, como sí la tienen países europeos, Estados Unidos y Canadá, tenemos un trabajo hecho en el deporte por la federación que lleva muchos años y es muy bueno. La cantidad de chicos que lo practican va y viene por un tema más que nada económico: hoy, estar un mes afuera entrenándose o compitiendo es muy costoso y eso disuade un poco a los padres. Cuando no se vive en un país del hemisferio norte, uno debe viajar mucho para competir. Y si bien se tiene el apoyo de la Secretaría de Deportes y el Enard, éste va y viene. La economía argentina no está en su mejor momento, así que los apoyos son más recortados. Pero existen.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.