El juego de Caleb Martin crece con el Heat. ¿Llena los zapatos de P.J. Tucker? Aquí una comparación

David Santiago/dsantiago@miamiherald.com

P.J. Tucker fue el ejemplo por excelencia de un jugador cuyas contribuciones en la cancha no podían medirse por completo en una hoja de anotación.

Caleb Martin tampoco puede ser juzgado simplemente por los números debido a su actividad defensiva y el componente de hacer el trabajo sucio del juego.

Martin es esencial en una alineación titular que incluye a tres atletas que han estado en el Juego de las Estrellas (Jimmy Butler, Bam Adebayo y Kyle Lowry) y uno que ha coqueteado con su participación.

Pero algo está claro cuando se ha jugado más de un cuarto de la temporada: reemplazar a Tucker, quien se marchó a Filadelfia, con Martin no ha sido un problema para Miami que llega al partido del lunes en Memphis todavía por debajo de .500 (11-12), pero con el impulso de una gran victoria ante los Celtics en Boston.

El Heat sería mejor con ambos jugadores, pero el equipo no quería darle a Tucker un contrato de tres años que superara los $30 millones que lo habría dejado sin ninguna flexibilidad para operar con el presupuesto.

Y Martin ha validado su ascenso en el quinteto inicial. Desde un punto de vista estadístico tiene la ventaja, aunque el impacto de Tucker nunca fueron los números.

En 22 partidos (todos como titular), Martin promedia 11,2 puntos, 5,0 rebotes, 2,0 asistencias y 1,2 robos con un 48,3 por ciento de efectividad en los tiros de campo y 40,5 en los triples, en 32,1 minutos por juego.

La pasada campaña, Tucker promedió 7,6 puntos, 5,5 rebotes, 2,1 asistencias y 0,8 robos, mientras disparaba para un 48,4 por ciento en los tiros de campo y un 41,5 en los tiros de tres puntos (30 de 74), en 27,9 minutos por encuentro.

En la actual temporada los números de Tucker han bajado en Filadelfia a 3,5 puntos, 4,3 rebotes y 1,0 asistencias por juego. Su tiro de tres puntos sigue siendo fuerte con 40.5, aunque sus 15 triples son la mitad del total de Martin.

Estadísticamente, Martin le ha dado al Heat más que Tucker.

En defensa, Tucker tenía ventaja sobre Martin debido a su habilidad única para marcar a los hombres grandes.

Martin, quien al igual que Tucker mide 6 pies y 5 pulgadas, ha sido un buen defensor, pero pocos jugadores de ese tamaño pueden defender tan bien ante los hombres de gran tamaño como lo hace Tucker.

Los jugadores que defiende Martin disparan para un 48,6 por ciento de efectividad y esos mismos atletas tiran para un 46,4 por ciento en general.

Eso es peor que el 43.5 por ciento de tiros que permitió Tucker la campaña contra el hombre que defendió.

Con Filadelfia este año, Tucker se ha mantenido por encima de la curva en esa métrica defensiva y tolera un 45,3 por ciento.

La temporada pasada, Tucker limitó a la estrella de los Bucks de Milwaukee, Giannis Antetokounmpo (6’11), a tres canastas en 12 intentos y a Nik Vucevic, de Chicago (6’10) a 3 en 14.

Durante los playoffs, el centro de Filadelfia (7’0) Joel Embiid encestó una canasta en cinco intentos cuando Tucker lo marcó.

Esta contienda Martin ha tenido un éxito mixto contra jugadores mucho más altos. Kristaps Porzingis, de Washington, anotó 5 de 11 y Karl Anthony Towns, de Minnesota, 3 de 5.

Martin ha defendido a los delanteros de poder más que a los centros y el Heat ha jugado más la defensa de zona y no ha cambiado tanto a Bam Adebayo para defender a los hombres grandes en las últimas semanas, particularmente cuando Butler se perdió siete juegos por una lesión en la rodilla.

Martin ha estudiado videos de como otros delanteros de poder de bajo tamaño han defendido contra hombres grandes.

“Tipos como Draymond Green. He observado bien la forma en que defiende”, expresó Martin.

“Es pequeño pero lo hace bien. Es muy factible. Hay muchas cosas técnicas que puedes hacer para defender bien y evitar que te anoten’’.

Entre los jugadores de perímetro de élite, Martin ha hecho un buen trabajo al limitar a Damian Lillard a una canasta en seis tiros y a Donovan Mitchell (1 en 5).

Ofensivamente, ha crecido y lleva tres juegos consecutivos de 20 o más puntos antes de anotar 10 unidades en cada uno de los dos juegos en Boston la semana pasada.

“Creo que en general estoy empezando a descubrir el papel del delantero de poder en conseguir más tiros”, comentó Martin.

“Ahora estoy creando más para otros muchachos y encontrando ventanas abiertas para obtener pases y ser un medio para ciertos muchachos”.

Martin estudió de cerca a Tucker la temporada pasada y ha tratado de incorporar aspectos de su juego, particularmente en la ofensiva.

“Hablé mucho con él el año pasado sobre el tiempo para tirar y los espacios en la cancha”, aseguró.

“Tomé mucho de eso y lo estoy aplicando’’.

Martin está en camino de hacer 112 tiros más allá de la perímetro esta campaña. Tucker realizó 80 la temporada pasada.

Sus compañeros de equipo lo han animado a disparar aún más triples.

“Es un gran tirador”, señaló el entrenador de Miami Erik Spoelstra.

▪ Luego de concluir la gira de cuatro partidos el lunes en Memphis, el Heat regresa a casa para jugar contra Detroit el martes (7:30 p. m., Bally Sports Sun).