Juan Román Riquelme festejó la Copa Argentina pero no confirmó a Sebastián Battaglia como DT en 2022

  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
·3  min de lectura
En este artículo:
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
Como sucedió tras otras consagraciones xeneizes, Román Riquelme habló después de la final por la Copa Argentina, ganada contra Talleres en Santiago del Estero.
Captura de TV

A Juan Román Riquelme se lo vio festejar en las tribunas del estadio Madre de Ciudades, al grito de “Boca ya salió campeón...”, la Copa Argentina y la clasificación de Boca para la etapa de grupos de la Copa Libertadores 2022. El logro descomprime el final de un año caliente, cuyo segundo semestre, según el ex jugador, se le hizo largo al club. Consumado el triunfo, el vicepresidente segundo habló del futuro de Sebastián Battaglia en el cargo de entrenador. “No tengo obligación de contestar eso. Tenemos que hacer un repaso de todo el año. Quedan el último partido y el amistoso con Barcelona, que es muy importante. Luego nos sentaremos con la gente que trabaja en el club, con el DT”, comentó Riquelme ante TyC Sports en el césped del escenario santiagueño, sin confirmar ni desechar si seguirá el director técnico que acababa de ser campeón.

Y, a tono con su clásico manejo del temario en las entrevistas, cambió de enfoque. “La verdad es que el club está hecho una maravilla. Creo que a veces se pasan un poco de la raya”, aludió a las críticas mediáticas”, y aprovechó para destacar a los suyos, tras destacar las conquistas que obtuvieron algunas divisiones juveniles. “No soy el dueño del club. A pesar de que me lo golpeen demasiado, el Consejo de Fútbol hace un trabajo de maravillas. Dijeron que era un rejunte de amigos. Respetamos la opinión, pero me parece que se pasan de la raya. Ganamos la clasificación general, en varias categorías; el femenino también...”, exaltó el ex número 10. “Ojalá sigan agarrándosela conmigo, así los demás están tranquilos. El hincha sabe que amamos a este club y lo cuidaremos como nadie”, agregó.

Eduardo Salvio, Carlos Izquierdoz y compañía, exultantes por la nueva coronación de Boca.
Captura de TV


Eduardo Salvio, Carlos Izquierdoz y compañía, exultantes por la nueva coronación de Boca. (Captura de TV /)

Luego retrocedió en el tiempo y recordó el momento en el que decidió postularse en la lista que integró junto a Jorge Amor Ameal a fines de 2019. “Nos tocó jugar en Madrid”, introdujo el tema, aludiendo al 1-3 vs. River en la final por la Copa Libertadores. Y detalló: “Ese día mi hijo se dio vuelta y me dijo «papá, ¿por qué no volvés a este club?». Y ahí se terminó la tranquilidad: había que volver”. Entonces se envalentonó políticamente. “Intentan cambiar el ánimo y la opinión del hincha. Pero nosotros estamos tranquilos. Sabemos lo que conseguimos y que van a bajarlo. Sabemos que el hincha va a estar contento y que dentro de dos años va a apoyarnos en las elecciones”, avizoró.

Sebastián Battaglia no tiene claro si continuará siendo el director técnico de Boca; él quiere serlo, pero Román Riquelme no lo confirma.
Fotobaires


Sebastián Battaglia no tiene claro si continuará siendo el director técnico de Boca; él quiere serlo, pero Román Riquelme no lo confirma. (Fotobaires /)

El acceso a la Copa Libertadores fue un tema casi excluyente durante el semestre en Boca y Riquelme hizo un breve análisis sobre lo que pasó con Boca este año: “Brasil económicamente está muy fuerte, pero tenemos que ir a las cosas con calma. Cuando nos tocó Mineiro, era el cuco de la Copa. Ganamos los dos partidos, y después Mineiro los c... a goles a todos. A los mejores les metió de a cuatro. Quiere decir que competimos bien”. Así volvió a expresar su enojo por lo que entiende como un despojo contra Boca por los dos goles anulados en la serie contra el futuro campeón, que eliminó al cuadro argentino por penales tras la anulación de un tanto boquense en La Bombonera y otro en el Belo Horizonte.

El futuro de Edwin Cardona en Boca es una de las decisiones que Riquelme deberá tomar luego de un amistoso con Barcelona en Arabia Saudita.
Hernan Cortez


El futuro de Edwin Cardona en Boca es una de las decisiones que Riquelme deberá tomar luego de un amistoso con Barcelona en Arabia Saudita. (Hernan Cortez/)

Y Riquelme finalizó hablando sobre el desenlace de la Copa Argentina: “Fue una típica final. Sabemos que los penales son cuestión de suerte. Tenemos un arquero que ataja bien, los muchachos patean bien... pero es suerte. En Brasil quedamos afuera por penales. A veces se da, a veces no. Pero los muchachos merecían esta alegría”, destacó quien participó en varias definiciones de 11 metros exitosas para el club xeneize a principios de siglo.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.