Juan Pablo Sorin: “La sociedad ha dado evoluciones que el fútbol masculino no acompaña”

  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
·17  min de lectura
En este artículo:
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
“Ante tantas voces que se alzan últimamente, no puedo dejar de pensar en todas las que antes se han tenido que callar”, reflexiona Sorin frente a temas como inclusión, violencia de genero y discriminación
“Ante tantas voces que se alzan últimamente, no puedo dejar de pensar en todas las que antes se han tenido que callar”, reflexiona Sorin frente a temas como inclusión, violencia de genero y discriminación

Con el mate y en pijamas, así se lanzó Juan Pablo Sorin a una dimensión desconocida. Retrata su curiosidad. Ese espíritu de libertad con el que jugaba, esta creatividad para generar contenidos atractivos. La propuesta era seguir la final del Mundial de Clubes entre Barcelona y Santos. Madrugada de Yokohama, en diciembre de 2011. La herramienta de Sorin era su cuenta en Twitter, que había desenfundado solo unos meses atrás. No existía Twitch, YouTube no tenía el vivo, Facebook tampoco e Instagram apenas gateaba. Desde el sillón de su living y con una pizarra táctica iba a explicar el duelo Messi vs. Neymar. Un link, una Twitcam y más de mil personas se sumaron mientras Sorin hablaba del juego…, pero también empezó a contar historias, y a responder preguntas que nacían de la interacción con la gente. “De alguna manera estábamos jugando a una plataforma que no conocíamos… Y de eso se trata hoy, de contar quién sos, lo que estás haciendo, sin miedo y con un lenguaje propio”, analiza a los 45 años, desde Uruguay, donde hace un tiempo se estableció con su compañera, Sol, y con su hija, Betta.

Sorin iba al espacio, Sorin crea espacios. Con ‘Elis’, su productora, todo el tiempo rastrea emociones y les toma el pulso a las audiencias. “La gente va buscando lo que quiere ver y oír. Los audiovisuales, los podcast… estamos trabajando en uno que muy pronto vamos a lanzar. Lo más importante es hacer, uno solo concreta cuando hace. Es un momento de elecciones y tantas promesas en la Argentina están muy bien las palabras, pero cuando se te abre la oportunidad, tenés que hacer. Contenidos entretenidos y humanos, que lleven mensajes, que los deportistas puedan expresarse para que todos la pasemos bien”, describe. Sus redes están vivas de ejemplos. Rebalsan de propuestas y actividades.

La Messi cam. Segundo a segundo, paso a paso, el debut del crack en PSG

Creativo, sensible. Buceador incansable desde “Tubo de Ensayo”, el programa que hacía en FM La Tribu en las noches de los lunes en los 90. Atravesó el tiempo con el mismo compromiso por causas ambientales, la minoridad, las luchas de género y la discriminación. Y un sentimiento que aparece siempre: la selección. Obsesionado por los mensajes, por estas horas uno lo moviliza especialmente: “El legado se transmite, y sabemos, no tiene nada que ver con el resultado. Ese amor no se negocia. Viene de Diego (Maradona), de los próceres, del ‘Matador’ Kempes, viene de los gestos. Cuando leías que no lo dejaban y Diego venía igual para quebrar con medidas injustas. Y ahora los muchachos de la selección están dando un mensaje de unión. Y en la sociedad de hoy, pasar un mensaje de unión, de alegría, de disfrutar lo que estás haciendo, y al mismo tiempo de profesionalismo y entrega, es muy importante. Cuando los más chicos ven que Cuti (Romero), Emiliano (Buendía), Gio (Lo Celso) y Dibu (Martínez) viajan -mientras otras federaciones decidieron otra cosa-, y hacen respetar su derecho por encima de todo, están recibiendo un mensaje poderoso.

Sorin, la selección argentina, la cinta de capitán... la identificación es inmediata
DANIEL GARCIA


Sorin, la selección argentina, la cinta de capitán... la identificación es inmediata (DANIEL GARCIA/)

-¿Pero por qué al futbolista le cuesta involucrarse en temas sociales, con la penetración que tiene su figura?

-Es difícil generalizarlo porque hay muchos que sí lo hacen. Sin ir más lejos, lo que hizo Marcus Rashford durante la pandemia fue espectacular. Y ahí hay que dejar de lado cualquier tipo de nacionalidad, la solidaridad no tiene fronteras. Destinar parte de tu tiempo, de tu imagen, de tus relaciones, para hacer bien, es la esencia del compromiso. Hay muchos que ayudan y no necesitan que salga en ningún lado, y está perfecto. Hay otros que lo hacen y, yo creo que, cuando repercute el mensaje tiene el valor de la multiplicación. Tal vez al futbolista le cuesta comprometerse por decepciones anteriores, por desconfianza.., pero hay muchos casos. Nahuel Guzmán se compromete y está pendiente de lo que pasa en la Argentina aunque él viva a miles de kilómetros.

Amistad, sensibilidades afines, selección... Sorin y Aimar, junto, ahora desde distintas funciones
Amistad, sensibilidades afines, selección... Sorin y Aimar, junto, ahora desde distintas funciones


Amistad, sensibilidades afines, selección... Sorin y Aimar, junto, ahora desde distintas funciones

-¿Hay más futbolistas comprometidos, pero los medios sólo reflejamos la tarea de los ‘notorios’?

-Hay más. Y ojalá cada vez, haya muchos más. Pero entiendo que es difícil; la decisión de tomar el compromiso y un posicionamiento siempre trae consecuencias. Es una decisión muy personal y cada uno tiene derecho a meterse o no en los temas. O meterse de una manera en la que nadie se entere de que estás adentro. Pero es verdad que podemos hacer mucho bien, yo elegí vivir toda mi vida así. Mi elección ha sido unirme a minorías que muchas veces no tienen voz, y con un post, o una movilización, o con llamar a dos o tres personas para que puedan estar alertas con cosas que están pasando, encontrás soluciones. Claro que eso te demanda tiempo, y en ese momento dejás de hacer cosas supuestamente para vos. Pero yo soy eso, y poder ayudar es uno de los privilegios que me regaló ser una persona pública.

-¿Qué riesgos trae involucrarse?

-Yo valoro la conciencia social, pero para desarrollarla tenés que haber tenido la suerte de poder educarte, y antes de educarte, haber podido comer. En esta Sudamérica tan inestable desde hace décadas, yo tuve esa suerte, que no todos y todas tuvieron. De ahí mi lucha, también, por el fútbol femenino: quien no quiere ver lo que está pasando, elige comparar el fútbol femenino con el masculino. Y ese es un grave error. El fútbol femenino en la Argentina está creciendo, es buenísimo que ahora lo estén dando en los medios públicos, celebro a todos los que batallan para que se conozcan las noticias, las historias. Entonces, buscar comparar es buscar herir, en lugar de ponerte al lado y sumar. Se trata de derrotar barreras de muchos años con una sola mirada, y ya no hay una ni dos, hay una única mirada horizontal. Ya cada uno tiene la posibilidad de elegir lo que quiera sin sentirse mal o culpable, porque también pasaba eso, que a las chicas las herían continuamente desde lo verbal.

-El señalamiento hacia la “marimacho”.

-Exacto. ¿Y sabés la cantidad de chicas que nos habremos perdido por eso, la cantidad de chicas que se alejaron heridas? Por eso está buenísimo el proceso que está abriendo ahora la selección argentina, y ni hablar los clubes, también, con sus luchas internas para que se entienda que no es un gasto, sino una inversión el fútbol femenino. Porque mañana será un negocio para el club, y además, le dará alegrías a todos en el club. Hay que cambiar el chip, no es fácil. Para el que no está acostumbrado a ver a las chicas, véanlas, y no solo la Liga de EE.UU. que está muy desarrollada. Vean a las chicas argentinas que están en evolución, vean también la liga femenina de México, el Brasileirao, o vean al Barcelona… ¡Lo mejor que le pasó el año pasado a Barcelona fue su fútbol femenino! Y no solo por los títulos que ganó, sino por cómo jugó. Fue un placer verlas y ganaron la Champions porque se prepararon, lo soñaron, como me lo decía Alexia Putellas en una entrevista que hicimos en medio de la pandemia. Quería hablar con ella porque me gustaba como jugadora, y terminó siendo la mejor de Europa. Tan mal no veo el fútbol, jajaja.

-¿Creés que el fútbol femenino recibe un impulso genuino para desarrollarse o porque ‘queda bien’ en tiempos de empoderamientos?

-En cualquier caso, es una victoria de ellas. Desde las pioneras hasta hoy. No hace tanto, las chicas de la selección no tenían ropa para entrenarse ni hotel donde dormir; se hicieron escuchar, y todo lo que consiguieron y lo que conseguirán será por ellas. Por gente que le puso cuerpo y voz, como Maca Sánchez y tantas más. Para todos los demás, será cuestión de velar porque las conquistas no respondan al oportunismo de algunos. Lo que las jugadoras no tendrán que perder es su unión; cuando lleguen cifras mayores es cuando más unidas tendrán que estar.

-¿Qué pasos no habría que descuidar?

-Será importante que se vayan consolidando referentes, ídolas entre las chicas que las miren, como pueden ser Oliveros y Correa entre las argentinas. Que se empiecen a saber las formaciones de los clubes, eso despierta pertenencia, simpatía… Hasta identificarlas con la selección, que precisa asumir que está en un mejor momento y ya puede jugar de una manera diferente. Creo que Germán Portanova, como nuevo entrenador de la Argentina, se lo va a aportar. Es una muy buena noticia. Ojalá puedan estar aquellas que fueron referentes en el Mundial de 2019, como las nuevas chicas también.

Macarena Sánchez y Sorin, una alianza para ayudar a darle voz a algunas minorías; el excapitán del seleccionado está muy involucrado con el desarrollo del fútbol femenino
Daniel Jayo


Macarena Sánchez y Sorin, una alianza para ayudar a darle voz a algunas minorías; el excapitán del seleccionado está muy involucrado con el desarrollo del fútbol femenino (Daniel Jayo/)

-¿Competir en la elite se ha vuelto más estresante entre las redes, la exposición, los medios? Simone Biles, Naomi Osaka y Delfina Pignatiello han alzado la voz. Justamente, mujeres…

-Ellas no tienen miedo y sí mucho coraje. En este caso específico, frente a las presiones, a sentirse agredidas, al sufrir el odio a través de redes -donde la gente no muestra la cara-, ellas están levantando una bandera: intentemos todos ser mejores personas. Están pidiendo que miremos hacia adentro, están gritando que así no pueden seguir. Y están hablando por un montón de personas. Ante todas las voces que se alzan últimamente, no puedo dejar de pensar en todas las que se han tenido que callar antes. El silencio para esconder la vulnerabilidad. Y yo creo que cuando encontrás tu punto vulnerable, ese, de alguna manera, pasa a ser tu punto fuerte porque es tu reinicio.

-Homosexualidad y fútbol siguen siendo tabú. ¿Es la incomunicación que más expone al fútbol?

-Habla de un fútbol machista y retrógrado. No hay evolución. No puede ser que alguien no pueda asumir quién es por miedo a lo que le van a decir o por miedo a ser excluido o agredido. Es muy importante que los que pasaron por esa situación puedan alzar su voz. Ya no hay lugar para la homofobia, la lesbiofobia o la transfobia. Cada uno tiene derecho a ser como se le ocurra. Esa es una de las evoluciones más hermosas que ha dado la sociedad, pero está faltando en algunos lugares, como en el fútbol masculino. Desde mi lugar, me gusta apoyar a todos aquellos que quieren contar quiénes son, porque eso hace muy bien. Incluidos sus relatos de sufrimiento.

-¿El fútbol prefiere hacerse el distraído?

-A veces la exclusión no es en el deporte, es la familia que no acepta que su hijo no es como dice una supuesta tradición. ¿Y cuál es la tradición? ¿Qué es ser normal? Responde a valores antiguos y hasta valores religiosos, y ahí entramos en otro tema tabú. La vida es muy fugaz, y esta pandemia nos tiene que dejar esa enseñanza: nos igualó a todos en el miedo y el encierro, por eso debemos replantearnos con quién queremos estar, qué queremos dar, por qué no le decimos te amo a alguien si lo sentimos. Yo intento comunicar desde el amor. Los programas que creamos con la productora siempre intentan pasar un mensaje de entretenimiento, sí, pero de emoción y superación, para que los deportistas puedan contar quiénes son. Pero también hay que ir con cuidado, porque cada uno tiene sus tiempos. Estaría bueno que futbolistas de las mejores ligas del mundo ya hubiesen contado que son gay, y no esperar a retirarse o exiliarse para poder hablar, que es lo que todavía sigue pasando.

-¿Qué descubriste de este lado, como comunicador? ¿Los medios acompañamos estas temáticas?

-Otra vez generalizar estaría mal. Hay gente que trabaja con la voluntad de que se sepan las historias reales, y no solamente las que nos quieren hacer contar. Cada medio hará su mirada interior y su autocritica, o revisará su editorial para ver si no se quedó en el tiempo. Hay medios que buscan el conflicto, que buscan herir; yo siempre he defendido al futbolista, con fundamentos, no de una manera corporativa, más que nada para poder pasarle la visión al que está del otro lado. No hay una sola manera de comunicar, hoy, y eso ya lo saben los chicos y las chicas que quieren trabajar en comunicación social, o en redes, o como un community manager, o armar su canal de Twitch, hoy hay un montón de plataformas… Lo más difícil, y lo más lindo a la vez, es que la gente identifique tus contenidos. Tu obra.

-¿Cómo ves el fenómeno ‘influencer’, como por ejemplo Ibai Llanos?

-A mí me encantan, los aplaudo. Me parecen muy naturales y las nuevas generaciones necesitan que les cuenten las cosas con el lenguaje de ellos. Lo que queda muy mal es cuando se fuerzan los personajes para ser parte de algo que no sienten. Lo de Ibai es espectacular, así como tantos twitchers, como tantos streamers, que lo hacen de manera orgánica y van creando su comunidad. Muchas veces a partir de Gaming, otras veces a partir del comentario del Gaming o sobre eventos hay gente que tiene el don para darle sustancia a las plataformas. Para los que somos comunicadores se trata de nuevos desafíos. Me encanta que les vaya bien, ellos también la han peleado. Compartí una trasmisión con Ibai, la de Argentina-Ecuador en la Copa América, y la pasamos bárbaro. Y en esta felicitación a Ibai, va también me respeto para otro que tiene una cabeza espectacular, que no le tiene miedo a errar, que es Gerard Piqué. Va y va, busca nuevos caminos, transgrede; la va a ir mal en algunas y bien en otras porque tiene coraje, más allá de contar con una empresa atrás. Hemos hablado mucho justamente de todo esto con Gerard. Ojo, no reniego de los medios tradicionales, deben existir, todos son complementarios en una convergencia. Siento que hay que estar muy atentos a la dinámica de hoy: ya no hay una sola manera de comunicar.

Sorin en familia, en Uruguay, donde vive desde hace tres años;: junto con su hija Betta y su mujer, Sol Alac, "socia" creativa de todos los emprendimientos
Sorin en familia, en Uruguay, donde vive desde hace tres años;: junto con su hija Betta y su mujer, Sol Alac, "socia" creativa de todos los emprendimientos


Sorin en familia, en Uruguay, donde vive desde hace tres años;: junto con su hija Betta y su mujer, Sol Alac, "socia" creativa de todos los emprendimientos

“Hoy la cabeza de Marcelo está más que nunca en River”

Jugó en Barcelona, después pasó a PSG y como capitán de la selección argentina levantó la copa del mundo en Qatar. ¿Una expresión de deseo con Lionel Messi como protagonista del 2022? No, ya sucedió. Quizás, el futuro está en el pasado. El que completó esa hoja laboral es Juan Pablo Sorin. “Es cierto…, lindo juego, pero solamente los datos nos cruzan. La cronología fue completamente distinta. Lo lindo fue haber compartido con Leo sus inicios en la selección, y lo estamos diciendo a un mes y días de una conquista que buscamos tanto y por suerte los muchachos la consiguieron. El año que viene Qatar ilusiona, claro, cómo no hacerlo con este grupo de personas, desde los chicos hasta el cuerpo técnico y cada uno de los empleados del predio. Entre todos ellos nos hicieron campeones después de 28 años”, reflexiona el capitán del Sub 20 que se coronó en Qatar 1995.

Copa del Mundo de Alemania 2006: Sorin, el capitán de la Argentina, y un joven Messi que disputaba su primer mundial; “Estoy muy feliz por todo lo que está viviendo Leo. Está en un momento ideal, como padre, como compañero de su mujer, como líder", cuenta Juan Pablo
Copa del Mundo de Alemania 2006: Sorin, el capitán de la Argentina, y un joven Messi que disputaba su primer mundial; “Estoy muy feliz por todo lo que está viviendo Leo. Está en un momento ideal, como padre, como compañero de su mujer, como líder", cuenta Juan Pablo


Copa del Mundo de Alemania 2006: Sorin, el capitán de la Argentina, y un joven Messi que disputaba su primer mundial; “Estoy muy feliz por todo lo que está viviendo Leo. Está en un momento ideal, como padre, como compañero de su mujer, como líder", cuenta Juan Pablo

Nadie jugó más veces que Messi en la selección, nadie llevó en más partidos la cinta de capitán. Pero el día de su debut contra Hungría en 2005, controvertido por la expulsión…, el capitán de la Argentina fue Sorin. “Estoy muy feliz por todo lo que está viviendo Leo. Está en un momento ideal, como padre, como compañero de su mujer, como líder, como vimos en la Copa América, y no solamente con sus genialidades, sino recuperando pelotas, volviendo como 8, aguantándola en un costado. Verlo a Leo así me da mucho orgullo, porque digo que el mundo es un poquito más justo desde que Argentina salió campeón, con Messi levantado la Copa. Salió de una zona de confort, donde conocía todo, y paso a otro lugar, otra lengua, otro vestuario, y el deseo es que disfrute, porque si él disfruta, nos hará disfrutar a todos”.

-Ya sin el peso de tener que lograr un título, ¿qué esperás de la selección?

-Creo que la Copa ya la jugaron sueltos, los más grandes, los más jóvenes, los que casi no tenían roce con la selección. Y creo que se debió a la confianza y a la relación que construyeron con el cuerpo técnico. Lograron que el que jugara 5 minutos, como aquel que fuera titular, se sintieran por igual de importantes. Conseguir que la rotación sea en beneficio del grupo, sin desgastes, es una construcción que distinguió al cuerpo técnico desde el inicio. Y más allá del desorden de la llegada, se hicieron cargo de la situación, de una ilusión también, y lograron renovar a la selección, un proceso que nunca es sencillo. Creo que el equipo todavía seguirá buscando su mejor versión. Siempre es precioso ganar, pero con la selección argentina, el camino ya es hermoso. Es la única manera de entender que se trata de representar a tu país.

Sorin en PSG, algo así como un talismán para los hinchas parisinos: estuvo una temporada, la 2003/04, y se marchó invicto; sí, no perdió ningún partido
Sorin en PSG, algo así como un talismán para los hinchas parisinos: estuvo una temporada, la 2003/04, y se marchó invicto; sí, no perdió ningún partido


Sorin en PSG, algo así como un talismán para los hinchas parisinos: estuvo una temporada, la 2003/04, y se marchó invicto; sí, no perdió ningún partido

Sorin mantiene una relación especial con PSG. Jugó la temporada 2003/4, obtuvo la Copa de Francia, fue elegido el jugador más valioso de la estación y luce un récord increíble: se marchó invicto, sí, no perdió ninguno de los 30 partidos que defendió la camiseta de PSG. Por París lo llaman algo así como el ‘bonne heure’, el talismán. Su “grinta”, su garra, quedó en la memoria de les supporters. ¿Por qué se marchó? El DT de entonces, el bosnio Vahid Halilhodzic, puso condiciones que entorpecían los llamados de la selección. Innegociable. Sorin conoce las fricciones que propone la Ligue1, pero cree que Messi no tendrá problemas con la adaptación: “Los genios tienen la virtud de abreviar los tiempos, sacan fantasías en su improvisación constante. Además, él está acostumbrado a que lo castiguen y a no quejarse, y eso deja un mensaje para los demás: si Messi no se queja, que es al que más le pegan, ¡cómo se van a quejar los demás!”.

Aparecen Bielsa, Pekerman y Gallardo en la charla. “Son tres personas muy queridas, que admiro mucho. Y de todos aprendí. Tengo la sensación de que con los tres tengo relación, los siento cercanos, aunque no nos hablemos con frecuencia, especialmente con Bielsa y José. Será por esa cuestión de estar todo el tiempo alentado a la gente querida. Con Marcelo (Gallardo) ya es otra generación, otra amistad, hemos compartido un montón de historias. Marcelo le devolvió a River una identidad, una manera de creer. Le enseñó a no resignarse nunca.

Mil vivencias y varios títulos juntos en River: Sorin y Gallardo, una sociedad que se entendía muy bien en la cancha; también compartieron el Mundial 2002 en la selección
HUGO O.RAMOS


Mil vivencias y varios títulos juntos en River: Sorin y Gallardo, una sociedad que se entendía muy bien en la cancha; también compartieron el Mundial 2002 en la selección (HUGO O.RAMOS/)

-¿Llegará su etapa en Europa?

-Sé del respeto que Marcelo tiene por el trabajo de los otros entrenadores. Hoy la cabeza de Marcelo está más que nunca en River, se encuentra ante otro desafío inédito: está en una sola competición, que es la que más le costó. Jugadores se le fueron siempre, pero esta vez ha sentido tantas ausencias, tantas, que lo diezmaron en la Libertadores. Sobre su futuro, cuando él lo desee, lo va a tener. Tiene ideas y planificación. Ese es el rasgo más saliente de su era en River, la planificación, la mirada global, un proyecto que nace desde las inferiores y derrama en cascada. Tal vez la real importancia de lo que ha hecho en River la veamos en algunos años. Eso provocó que los chicos sueñen con jugar en Primera y que no lo vean como algo tan lejano. Y eso es muy difícil de conseguir.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.