Juan Ignacio Chela, de tenista a tuitstar y conductor de TV

  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
·7  min de lectura
En este artículo:
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
Juan Chela, panelista de TV
Matías Aimar
Juan Chela, panelista de TV
Matías Aimar


Juan Chela, panelista de TV (Matías Aimar/)

Después de 14 años de carrera y 6 títulos ATP en su haber, Juan Ignacio Chela colgó la raqueta en diciembre de 2012 . Y, para evitar el habitual bajón post retiro que cualquier deportista tiene, no dudó en buscar rápido otro lugar en donde refugiarse. Uno de esos espacios lo encontró en la TV. El otro, en su cuenta de Twitter.

"Apenas me retiré me llamaron para formar parte de Concentrados en Red (lunes a viernes, de 14 a 15.30, por DeporTV). La verdad es que estoy aprendiendo mucho y me divierto", cuenta Juan, a sus 33 años, en diálogo con canchallena.com .

Se lo ve contento con este presente, pero el Flaco de Ciudad Evita se niega a cortar lazos con el tenis. "Es lo que más me gusta y de lo que más sé. Empecé a los cinco años, así que no me gustaría desligarme por completo de ese mundo. No descarto ser entrenador de un jugador profesional en un futuro, pero eso significaría viajar por el mundo durante 30 semanas cada año. Ese ritmo es muy cansador, y hoy no tengo ganas."

Además de su presente, Chela habló de sus vivencias, de su carrera, de sus inicios, de su relación con los medios y de la esquiva Copa Davis.

- ¿Qué es lo que más extraña un deportista cuando deja de ser profesional?

- La adrenalina, los nervios, la tensión por competir. Es lo que más se extraña y lo más difícil de encontrar en otra actividad. Después, no extraño para nada el asunto de los viajes y el ritmo de ir de acá para allá en aviones.

- En el durante de la carrera de un tenista, ¿se puede parar y valorar o disfrutar el hecho de ganar un título o de haber llegado a número 15 del mundo?

- Muy poco. El ritmo es muy alto y te lleva a estar ganando la final de un torneo el domingo, y a los dos días estar jugando y perdiendo una primera rueda de otro torneo en otra ciudad y no pudiste disfrutar lo que habías logrado apenas unas horas antes. Pero te acostumbrás. Te acostumbrás a los vuelos largos, a los cambios de horarios, a estar de acá para allá, a subirte y bajarte de los aviones como si fueran colectivos. Capaz volvés de Europa, estás dos o tres días y te vas de nuevo. Pero es una vida muy linda. A mí me encantó haber formado parte de eso. No me arrepiento de nada.

El backstage de "Concentrados en Red"; el Flaco, en el medio de la escena
Matías Aimar


El backstage de "Concentrados en Red"; el Flaco, en el medio de la escena (Matías Aimar/)

El duro camino para ser tenista

- ¿Cuánto hay de sacrificio en la etapa previa a ser profesional?

- Muchísimo. Muchas veces la gente te ve una vez que vos estás jugando un torneo grande como Roland Garros o un Grand Slam, y no saben todo el esfuerzo y sacrificio que hiciste por llegar a ese lugar. Yo empecé a jugar a los 5 años y nunca dejé de jugar. Pasé por momentos buenos, malos, viajé solo muchas veces. Fue sacrificado y muy duro, pero a la vez fue lindo. Dentro de lo difícil que fue y con la presión con la que vivís, lo disfruté.

- ¿Hay talentos que por no tener guita o el apoyo de los sponsors se quedan en el camino?

- Sin dudas. Es un deporte muy caro. Vos pensá que en el tenis, para competir tenés que viajar. Y tal vez vos comenzás a ganar dinero una vez que te hacés profesional, a los 18 o 19 años, y si sos muy bueno un poco antes. Todo lo previo, es poner, poner y poner guita y no ganar nada. Así que si tu familia no tiene dinero o los sponsors no se fijan en vos, es prácticamente imposible.

- ¿Cuánto hay de talento innato y cuánto de esfuerzo y dedicación?

- Vos tenés que tener el talento y la madera para que te dé el nivel de alta competencia después, pero yo creo que es mucho trabajo. Talento sin trabajo es lo mismo que nada. No llegás a nada, y menos en un deporte tan exigente y competitivo.

Las 5 claves de @JuanIChela para ser un tuitstarcanchallena.com13787850.00Videos desde LNhttps://d20x44kddxtp6m.cloudfront.net/lanacionar/import/2013/07/17/5ce595a8cff47e0009c87643/g8wyWchd_1280.mp413787850.00Videos desde LNhttps://d20x44kddxtp6m.cloudfront.net/lanacionar/import/2013/07/17/5ce595a8cff47e0009c87643/g8wyWchd_1280.mp4

- Hace poco lo apuraste a Federer cuando Roger se abrió una cuenta de Twitter, ¿qué anécdota recordás de tus enfrentamientos con él?

- A los dos días de abrir mi cuenta en Twitter me tocó enfrentarlo en Indian Wells y puse algo así como que jugaba "El Expreso Suizo", por él, contra el Sarmiento… Entré a jugar y me pegó una paliza de novela… No me la dejó tocar y me ganó 6-2 y 6-1. Eso es lo que tiene. Cuando está bien, juega solo. Federer es la perfección. Tiene todo. Una técnica increíble, todos los golpes son perfectos, gran mentalidad, buen físico. Por eso es lo que es: el mejor de todos los tiempos.

- ¿Te afectó alguna vez alguna crítica o algún comentario de algún periodista durante tu carrera?

- Si, muchas veces. Molesta que se opine sin saber. Y a veces hasta los que saben dicen pavadas. Pero siempre traté de no darle bola, porque confié en mí y en mis condiciones. Y siempre tuve claro todo lo que me costó llegar hasta donde llegué, el sacrificio que hice, y saber que siempre que entré a una cancha di lo mejor de mí. Y eso es lo importante. El resultado es una consecuencia, pero lo fundamental es dejar todo para dar el máximo.

Tiempos de Copa Davis 2011: Chela, Nalbandian, Mónaco, Del Potro y Tito Vázquez, en Belgrano
Tiempos de Copa Davis 2011: Chela, Nalbandian, Mónaco, Del Potro y Tito Vázquez, en Belgrano


Tiempos de Copa Davis 2011: Chela, Nalbandian, Mónaco, Del Potro y Tito Vázquez, en Belgrano

- ¿Qué es lo que le falta al equipo para ganar la Copa Davis?

- Creo que tiene jugadores capacitados y con el nivel para ganarla, pero falta unión. Desde la época de Vilas y Clerc que siempre hay problemas en ele quipo, y eso no se pudo cambiar. Cuesta mucho que todos se focalicen en un mismo objetivo, tirando para el mismo lado. Se compite mucho internamente y eso genera problemas.

- Pero el deporte pregona eso: la individualidad

- Seguramente es por eso. El tenis es un deporte muy individual, donde cada uno tira para su lado. Desde chico nos enseñan a luchar solo por todo y estás todo el tiempo con ese mensaje en la cabeza, y bueno, en un equipo de Copa Davis, que son sólo 4, cuesta unir, así que imaginate

Aquel inolvidable Roland Garros 2004

- ¿Cómo viviste aquel Roland Garros de 2004, cuando estuviste a un paso de formar parte de una semifinal argentina?

- En aquel momento todo el mundo acá me vio como la oveja negra porque perdí esos cuartos de final con Tim Henman, pero para mí fue un torneazo. Yo llegué sólo tres veces en mi carrera cuartos de final en un Grand Slam, y esa fue la primera vez, en Roland Garros. Perdí con Henman, que era un crack y la verdad es que jugó un huevo y me ganó bien. Pero fue muy loco por lo que se generó en el mundo, porque David pierde con Gaudio una semi y Coria gana la otra, hay final argentina, y también Paola Suárez llega a las semis en singles y gana en dobles entre las mujeres. Fue un momento muy loco. Al año siguiente, en Hamburgo, también: los cuatro semifinalistas eran argentinos. Creo que fue muy bueno para el tenis. Recuerdo que cuando todo termina, me subo a un avión a Buenos Aires, y una señora me pregunta los resultados y me dice: “Vos perdiste, ¿no?”, me acaricia el brazo y me dice: “Y bueno, seguí así que ya vas a llegar”. Y yo había quedado entre los 8 mejores del mundo, en Roland Garros. Pero así lo veía la gente. La final era Coria Gaudio, y todo lo que viene atrás era malo o no servía.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.