Jota Jordi alcanza en 'El Chiringuito' el culmen de la incoherencia

·3  min de lectura
Jota Jordi queda retratado en 'El Chiringuito' tras reconocer que hubiera aplaudido a Haaland en el Camp Nou. Imagen: Twitter/El Chiringuito TV y Jose Breton/Pics Action/NurPhoto via Getty Images.
Jota Jordi queda retratado en 'El Chiringuito' tras reconocer que hubiera aplaudido a Haaland en el Camp Nou. Imagen: Twitter/El Chiringuito TV y Jose Breton/Pics Action/NurPhoto via Getty Images.

El partido homenaje a Juan Carlos Unzué disputado el pasado miércoles en el Camp Nou que enfrentó a Barça y Manchester City con la loable misión de recaudar fondos para la lucha contra la esclerosis lateral amiotrófica dejó una imagen llamativa: Erling Haaland siendo ovacionado por el feudo blaugrana cuando entró al césped para disputar los últimos minutos del encuentro. Una imagen que recordó enormemente a otra ocurrida el pasado 9 de marzo en el Santiago Bernabéu y con la que un tertuliano de 'El chiringuito de jugones' ha quedado en evidencia. Otra vez más.

Se trata de Jota Jordi, que afirmó en el espacio de Mega que si hubiera estado en el estadio, hubiese aplaudido y mucho a la estrella noruega, al igual que hicieron muchos culés. Y es una decisión que resultaría totalmente respetable de no ser porque cuando el público merengue hizo lo propio en su día con Kylian Mbappé, a él le pareció deleznable, sumándose de inmediato al carro de los que pensaban que al enemigo ni agua y dejando una buena puya en forma de tweet cuando el francés marcó el 0-1 en aquel partido.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un contenido no disponible por tus preferencias de privacidad

Josep Pedrerol, consciente de ello, quiso indagar en los motivos que impulsarían las palmas de las manos del colaborador blaugrana para dar su reconocimiento al delantero citizen.

"Primero, es un tío que cae bien. Y segundo, porque nos gustaría que algún día jugara en el Barça, y le tratas bien", afirmaba Jordi.

Un razonamiento simple y correcto, pero que se podría aplicar perfectamente también con Mbappé. El paralelismo era tan evidente que no tardaron ni tres segundos en sacárselo a relucir.

"Me suena esto un montón a cuando Mbappé llegaba al Bernabéu y era ovacionadísimo. Como una medida de: te aplaudo, te quiero, te mimo, porque quiero que entiendas que esta puede ser tu casa", señalaba Darío Montero.

Jordi sabía que le habían pillado, e inició una huida hacia adelante con la que no consiguió engañar a nadie:

"Pero Darío, con una diferencia. Que Mbappé venía aquí a jugarse una eliminatoria de Champions y la gente lo aplaudía sin haber fichado todavía por el Real Madrid y ayer era un partido amistoso".

"¿Qué tiene que ver?", le respondía de inmediato Pedrerol. "Que más da, la reacción es la misma", añadía Tomás Roncero.

"La tomadura de pelo de Mbappé y la gente aplaudiendo para que después dijera que no venía..." balbuceaba Jordi, pero Pedrerol le iba entonces a pillar en otro renuncio.

"El deseo de los barcelonistas es que Haaland acabe en el Camp Nou, y que no fichara por el Madrid también merecía un aplauso. Que no fichara por el Madrid ha sido un alivio brutal", afirmaba el presentador con el asentimiento de otros colaboradores como Javi Balboa.

Jordi, que había asegurado poco antes que el amor del público blaugrana hacia el noruego no tenía nada que ver con que este no hubiese fichado por el Real Madrid, se iba a descubrir de nuevo con su siguiente intervención en forma de provocación: "Si algún día viene el PSG al Camp Nou, la ovación que se le va a hacer a Mbappé, eso sí que va a ser una ovación".

"Claro, por lo mismo, por no haber fichado por el Real Madrid. Nos estás dando la razón", le señalaban al unísono varios tertulianos merengues, atónitos ante los bandazos sin ningún sentido del colaborador blaugrana.

Quizás fue culpa del sorteo de la Champions que encuadró a su Barça en un grupo de la muerte, o quizás fue por alguna otra cosa que desconocemos, pero está claro que Jordi no tuvo su noche más lúcida en 'El Chiringuito'.

VÍDEO: Guardiola, sobre Haaland: "Los nuevos tienen que adaptarse"