José Urquidy luce, gana y hace historia para México

·1  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, octubre 28 (EL UNIVERSAL).- Dusty Baker fue el primero que lo recibió en el dugout de los Astros, mientras la multitud le rendía pleitesía en el Minute Maid Park.

El veterano manager de los campeones de la Liga Americana le dio la pelota en un momento clave... Y el pitcher mexicano José Urquidy no le falló.

El nativo de Mazatlán le dio lo que necesitaba: Cinco sólidas entradas, en las que ponchó a siete Braves y sólo permitió un par de carreras, labor suficiente para guiar a los locales a la victoria (7-2) que les permite empatar (1-1) la Serie Mundial 2021. Histórica noche para Urquidy y el beisbol mexicano. Es el primer pitcher nacido en este país que gana dos juegos como abridor en Serie Mundial, algo que ni siquiera logró Fernando Valenzuela.

El Toro logró aquel icónico éxito —con la franela de los Dodgers de Los Ángeles— frente a los Yankees de Nueva York en 1981, pero fue su único triunfo en esta instancia. El de Urquidy es su segundo, luego de la victoria de hace dos años contra los Nationals de Washington.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.