José Rivera, el corredor Anahuaca del Maratón de la Ciudad de México

·2  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, agosto 28 (EL UNIVERSAL).- La riqueza cultural de México es indiscutible y digna de ser representada en cualquier parte del mundo, una misión que lleva con orgullo José Rivera, un atleta mexicano que gracias a la admiración y respeto a la cultura azteca porta desde hace años una vestimenta en su honor por diferentes maratones al rededor del planeta, siendo llamado el Corredor Anahuaca.

Rivera, quien terminó la edición 39 del Maratón de la Ciudad de México con el aplauso y reconocimiento de los aficionados en la Plaza de la Constitución destacó en entrevista con El UNIVERSAL Deportes la importancia de no olvidar nuestras tradiciones y raíces.

"En 2014 me hablaron de los rarámuri y aztecas, con ayuda de mi esposa nos pusimos a trabajar para tener un traje que los representara y mostrara lo importante que fueron en nuestra historia. He podido viajar a diferente maratones como el de Boston, Miami y Los Ángeles y siempre trato de representar con orgullo la vestimenta".

El corredor mexicano recalcó que una de las partes más difíciles de competir con vestimenta prehispánica, es sin duda la utilización de huaraches, un calzado que por su construcción le provoca daño en los pies después de cada competencia.

"Correr con huaraches es complicado, pero corro con corazón y sentimiento, eso me motiva para ir con más ganas. De repente se meten piedritas a los huaraches y no se te pueden salir, tienes que detenerte o irte con ellas y eso te causa problemas en los pies, pero la felicidad de correr es lo que motiva".

Por último, José Rivera agradeció a todos por el apoyo durante cada kilómetro, de una ruta que consideró difícil por las condiciones climáticas.

"El Maratón de la Ciudad de México es una gran fiesta y la disfruto cada año, me pongo muy feliz de correrla y recibir el apoyo de todos, es una ruta difícil, pero me motiva el entorno".