Jonas Vingegaard y su increíble gesto deportivo con su rival caído Tadej Pogacar

  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
·4  min de lectura
En este artículo:
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
El esloveno Tadej Pogacar, con el maillot blanco de mejor ciclista joven, se estrella en el descenso del paso Col de Spandelles durante la decimoctava etapa de la carrera ciclista del Tour de Francia de 143,5 kilómetros. El líder de la competencia Jonas Vingegaard lo espero y se dieron la mano. (Foto: AP/Daniel Cole)
El esloveno Tadej Pogacar, con el maillot blanco de mejor ciclista joven, se estrella en el descenso del paso Col de Spandelles durante la decimoctava etapa de la carrera ciclista del Tour de Francia de 143,5 kilómetros. El líder de la competencia Jonas Vingegaard lo espero y se dieron la mano. (Foto: AP/Daniel Cole)

“No me rendí, superé mis límites y estoy orgulloso de lo que hice. Hoy ganó el mejor”. La sentencia fue del ciclista esloveno y bicampeón Tadej Pogacar, que en su intento de llegar al tricampeonato consecutivo en el Tour de Francia volvió a chocar con la fortaleza del danés Jonas Vingegaard, que se quedó con el especial duelo entre ellos, ganó este jueves la última gran etapa de montaña de la carrera de este año y aumentó su ventaja en la general a tres minutos y 26 segundos, casi sellando la consagración. Y una caída encerró un gesto de grandeza deportiva.

El líder de la prueba respondió a una serie de ataques del campeón defensor y se mantuvo al frente ante un rival que corrió todos los riesgos y se “estrelló” cuesta abajo cuando intentaba incesantemente aislarlo a Vingegaard. Con sólo una prueba importante por delante, una contrarreloj de 41 kilómetros programada para el sábado, el representante de Jumbo-Visma parece tener prácticamente seguro su primer título del Tour tras llegar al complejo de Hautacam.

El resumen de la 18a etapa del Tour de Francia

'Es increíble. En la mañana le dije a mi novia y a mi hija que quería conquistar este escenario por ellas. Me siento feliz y orgulloso de haber ganado por ellas”, confesó el danés, que a menos que se produzca un accidente es muy probable que vista el maillot amarillo cuando finalice la competencia el domingo próximo en París. Pero no quiere anticiparse. “Necesito mantenerme enfocado y seguir tomándolo día a día. No quiero hablar de ganar el Tour todavía. Hablemos de eso en dos días”, solicitó.

Pogacar se rindió a unos cuatro kilómetros de la meta en el ascenso final y con ello se esfumaron casi todas sus esperanzas. “Arriesgué todo por el maillot amarillo”, dijo, sin reproches. Vingegaard corrió en solitario para adjudicarse la segunda etapa de este Tour, luego de conquistar el Col du Granon la semana pasada en los Alpes, el día que tomó el control de la carrera. Pogacar cruzó más de un minuto detrás. En la escalada, primero estuvo a punto de caerse Vingegaard, aunque metros después fue el propio Pogacar el que se fue al suelo. El líder lo esperó y el esloveno, con una herida en la cara posterior del muslo, no volvió a mostrar el ímpetu que había mostrado hasta ese momento. Tadej le estrechó la mano en reconocimiento con el gesto.

La caída de Pogacar y el gesto de Vingegaard

La etapa tuvo un comienzo emocionante con una serie de ataques fuera de la ciudad de Lourdes. El equipo de Vingegaard consiguió añadir en la escapada del día al potente y polifacético Wout van Aert. Al enviar al versátil belga al frente, el poderoso equipo neerlandés se aseguró de que estuviera disponible más adelante para marcar el ritmo a Vingegaard. De hecho fue Van Aert quien hizo a Pogacar perder el control con su ritmo frenético en el último ascenso. El propio belga completó el podio.

El Tour abandona este viernes los pirenaicos en la 19ª etapa y toma dirección hacia Cahors sobre un recorrido de 188,3 kilómetros diseñado a la medida de los sprinters. La salida está prevista en Castelnau-Magnoac, al sur de Francia, mientras que la llegada tendrá lugar en un falso llano con pendiente del 5-6% cerca del cauce del río Lot. Deportivamente hablando no hay realmente dificultades”, considera el director de carrera Thierry Gouvenou. “Pero lo vimos el año pasado en Libourne que nunca hay nada decidido por anticipado. En el final del Tour, los aventureros pueden también jugar sus cartas”.

Jonas Vingegaard festejó en la 18va etapa del Tour de Francia y quedó muy cerca del título. (Foto: REUTERS/Christian Hartmann)
Jonas Vingegaard festejó en la 18va etapa del Tour de Francia y quedó muy cerca del título. (Foto: REUTERS/Christian Hartmann)

Por su parte, el británico Chris Froome, tetracampeón del Tour de Francia, abandonó este jueves después de dar positivo de Covid-19. Se retiró antes del inicio de la tapa y dijo en un video que grabó que se tomará unos días de descanso y volverá a concentrarse en la Vuelta a España, programada para el próximo mes. El representante del equipo Israel-Premier Tech dijo que está triste por no llegar a París tras lograr su mejor resultado desde un accidente que cambió su carrera en 2019 con un tercer puesto en la etapa de Alpe d’Huez la semana pasada.

VIDEO: Serena Williams: la campeona que cambió las reglas del tenis femenino

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.