Joao-Suárez-Lemar, una conexión decisiva

·4  min de lectura

Madrid, 2 oct (EFE).- Así jugó el Atlético de Madrid contra el Barcelona en el Wanda Metropolitano:

OBLAK (7): Ni en el dominio inicial del Barcelona ni en la ventaja del Atlético, el conjunto azulgrana exigió en exceso al portero esloveno, que respondió cuando le tocó, por ejemplo en el minuto 60 para frustrar a Coutinho cuando se postulaba para el 2-1.

MARCOS LLORENTE (6): La alternativa de Simeone para el carril derecho en el primer tiempo y el refuerzo para el centro del campo en el segundo, el centrocampista es un portento físico, que perdió potencial por la banda y que no está en su mejor momento, tan determinante y transcendente como lo ha sido en el equipo.

SAVIC (5): Superado al principio, en cuanto se adaptó a la propuesta del Barcelona creció en el encuentro. Contundente como siempre, por arriba y por abajo, sin alardes y sin complicaciones, pero lejos de la seguridad que garantizó toda la temporada pasada.

GIMÉNEZ (5): Tampoco está en su mejor momento el central uruguayo, que cumplió en el encuentro contra el Barcelona, resistente ante el dominio inicial del conjunto azulgrana. Una bronca con Jan Oblak en una indecisión suya fue una de las imágenes de los primeros instantes del duelo en el Wanda Metropolitano.

MARIO HERMOSO (5): Al igual que sus tres compañeros de la defensa, su presente no se parece en nada al curso pasado, cuando emergió como uno de los hombres clave del esquema de Simeone. Endeble en los duelos directos con sus rivales, este sábado tuvo menos precisión de la que acostumbra en la salida, aunque desde uno de sus pases encontró el Atlético la ruta hacia el gol del 1-0.

YANNICK CARRASCO (5): Simeone recuperó el 5-3-2. Y, en ese sistema, no hay nadie más indiscutible que él por el carril zurdo, aunque tampoco atraviese el momento desbordante y concluyente de hace unos meses. Cumplió sin más.

RODRIGO DE PAUL (5): El único de los fichajes presente en el once inicial contra el Barcelona, el centrocampista argentino jamás se sintió cómodo en un primer tiempo bajo el dominio de la pelota del Barcelona. Él necesita el balón para demostrar su pase, su visión, para aportar el fútbol que lo llevó al Atlético. Fue sustituido al intermedio por Simeone, que dio entrada a Kieran Trippier.

KOKE (6): En su experiencia táctica, en su capacidad para leer los momentos de cada encuentro, es una figura indispensable en el esquema de Simeone, que lo recuperó en esa posición tan vital como medio centro, en el vértice más retrasado del triángulo en el medio que dibujó el técnico. Mejor en defensa que en ataque. Bien.

LEMAR (9): Su momento es incontestable. Lo necesita el Atlético, que atravesó sus peores turbulencias las últimas semanas cuando el internacional francés padeció una lesión muscular. En el pasado bajo la duda, hoy es incuestionable. Suya fue la primera ocasión, suyo fue el gol del 1-0 y suyo fue el pase del 2-0 a Luis Suárez.

JOAO FÉLIX (9): Por primera vez en el once en esta Liga, en el año que debe ser su eclosión definitiva en el Atlético, este sábado ya demostró todo lo que puede ser. Muy participativo, con chispa, con regates, con desborde, con un talento innegable, desde su fútbol respondió el Atlético. Su maniobra fantástica del 1-0 reafirmó un partido sobresaliente del atacante portugués. En el minuto 70 dejó su sitio a Ángel Correa.

LUIS SUÁREZ (9): Tenía una revancha pendiente. Con Ronald Koeman y con el Barcelona. Hace un año, lo apartaron de su casa y de su club. Ahora, campeón de LaLiga con el Atlético, goleador incansable, él doblegó a ambos con una ambición incontenible. Suyo fue el pase del 1-0 a Lemar. Y suyo fue el 2-0 ante Marc Andre Ter Stegen. Pidió perdón por el gol a la afición. Y dirigió un gesto al banquillo del Barça, simulando aquella llamada de teléfono del técnico holandés que le comunicó que debía entrenarse aparte de sus compañeros.

-----------------------

TRIPPIER (5): Fuera del once por primera vez en la temporada, el lateral inglés fue el primer recurso de Simeone desde el banquillo. Al intermedio entró al terreno para ocupar el carril derecho, con el consecuente traslado de Llorente al medio.

GRIEZMANN (5): En el minuto 71 reemplazó a Luis Suárez. En su única ocasión, ya con el Atlético encomendado al contragolpe, entregó mal un pase fácil a Correa. A su entrada al campo aún recibió algún pito, pocos, en el Wanda Metropolitano.

CORREA (5): También entró para los últimos 20 minutos, él en sustitución de Joao Félix. Terminó en la banda derecha.

LODI (s.c.): En la última tanda de cambios, entró por Carrasco.

FELIPE (s.c.): Fue el recambio de Mario Hermoso para acabar de cerrar el encuentro.

Iñaki Dufour

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.