Joana Sanz, esposa de Dani Alves, pide empatía

CIUDAD DE MÉXICO, enero 20 (EL UNIVERSAL).- El futbolista brasileño Dani Alves fue detenido este viernes en Barcelona tras la acusación que hizo una mujer en su contra por el delito de agresión sexual.

Tras confirmarse que el jugador está en prisión preventiva y no podrá pagar fianza, fue su esposa, la modelo Joana Sanz, quien emitió un mensaje donde acepta que afronta un momento complicado.

"He perdido los únicos dos pilares de mi vida, tengan un poco de empatía en vez de buscar tanta noticia en dolor ajeno. Gracias", escribió Sanz en su cuenta de Instagram.

Sanz la semana pasada afrontó la muerte de su madre, de hecho, por esta situación personal Dani Alves tuvo autorización por parte de Pumas para que acompañara a su esposa, por ello la modelo pide que no invadan su espacio en estos momentos.

"apenas he empezado a asumir que ella ya no está como para que me atormenten con la situación de mi marido", se lee en sus stories.

El mensaje lo publicó Joana Sanz debido a que al conocer la situación legal de Alves, diversos medios de comunicación se han plantado fuera de su domicilio, así que reiteró que tengan "respeto" en su privacidad.

Por el momento, Alves también ya fue desvinculado de Pumas, equipo con el que tenía contrato hasta junio.