Jaron Ennis noqueó en el primer round, para pedir por Errol Spence, Crawford y Ugas

  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
·1  min de lectura
En este artículo:
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.

Este sábado 30 de octubre, en el Mandalay Bay Resort y Casino de Las Vegas, Jaron Ennis volvió a tener una de esas actuaciones que explican por qué los grandes nombres de la división de peso wélter están más preocupados por esquivarlo que por negociar un combate contra él.

Ante un peleador de probada trayectoria como el francés naturañlizado puertorriqueño Thomas Dulorme, que sin embargo venía de perder en sus últimas dos presentaciones, se tomó solo un par de minutos para volver a hacer gala de precisión y de potencia para llevarse la victoria por nocaut técnico en el primer asalto.

Cumplido el primer minuto de pelea, Ennis mandó por primera vez a la lona a su rival con un derechazo que impactó cerca de su oreja izquierda. Dulorme se levantó durante la cuenta de protección, pero pese a que el árbitro le dio permiso de seguir, estaba visiblemente aturdido. Entonces, Ennis terminó su pelea con un gancho de derecha y un recto de izquierda que derribó a Dulorme de espaldas.

Con tan solo 24 años, Jaron Ennis redondeó así un récord profesional que se compone ya de 28 victorias, 26 de ellas conseguidas por la via del nocaut, sin empates ni derrotas. Y aprovechó el momento para pedir por los campeones mundiales que se esmeran por esquivarlo, pero que no podrán hacerlo por mucho tiempo más.

"Estoy agradecido por esa oportunidad. Ahora espero poder enfrentar a alguno de los grandes nombres. Vamos por ello. Spence, Ugas, Porter, Crawford, Thurman. Estoy listo para todos ellos. ¡Hagámoslo!", dijo todavía sobre el cuadrilátero en diálogo con ShowTime.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.