Jarochita y Reyna Isis, listas para disputar máscaras en Arena México

·4  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, septiembre 14 (EL UNIVERSAL).- El impulso de las gladiadoras en el Consejo Mundial de Lucha Libre no tiene vuelta atrás. Han sido años de crecimiento imparable que tienen a las Amazonas de vuelta en la función más importante en el pancracio nacional, cuando este viernes dos de sus representantes, La Jarochita y Reyna Isis, se enfrenten en un duelo de máscara contra máscara en la Arena México en el 89 aniversario de la empresa. Su historia de odio deportivo empezó hace más de una década y en unas horas alcanzará su clímax sobre el ring de la Arena México.

En la esquina técnica aparece la nacida en Veracruz, heredera del Imperial y forjada en el terreno independiente desde donde retó a las consagradas del CMLL hasta ganarse un lugar en el prestigiado elenco, el grupo femenil más fuerte en el que busca la gloria. "Estoy contenta y agradecida por una oportunidad tan grande. Es un evento muy importante en el que siempre quise estar. Es hora de demostrar por qué quería esta rivalidad y apostar mi máscara con orgullo", advierte la campeona nacional de parejas. Su duelo con Isis será el combate semifinal en la función por el 89 aniversario del CMLL, al cual llega fuerte pero alerta. "No me confío porque Reyna Isis tiene buen escuela y hay que tener mucho cuidado con ella. He estado algo estresada y el trajín no me ha permitido descansar, pero todo va de acuerdo al tamaño del compromiso".

Los nervios son sus enemigos más duros antes de subir al ring, "pero no me arrepiento de haber firmado este contrato, voy por esa máscara. Ella dice que quiere mostrar lo fea que soy. No me considero bonita, pero no estamos en un concurso de belleza".

La esquina rival la habita la alumna del Arkangel, una luchadora que arrancó su andar en los enlonados como valet de los Rebeldes Tuareg y que está convertida en la ruda con más proyección en el CMLL. "Han sido semanas intensas", acepta. "Yo presentía que este año podía culminarse con esta rivalidad y todo ha sido muy intenso y riguroso". Isis tiene claro que jugarse por segunda vez la incógnita es el paso más importante en su carrera de 10 años como profesional. "Así que si la jarocha quiere esta máscara le va a costar mucho. Nunca le tuve miedo, sé que quien no arriesga no gana y la única razón por la que me interesa su máscara es para que la gente vea lo fea que es ella".

Los antecedentes

Los duelos de este tipo entre luchadoras no son nuevos. Tal vez luce un poco lejano, pero los primeros pasos que dieron para alcanzar el sitio que actualmente presumen, se dieron en el arranque del siglo veinte, cuando las batallas de peso poblaron poco a poco la historia femenil sobre el enlonado.

Siete máscaras se cuentan entre las caídas sobre la mítica Arena México desde entonces, siendo la incógnita de Amapola, a manos de la canadiense Dark Angel, la que marcó el inicio de un proceso irreversible en el año 2006. Tres años después, una nueva cita de máscara contra cabellera terminó con la identidad de Rosa Negra al descubierto, gracias a la experiencia de Marcela. En octubre del 2008, la Princesa Sugehit se ganó el mote de la 'caza canadienses' dejando sin máscara a Goddess, quien regresó a su país para no volver más a México.

Más tarde, el 26 de junio del 2012, la heredera del Brazo de Plata, la carismática Goya Kong, fue la perdedora en el "Infierno en el ring", una lucha en jaula que definió contra la Princesa Blanca, con el triunfo para esta última. Ambas ya no son parte del CMLL.

Sugehit volvió a la carga en el 2014 y en un duelo de parejas se quedó con la capucha de la Seductora. Subió al ring aliada a Marcela, quien cobró la cabellera de la Princesa Blanca. La Navidad del año 2016 fue muy amarga para La Vaquerita, quien fue la gran perdedora del "Infierno en el ring", a manos de Zeuxis, una ruda de gran personalidad que un año después terminó con la suerte de la Princesa Sugehit en este tipo de combates, conquistando su segundo gran trofeo.