Japonesas alistan armas para "Grand Prix" femenil en la Arena México

·4  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, octubre 5 (EL UNIVERSAL).- Luchar en México es un reto ligado al respeto y tradición que aprenden en su país, Japón. Pero también es una responsabilidad máxima para regresar con el triunfo a casa, es una cuestión de honor. Así lo demostraron las japonesas Tsukasa, Tsukushi y Momo Kohgo, quienes debutaron con una victoria en la Arena México y se alistan para repetir la dosis este viernes, cuando enfrenten el "Grand Prix" femenil en la esquina extranjera.

Tsukasa, quien tras nueve años regresa a México, lo hace como campeona pero sin perder su esencia, y reconoce que en esta época viajar al otro lado del mundo no es un decisión sencilla. "Debido a la pandemia, sabía que la situación era muy difícil, pero decidí venir a México para demostrar mi calidad y poder regresar a Japón con un buen resultado".

Aliada a su experiencia, se da tiempo para disfrutar cada detalle de su estancia en suelo azteca. Algo que parece tan simple, como disfrutar una orden de tacos dorados de pollo, especialidad que la rinde. "Cuando vine por primera vez nadie me conocía, esta vez, cuando estaba comiendo en la calle me reconocieron y me pidieron tomarse una foto, fue algo que me agradó mucho".

Ya sobre en enlonado, el calor del público terminó por conquistarla. La razón, es que en su tierra, los protocolos son estrictos durante las funciones, están prohibidos los gritos o cualquier tipo de expresión de ese tipo durante los eventos. "Sentí mucha diferencia en esta nueva visita, extrañaba lo que sentía normalmente cuando luchaba. El apoyo de la afición porque es parte de una función y lo extrañaba".

De cara al "Grand Prix", valora la posibilidad de hacer equipo con Dallys, a quien conoce muy bien. "Nos hemos enfrentado en Japón. A la mayoría de las rivales las he enfrentado y llego lista, con la experiencia ganada en mi camino por la lucha libre".

APUNTA A LA JAROCHITA. Tsukushi es la otra monarca de la armada nipona, quien tiene más fresco su recuerdo de los enlonados mexicanos, hace poco más de un año luchó acá. "Estoy contenta de volver y lo hago con deseos de ganar y dejar en alto a mi país. Tenía ya fechas para volver pero por causa de la pandemia se tuvieron que cancelar, pero pude regresar a México. Sabemos que es una situación difícil, pero mis ganas de venir eran mayores", comparte con EL UNIVERSAL Deportes.

Durante su primera experiencia en la Arena México probó las mieles de ser técnica y recibir el apoyo de los aficionados, ahora podría ser distinto, pero al igual que Tsukasa, desea los gritos, los aplausos y hasta los abucheos. "Sea como sea, quiero recibir esa energía".

Conoce a sus rivales, pero no duda en señalar a Jarochita como su principal objetivo. "Sé que es la campeona universal, así que quiero enfrentarla y vencerla. No nos llevábamos bien en Japón con Dallys, hemos sido rivales, pero espero poder tener buena comunicación en este torneo".

DUEÑA DEL ESCENARIO. La novata del grupo es Momo Kohgo, quien apenas suma dos años como luchadora profesional, pero que mucho antes aprendió a moverse en los escenarios, desarrollando su faceta como actriz. "Esta es una oportunidad grande que no podía desaprovechar", advierte.

Aunque parecen dos mundos cercanos, Momo asegura que es complicado desarrollar ambas facetas. "Antes de ser luchadora fui actriz, pero siempre me gustó la lucha libre, quería ser profesional, así que cuando fue a hacer la prueba me sirvió mucho mi experiencia en el escenario para desarrollarme".

Todo cambió para bien, pues al transformarse en luchadora, obtuvo mejores papeles en la actuación, gracias a su capacidad de desenvolverse físicamente. Tanto así, que acaba de estrenarse como heroína. "Y vengo a México a ser la heroína del 'Grand Prix'".

Desconocer a sus rivales no la incomoda, la llena más la emoción de enfrentar a una luchadora como Marcela, quien es famosa en Japón. "También me interesa la Jarochita, y en especial, buscaré a Reyna Isis".

Kohgo vive un sueño que despertó todo tipo de reacciones en su país, en su entorno. "Hubo mucha envidia por que yo vine, sobretodo de las luchadoras veteranas, porque para la mayoría es un sueño venir a luchar a la Arena México".

Como sea, es su aventura y está lista para vivirla al máximo en el torneo femenil más importante en México, en muchos años. "No soy muy grande ni tengo mucho peso, pero soy una luchadora aérea y esa será mi principal arma", sentencia.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.