Japón sorprendió al vencer a España para quedarse con el primer puesto

Marc Atkins/Getty Images

Con la ilusión sobre sus espaldas, Japón dio una de las grandes sorpresas de la Copa Mundial de Catar 2022 al vencer por 2-1 a España por la última fecha del Grupo E y arrebatarle el primer puesto. Lo perdía, pero lo dio vuelta en minutos en el Khalifa International Stadium.

Pese a haber sido superior en la primera mitad y estar cerca del segundo tanto, en el complemento la Selección española se vio sorprendida y la rápida reacción de los nipones dejó expuesta sus falencias para terminar, no solo con las manos vacías en el partido, sino como escolta del grupo.

La primera situación del encuentro fue la evidencia de lo que podía suceder más tarde. Tras una jugada colectiva, Junya Ito tuvo un disparo por la derecha que salió junto al palo izquierdo de Unai Simón. Sin embargo, casi de inmediato llegó la respuesta del país ibérico.

Luego de un primer intento que le contuvo Shuichi Gonda, Álvaro Morata no perdonó después de un centro de César Azpilicueta desde la derecha con un cabezazo letal de pique al suelo, que pese a no haber sido direccionado, venció al arquero por el centro del arco.

Tuvieron algunas insinuaciones por lado, pero sin mayor peligro concreto. Eso, precisamente, le posibilitó a los dirigidos por Hajime Moriyasu dar dos golpes contundentes, luego de las variantes en el entretiempo: los ingresos de Kaoru Mitoma y Ritsu Doan cambiaron la historia.

Doan capturó un balón fuera del área luego de un robo en ataque de Japón, acomodó para su zurda y sacó un fuerte remate que venció al arquero español, que tuvo una floja reacción. Sin embargo, el empate parcial no le aseguraba un lugar al equipo asiático y lo ponía en jaque por el resultado de Alemania ante Costa Rica.

Y allí llegó el gol que modificó el panorama por completo. Luego de un balón cruzado de Doan, Mitoma apareció por derecha y se exigió sobre la línea de fondo para ponerlo en juego nuevamente. Frente al arco, Ao Tanaka no perdonó al ganarle la posición a Rodri.

Japón no pudo festejar de inmediato debido a la posición de la pelota, que pareció salir, pero el VAR le dio el visto bueno al árbitro y señaló a la mitad de cancha para desatar la euforia japonesa. Sin dudas, un golpe que Luis Enrique no esperaba, y que incluso los dejaba al borde de la eliminación ya que, al mismo tiempo, Costa Rica se ponía en ventaja ante Alemania y, parcialmente, limaba a La Furia. Pero Alemania empató casi al instante y tranquilizó a los españoles.

Minutos más tarde, la diferencia pudo ser todavía mayor en favor de los asiáticos. Luego de una gran corrida de Mitoma por izquierda, cedió con clase para la llegada por el centro de Takuma Asano, pero se lo perdió frente al arco de Unai Simón al arrojarse desde el suelo.

La Roja movió el banco y mandó toda su jerarquía a la cancha con Marcos Asensio, Ferran Torres y Jordi Alba y, aunque lo buscó en todo momento, nunca encontró la llave para volver a poner la paridad en el marcador. En el cierre tuvo dos chances claras.

Primero, el ingresado Asensio se animó con un disparo desde afuera del área que atajó sobre su derecha Gonda y cuando Ferran iba a definir, Maya Yoshida despejó del área. Luego, Dani Olmo también exigió al arquero tras una buena combinación con Torres dentro del área. El final llegó y Japón se quedó con la victoria por 2-1.

Entre tantas sorpresas en el certamen, Japón aportó la suya y le dio color a un Grupo E que tenía dos favoritos. Ahora tendrá que enfrentar a Croacia en octavos de final, mientras que España, que relegó a Alemania por tener mejor diferencia de gol, será rival de Marruecos.

Foto: Marc Atkins/Getty Images