Italia arde con la ola "Apocalipsis", agravada por la peor sequía en décadas

·2  min de lectura

Roma, 19 jul (EFE).- Italia arde hoy debido a la ola de calor "Apocalipsis", que está dejando máximas de hasta 42 grados en el centro y norte del país, donde los incendios se propagan por la falta de lluvias y la peor sequía en décadas.

Los termómetros se han vuelto a disparar este martes y, según las predicciones meteorológicas, seguirán subiendo debido a las masas de aire caliente llegadas directamente desde el desierto del Sahara.

La ola ha sido bautizada como "Apocalipsis4800" en referencia a la cuota del cero térmico, situada en los 4.800 metros de altitud, por lo que en ningún punto del territorio, ni siquiera en los Alpes italianos, las temperaturas bajan de los cero grados.

En las grandes ciudades, turistas y locales se resguardan de este panorama buscando la sombra y entrando en las tiendas para tener un respiro delante de los aires acondicionados.

"Caminamos por la sombra, intentamos entrar en las tiendas para aprovechar los aires acondicionados y con mucha agua. Pero el calor es muy fuerte", explicó a Efe una turista chilena, que destaca la diferencia de temperatura entre Rávena (centro) y Roma, "donde cuesta hasta caminar".

Con hasta 38 grados en la capital, los turistas agradecen la multitud de fuentes en las calles que les permiten refrescarse y hidratarse en las horas puntas, un "pequeño oasis", según Summer y Adam, dos turistas de Nueva Jersey (EE.UU.) que se han descargado una aplicación para encontrarlas.

"También es importante hacer una parada durante las horas de máximo calor, de una a tres, ir al hotel y relajarse", añaden.

La situación empeorará en los próximos días: de momento solo hay cinco "puntos rojos", todos ellos en el centro y norte de la península, pero el jueves llegarán a catorce las ciudades afectadas, incluidas Roma, Bolonia, Florencia, Milán, Génova y Turín.

El calor no solo es un problema para los turistas y los trabajadores, especialmente los que lo hacen en el exterior, sino también para los bosques y paisajes, en riesgo extremo de incendio, alertó hoy el Sistema Europeo de Información sobre Incendios Forestales (Effis).

Las regiones más afectadas por los incendios durante este verano, agravado por la sequía y la falta de agua para apagarlos, han sido Sicilia, Apulia y Calabria (sur), pero también la capital italiana, que en el último mes ha sufrido varias decenas de fuegos.

"Italia está viviendo un julio de fuego, con tres incendios diarios desde principios de mes y la multiplicación de los forestales en todo el país, desde el Véneto hasta la Toscana y Roma", apuntó hoy la asociación de agricultores Coldiretti.

Desde enero, en Italia han ardido casi 23.000 hectáreas en más de 200 incendios distintos, una cifra que, aunque no supone un récord, es superior a la media de la última década.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.