Isla y un extraño reencuentro con la Católica: anotó en propia puerta

·2  min de lectura

Si Mauricio Isla le debe un reconocimiento a un club es a Universidad Católica. Es que el lateral de la Selección de Chile se formó como futbolista en La Franja, aunque saltó de inmediato a Europa, en 2007, para llegar a Udinese, por lo que no tuvo participación como profesional en el club chileno.

Por eso, este jueves era especial para el defensor de Flamengo y los Cruzados, ya que, por primera vez, se verían las caras tras todo este tiempo. Y lo hicieron por la tercera fecha del Grupo H de la Copa CONMEBOL Libertadores.

Sin embargo, su reencuentro claramente no fue el esperado. Esto se debió a que el ex Juventus jugó por un instante a favor del equipo de Rodrigo Valenzuela con su gol en contra en el Mengao, pasado el cuarto de hora de juego.

Este tanto del nacido en Buin significó la igualdad provisoria 1-1 para la Católica, pero claro está que no tuvo intención alguna. De una pelota llovida, por un taco de Fabián Orellana dentro del área, en su afán por evitar el remate de Fernando Zampedri, terminó chocando su rodilla derecha con el balón, que finalizó en su arco.

Para cierta tranquilidad de Isla, este no fue el único tanto en propia dado que su compañero Pablo también convirtió uno sobre el final, para el 3-2 en el cierre, tras desviar la pelota. Aunque, la combinación de ambas conversiones, les valió ingresar en un inédito registro.

Por noveno partido en la historia, un juego de la Libertadores tiene dos autogoles de un mismo conjunto. En este caso, lo que diferencia a los brasileños es que fueron los únicos que, de esa suma, se llevaron los tres puntos pese a los sobresaltos. El resto del balance fue de tres empates y cinco caídas.

Foto: Marcelo Hernandez/Getty Images

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.