Su invicto se va al diablo

  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
·2  min de lectura
En este artículo:
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.

CIUDAD DE MÉXICO, septiembre 19 (EL UNIVERSAL).- El América de Santiago Solari ha perdido cuatro juegos en torneo de Liga, más uno en fase final.

Dos de esos cuatro, han sido con el Toluca.

Y los Diablos sacaron las alas, y con base en ataque aéreo, le quitaron el invicto a las Águilas, al ganar 3-1; además, las alcanzaron en la tabla de competencia, al acumular 20 puntos, pero los de Coapa siguen de líderes por mejor diferencia de goles.

Los choriceros, como siempre ante el América, se jugaron su clásico particular. Apenas al inicio del juego (1’), Haret Ortega, canterano americanista, puso arriba a los rojos en un remate a segundo poste, en el que Guillermo Ochoa pudo haber hecho mucho más.

América respondió de inmediato y Henry Martín, también de cabeza, empató el juego (6’).

El duelo entró en el ritmo que le gusta a Solari, de mucha circulación, pero poca profundidad, hasta que Toluca se soltó el pelo y Brian Samudio, también de remate con la cabeza, volvió a poner arriba a los de casa (38’). Pudieron caer más anotaciones de los Diablos Rojos, pero Ochoa hizo grandes atajadas.

Llegó la expulsión de Claudio Baeza (55’), pero con 10 hombres los Diablos no dejaron de buscar el gol para asegurar la victoria, con Rubens Sambueza actuando como su gran mariscal. Ortega se levantó de espalda al marco y, peinando el balón, dejó parado a Ochoa para el tercero de su equipo (60’).

Pudo ser peor. Vino un penalti, mano de Cáceres, quien se fue expulsado por esto, pero Sambueza falló el disparo que pudo quitarle hasta el liderato a las Águilas.

Así, el invicto del América se fue al diablo.

Los directores técnicos

Hernán Cristante demostró su talento al acomodar a su equipo tras la expulsión. Santiago Solari hizo movimientos y fracasó.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.