“Intolerables”. Tras serios incidentes en París, Olympique de Lyon prohíbe que sus hinchas asistan de visitantes y siguen la pista de barras bravas del PSG involucrados en los incidentes

·7  min de lectura
La furia ganó protagonismo en las tribunas del París FC, con encapuchados, policías e hinchas del local, Olympique de Lyon.. ¿y PSG?
dpa

El Olympique de Lyon anunció que prohíbe a sus grupos de aficionados desplazarse para los partidos en condición de visitantes, un día después de los nuevos incidentes en las tribunas en el encuentro de 32avos de final de la Copa de Francia disputado por su club en el estadio del París FC.

“Más que nunca, debemos erradicar estos fenómenos de hooliganismo y suspender a todos estos que son enemigos, por sus actos, del fútbol, pero también de los clubes de los que se reivindican (como aficionados de los mismos). En este contexto, hasta nueva orden, y hasta que haya luz sobre la identificación de los autores (de los actos de este viernes), Olympique de Lyon decide prohibir los desplazamientos de los grupos de aficionados para los partidos al exterior”, transmitió el club en un comunicado.

El viernes, el duelo entre Lyon y el club de la Ligue 2 en el estadio Charléty de París fue interrumpido cuando el resultado estaba 1-1 en el entretiempo, tras enfrentamientos en las tribunas. Luego del lanzamiento de bengalas cerca de donde estaban los aficionados de Lyon, comenzaron peleas que obligaron a intervenir a las fuerzas del orden. Fue entonces cuando espectadores de la tribuna próxima a los incidentes descendieron al césped para alejarse, impidiendo que continuara el partido.

El fútbol francés ha tenido varios actos de violencia en las tribunas desde el inicio de la temporada, recrea la agencia AFP. El jueves pasado, una reunión interministerial desembocó en el anuncio de medidas, entre ellas la instalación de redes de seguridad en los estadios de las dos divisiones superiores del fútbol galo y un protocolo preciso para detener los partidos en caso de incidentes.

El miércoles, el presidente del Lyon, Jean-Michel Aulas, fue sancionado con cinco partidos de suspensión por haber atacado verbalmente al árbitro del partido contra Marsella, interrumpido tras el lanzamiento de una botella de plástico contra el jugador rival, Dimitri Payet.

El partido entre París FC y Olympique de Lyon por la Copa de Francia debió ser suspendido en el entretiempo por los serios incidentes
Agencia AFP


El partido entre París FC y Olympique de Lyon por la Copa de Francia debió ser suspendido en el entretiempo por los serios incidentes (Agencia AFP/)

El presidente de la Federación Francesa de Fútbol (FFF), Noel Le Graet, calificó este sábado los incidentes en el París FC-Lyon de “intolerables” y estimó que “los causantes de problemas” deben ser “echados de los recintos deportivos”.

Por qué el partido se degeneró en las tribunas

Humo, barras de hierro, pánico generalizado, familias atacadas, intervención de las fuerzas policiales... La noche del viernes en Charléty fue de pesadilla. Esta es la razón por la que degeneró todo, sostiene L’Equipe. “Desde la tribuna de enfrente, la escena ya era alucinante de observar. Gran movimiento de público en el descanso. Gente corriendo, otros cayendo entre los asientos y por las escaleras. Frente a varios jugadores del Lyon, algunos armados con bombas de humo o cinturones golpeaban indiscriminadamente a hombres y mujeres que pasaban por delante”, señala el periódico.

Gran parte de los aficionados que estaban en las tribunas terminó en el campo de juego luego de que los incidentes y el humo fueron creciendo en el partido entre París FC y Olympique de Lyon
Agencia AFP


Gran parte de los aficionados que estaban en las tribunas terminó en el campo de juego luego de que los incidentes y el humo fueron creciendo en el partido entre París FC y Olympique de Lyon (Agencia AFP/)

Eran alrededor de las 10 de la noche del viernes y el relato de los fotógrafos colocados al pie de la tribuna era escalofriante. Cientos de personas huyen aterrorizadas por la avalancha de violencia. El pánico general, luego la intervención policial con elementos dispersores, llevó a la invasión del terreno de juego, mientras que los jugadores del Lyon volvían a empezar la segunda parte. En ese momento, Jérémy Stinat envió inmediatamente a todos los jugadores al vestuario. El árbitro ya había decidido que el partido no se reanudaría, lo que fue confirmado por la unidad de crisis 45 minutos después.

Según fuentes policiales, en el estacionamiento se encontraban 500 seguidores del Lyon, de los cuales 200 estaban clasificados como de riesgo. Los integrantes de los grupos, que habían viajado en tren y luego en micro con escolta llegaron tarde al estadio, tras unos 25 minutos de juego. Según relatan varios testigos, a continuación se trasladaron al fondo del garage y empezaron a preparar el ambiente. Sólo los escoltaban unos 15 guardias de seguridad.

La policía intervino en las tribunas, donde los hinchas podían moverse entre tribunas casi sin límites, según admitieron algunos asistentes que vivieron de cerca los conflictos
Agencia AFP


La policía intervino en las tribunas, donde los hinchas podían moverse entre tribunas casi sin límites, según admitieron algunos asistentes que vivieron de cerca los conflictos (Agencia AFP/)

La velada se degeneró cuando esos supuestos aficionados del PSG lograron infiltrarse en la zona de los seguidores del Lyon. En algunas de las imágenes captadas por espectadores cercanos a la acción, se puede ver a uno de ellos armado con un “nunchuck” atacando. Otros tenían barras de hierro y un individuo incluso sostenía una cadena de bicicleta. La primera bomba fue lanzada en el estacionamiento a las 21.50, lo que desencadenó la histeria general y una ola de violencia.

Mathieu estaba en el fondo de las tribunas, pegado al estacionamiento. “La seguridad era increíble, no había personal y podías moverte libremente entre todas las tribunas”, explicó este aficionado del Olympique Lyon. Eso fue lo que permitió a los parisinos entrar en una zona que estaba principalmente llena de aficionados visitantes. Algunos de ellos iban armados y lanzaron un enorme petardo en medio de las tribunas. Lo que ocurrió después es angustioso, pero no se puede entender la historia sin mencionarlo.

Por lo tanto, los enormes fallos de seguridad del estadio de Charléty permitieron que se produjera la violencia, aunque no lo expliquen. No había vigilancia fuera del garage para garantizar la seguridad de las familias presentes en esa parte del estadio, que sólo estaba separada de los fanáticos rivales por una fina pared de acrílico.

Sébastien, de 40 años, es director de una empresa en París y aficionado al Lyon. Acudió al estadio con uno de sus empleados y estuvo a pocos metros del inicio de los incidentes. Lo vio todo y relató a L’Equipe: “Estaba sentado justo al lado del estacionamiento para disfrutar de los cánticos. En el descanso, cinco tipos subieron desde el fondo de la tribuna, con las cabezas afeitadas, y se colocaron en la esquina superior. Empezaron a golpear el acrílico para provocar a un grupo de chicos sentados al otro lado. Entonces, uno de los barras asomó la cabeza por encima de la valla y empezó a escupirles. Me di cuenta de que su único objetivo era provocar a la banda. Los jóvenes comenzaron entonces a enfrentarse entre sí. Al principio eran sólo cinco tipos luchando a través del acrílico. Pero entonces una veintena de chicos se acercaron a ayudar. Y en el lado parisino, unas diez personas más llegaron para ayudar a los jóvenes con armas y humo. Se me fue de las manos, me fui porque tenía miedo. Cuando bajé las escaleras, vi a un montón de parisinos que corrían para unirse a la lucha, y a dos tipos que llevaban camisetas de los Ultras del PSG. Todo se fue al infierno en menos de cinco minutos”.

¿Cómo es posible que los barras parisinos acaben allí, y tan armados? Según varias fuentes presentes en el lugar, se trata de antiguos miembros del grupo Karsud, disuelto por el plan Leproux, que exporta su violencia a Charléty desde hace diez años. Hoy en día no hay pruebas de que sigan afiliados a los ultras del PSG. No está claro si los hooligans del Lyon que atacaron la tribuna el viernes por la noche pertenecen a una de las principales asociaciones de ultras del Lyon (Bad Gones y Lyon 1950).

El París FC deberá explicar la presencia de los hombres armados en el interior del estadio a la comisión disciplinaria de la FFF, que se reunirá excepcionalmente a principios de la próxima semana. En el Olimpique de Lyon, tendrán que hacer frente al problema que plantean estos pocos y peligrosos ultras, desde grupos o de forma independiente. El viernes por la noche, según todos los testimonios recogidos, “se evitó milagrosamente lo peor”, ya que, aparte de varios heridos leves, no hubo que lamentar ningún drama. La policía no detuvo a nadie hasta que se cerró el estadio en los primeros minutos del sábado.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.