El Inter sufre por su propia irregularidad

·2  min de lectura

El Inter tenía la oportunidad de alcanzar la cima de la Serie A con un triunfo en su visita a Udinese, pero cayó por 3-1 y los dueños de casa terminaron disfrutando una victoria que los coloca momentáneamente en la primera posición.

El equipo de Simone Inzaghi abrió el marcador en el comienzo del partido gracias a una perfecta ejecución de Nicolo Barella en un tiro libre directo, pero los Friulani consiguieron el empate rápidamente con un gol en contra de Milan Skriniar tras una pelota parada lanzada por el argentino Roberto Pereyra.

Edin Dzeko le devolvió la ventaja al Nerazzurri a los 10 minutos del segundo tiempo, pero el árbitro anuló la acción por fuera de juego y de allí en adelante fue todo del conjunto que conduce Andrea Sottil, que tuvo premio en el tramo final.

Jaka Bijol conectó de cabeza un tiro de esquina desde la derecha de Gerard Deulofeu a los 84' para desnivelar en favor de los locales, y Tolgay Arslan definió el encuentro en tiempo de descuento, también con un tanto por vía aérea.

La escuadra de Milán se ubica en el décimo puesto de la liga italiana con 12 puntos producto de cuatro victorias y tres derrotas. Esta es la cuarta vez desde 1994/95 que el Inter pierde al menos tres de los primeros siete partidos de una temporada de Serie A: 1998/99, 2000/01 y 2011/12 fueron las ocasiones anteriores y los Nerazzurri nunca pudieron terminar entre los cuatro primeros del torneo esas tres temporadas.

Habrá un receso en la competencia por la última fecha FIFA antes del Mundial de Qatar 2022 y el Inter volverá a la acción el 1° de octubre cuando reciba a la Roma de José Mourinho en San Siro.

Foto: Getty Images