Lautaro Martínez y Joaquín Correa festejaron con Inter, que obtuvo la Copa Italia al vencer en el alargue a la Juventus de Paulo Dybala

  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
·6  min de lectura
En este artículo:
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
Inter es el nuevo campeón de la Copa Italia
Alfredo Falcone

En una final que resultó inolvidable porque tuvo de todo, Inter derrotó a Juventus por 4 a 2, en el alargue, y se quedó con la Copa Italia 2021/2022. Con este título, el equipo Nerazzurri obtuvo su octava conquista. Con Lautaro Martínez entre los titulares y Joaquín Correa que ingresó en el campo de juego como sustituto, el equipo de Milán levantó el trofeo que se le venía negando en los últimos 11 años y jugará la Supercopa italiana. Además, continúa en la lucha por conquistar la Serie A.

El duelo, disputado en el Olímpico de Roma, tuvo golazos y dos remontadas, condimentos propios de una final increíble. Muchas emociones en un partido que es uno de los clásicos más importantes de Italia. Primero comenzó ganando Inter, en el inicio, con un gran gol de Barella. Ya en la segunda parte, y en tan sólo dos minutos, la Juve lo dio vuelta gracias a los tantos de Alex Sandro y a Vlahovic. Cuando restaban 11 minutos para que se terminara el partido, Calhanoglu empató de penal y mandó el partido al alargue. Allí, apareció en todo su esplendor el croata Ivan Perisic, que con otro penal y con un golazo, desequilibró la definición para que los de Inzaghi se consagren en la edición número 75 de la Copa Italia.

Inter es el campeón de la Copa Italia
Alessandra Tarantino


Inter es el campeón de la Copa Italia (Alessandra Tarantino/)

Inter atraviesa un muy buen momento. El campeón defensor de la Serie A está al asecho de Milan, su clásico rival, en la lucha por la liga italiana. En el caso de que el Nerazzurri gane el campeonato local, su rival en la Supercopa será el finalista de la Copa Italia, por lo tanto volvería a disputar con Juventus un choque que se realizaría a fines de diciembre o a principios de enero de 2023.

El primer tiempo

El partido definitorio arrancó con toda la furia. Apenas seis minutos de juego e Inter se puso en ventaja con un golazo de Nicolò Barella. El volante arrancó de izquierda hacia el medio y sacó un zapatazo terrible de derecha al segundo palo de Mattia Perin, para establecer el 1 a 0 para el equipo de Milán.

En 22, Paulo Dybala tuvo el empate, pero el arquero de Inter le ahogó el grito. Fue una gran habilitación de Cuadrado para el cordobés, que controló muy bien, se acomodó y remató al primer palo. Samir Handanovic la retuvo con mucha presencia. Un minuto después, el arquero de Inter volvió a lucirse de manera impresionante. Un remate de Dusan Vlahovic se metía en el segundo palo, pero el guardameta la mandó al córner.

Juventus ya merecía el empate y nuevamente en dos jugadas inmediatas tuvo la igualdad y una de ellas con la participación de Dybala. En 29, otra vez Handanovic mandó la pelota al córner tras un cabezazo. Luego volvió a aparecer el capitán de la Vecchia Signora, que rescató un rebote tras un tiro de esquina y disparó de zurda afuera, pero cerca del arco. Dominio desparejo: Inter ganaba, pero Juventus era el protagonista.

En el final de la primera etapa, el equipo que tuvo a Lautaro Martínez entre los titulares se llevaba mucho habiendo hecho poco, pero el gran gol de Barella fue lo que marcó la diferencia. Juventus merecía el empate claramente, pero se chocó con la figura del arquero rival. El entrenador Allegri, incluso, realizó una variante táctica sacando a Danilo y poniendo al atacante Álvaro Morata.

La segunda parte

Al igual que en la primera etapa, el inicio del segundo tiempo comenzó con todo. Handanovic, que era el héroe, se transformó en villano. Alex Sandro recibió de afuera del área, remató potente y venció las manos del arquero esloveno para establecer el empate a los cinco minutos. Un toque de Morata fue el que descolocó al guardameta y parecía que la modificación comenzaba a darle resultados a Juventus.

Y tan sólo dos minutos después, el Bianconeri pudo darlo vuelta. Juventus encontró mal parado a Inter y la pelota le quedó a Vlahovic. El serbio definió, la pelota dio en la cara de Handanovic, pero en el rebote, pudo anotar el 2 a 1. Los de Allegri dieron vuelta el partido de inmediato y la final se convertía en un partidazo.

En busca del resultado y con la obligación de alcanzar, al menos, el empate, el entrenador Simone Inzaghi apostó por el argentino Joaquín Correa. Inter cuenta con los dos atacantes argentinos en la ofensiva y con ambos era el que dominaba el partido. De a poco fue metiendo en el área a Juventus, que tuvo que aguantar los últimos minutos de la final que estaba ganando.

Los ataques constantes de Inter dieron resultado. Lautaro Martínez recibió en el área y fue derribado por Leonardo Bonucci. El árbitro del partido Paolo Valeri no dudó y cobró la pena máxima. Hakan Calhanoglu se hizo cargo del penal y le pegó de manera estupenda a un ángulo para establecer el merecido empate 2 a 2. El partidazo iba al alargue.

Al término del tiempo reglamentario, Inter y Juventus empataron 2 a 2 en un intenso partido que tuvo de todo. Llegaron los 30 minutos del tiempo suplementario para que uno de los dos se consagre campeón. De continuar la igualdad, se definiría por penales. Lautaro Martínez fue sustituido por el chileno Alexis Sánchez. Así, en caso de que hubiera penales, el exRacing no podría estar para la definición. Por otra parte, Paulo Dybala continuó en el campo de juego.

Tiempo suplementario

A los seis minutos del alargue, una falta de Matthijs de Ligt sobre Stefan de Vrij no había sido advertida por el árbitro, pero Paolo Valeri fue llamado desde el VAR, se dirigió a verlo y cobró penal para Inter. Ivan Perisic remató desde los 12 pasos y estableció el 3 a 2. Tras el tanto, Paulo Dybala fue reemplazado por Moise Kean.

Y el penal fortaleció al equipo de Inzaghi porque apareció otra vez en ofensiva y concretó otro golazo. Otra vez Perisic que, controló de derecha y remató de zurda, la clavó en un ángulo para poner el 4 a 2, cuando se jugaban 11 del primer tiempo del alargue. Con ese tanto, Inter se acercaba al título. Luego aguantó algunos minutos, pero finalmente Juventus no pudo batir el arco de Handanovic e Inter se coronó campeón.

El equipo de Inzaghi obtuvo su octava Copa Italia de las 14 finales que disputó. Con este trofeo, Lautaro Martínez ganó su tercer título con Inter (una serie A, una Supercopa italiana y la primera Copa Italia). Por su parte, Joaquín Correa se quedó con su segunda conquista desde su arribo al conjunto de Milán y además, la segunda Copa Italia en su carrera. La otra fue en Lazio, en 2019 y anotó un gol en aquella final ante Atalanta.

Por el lado de Juventus, Paulo Dybala cerrará su ciclo de siete años sin obtener un campeonato en esta temporada. El contrato del córdobés finaliza el próximo 30 de junio y se alejará de la Vecchia Signora, habiendo obtenido 12 títulos y, por el momento, 115 tantos converitos.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.