Insólita confesión del árbitro de una final de Champions League: regaló un penal para subsanar un error

·3  min de lectura
Mark Clattenburg sorprendió con una confesión: sancionó un penal para compensar un error en una final de Europa, la de Real Madrid y Atlético de Madrid por la Champions League 2015/2016.
TF-Images

El 28 de mayo de 2016 Real Madrid ganó la primera de tres Champions League seguidas, ante su clásico rival Atlético de Madrid. El ambiente no podía ser más ardiente, porque en la temporada 2013/14 los merengues habían derrotado a los colchoneros y el recuerdo estaba muy fresco. El club blanquirrojo, con Diego Simeone como entrenador, seguía en busca de su primera conquista de Europa y la Casa Blanca vibraba con la Orejona, su obsesión, su objeto de deseo ya conseguido diez veces por entonces. Lo que sucedió en el campo de juego del estadio Giuseppe Meazza, de Milán, sembró sospechas hasta el día de hoy.

A los 15 minutos, desde la banda izquierda de Real Madrid, Toni Kroos envió un centro con rosca, Gareth Bale peinó y Sergio Ramos definió en el área chica, ganándole por un microsegundo al arquero Jan Oblak. Lo hizo tan rápido que el árbitro y los jueces de línea no detectaron la posición adelantada del zaguero andaluz, en una época en la que todavía no había VAR.

Compacto de Real Madrid vs. Atlético de Madrid, final de Champions 2016

“Yo supe que Bale la había tocado en el medio, lo que facilitó que Ramos marcara el 1-0 en fuera de juego. Entonces le pregunté a mi asistente si había habido ese toque tras el saque de falta. Él estaba totalmente paralizado. No teníamos tecnología y yo tenía que reiniciar el partido”, dijo el inglés Mark Clattenburg a The Brazilian Shirt Name. El referí ya había confesado, hacía unos meses, que había cometido un error en esa jugada. Pero su peor secreto estaba por venir...

Clattenburg reveló luego lo impensado: que concedió un penal a Aleti para “compensar”. A los 3 minutos del segundo período, Antoine Griezmann se dirigía en diagonal hacia el arco de Keylor Navas y pasó la pelota a Fernando Torres, que aguardaba de espalda en el área. El atacante español cayó tras un contacto con el defensor portugués Pepe y el referí británico decidió equiparar: sancionó penal sin estar convencido de que hubiera habido una infracción, a pesar de la firmeza de sus gestos en el rechazo a las protestas de los futbolistas de Real Madrid.

El gol de Sergio Ramos para el 1-0 de Real Madrid ocurrió en posición fuera de juego; el juez Clattenburg lo supo más tarde y quiso "subsanar" la falla otorgando a Atlético un penal del que no estaba seguro.
Power Sport Images


El gol de Sergio Ramos para el 1-0 de Real Madrid ocurrió en posición fuera de juego; el juez Clattenburg lo supo más tarde y quiso "subsanar" la falla otorgando a Atlético un penal del que no estaba seguro. (Power Sport Images/)

“Fui muy afortunado en esa final, porque se me presentó un penal de esos que son 50/50. Torres estaba claramente adelantado ante Pepe, muy claramente, y hubo falta. ¿Realmente hubo falta? Es muy subjetivo. Y lo pité porque eso devolvía el equilibrio, ya que el Madrid ya había tenido su oportunidad con ese gol en fuera de juego “, dijo el referí de esa final, cinco años más tarde.

Después, Griezmann erró el disparo; la pelota salió fuerte y fue devuelta por el travesaño. Para el juez resultó un alivio: “Entonces Griezmann remató y le dio al larguero, y yo pensé: «Uau, éste es mi día. Es un día perfecto para un árbitro». Atlético tuvo claramente la oportunidad de empatar el gol en fuera de juego y falló. Y ahora me culparán a mí, pero no pueden porque Griezmann tuvo la oportunidad del penal”, razonó Clattenburg.

Antoine Griezmann desperdició el "regalo" del referí al rematar el penal hacia el travesaño del arco de Keylor Navas; Atlético perdería esa final por... penales.
Boris Streubel


Antoine Griezmann desperdició el "regalo" del referí al rematar el penal hacia el travesaño del arco de Keylor Navas; Atlético perdería esa final por... penales. (Boris Streubel/)

Más adelante en el partido, a los 35 minutos de la segunda mitad, Yannick Carrasco igualó y forzó la extensión a la prórroga, que derivaría en una definición por penales. Real Madrid ganaría en esa instancia, con el disparo definitivo en los pies de Cristiano Ronaldo.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.