Inglaterra se quedó con la serie ante Australia tras ganar en Sídney

·1  min de lectura

Inglaterra fue de menor a mayor en la serie y terminó de quedársela ante Australia. Tras la derrota en el inicio y la recuperación en el segundo juego, la Rosa coronó la ventana de julio con la remontada en la seguidilla de test matches al ganar por 21-17, en el Sydney Cricket Ground.

Casi como una semejanza con la tanda de partidos, los de Eddie Jones comenzaron prácticamente desde abajo en el encuentro hasta recomponerse de manera notable. Del penal de Owen Farrell, los Wallabies llegaron a estar 10-3 gracias al try de Tom Wright, con posteriores anotaciones de Noah Lolesio.

Sin embargo, la visita se acomodó en el momento justo. Antes del entretiempo, devolvió el golpe con el ensayo de Freddie Steward, con previo penal convertido de su ejecutante designado.

De inmediato, en el complemento, los británicos estiraron la distancia, la que encajaría perfecto en su trayecto hacia la victoria final. Tras un penal de Farrell, Marcus Smith encaminó el triunfo con un intento, seguido de la conversión del apertura de Saracens.

Camino al cierre, luego del try de Folau Fainga'a, acompañado por la buena ejecución de Lolesio, los australianos apenas se quedaron en el deseo por aspirar a algo más en el marcador ante un elenco de Jones que desplegó toda su firmeza.

Ventana de julio favorable para Inglaterra, que recién regresará a la actividad por la serie de partidos de noviembre, contra Argentina, Japón, Nueva Zelanda y Sudáfrica, con un único objetivo: la preparación para la Copa del Mundo en Francia 2023.

Foto: Getty Images

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.