Inglaterra prohibirá cabezazos en fútbol para niños menores de 12 años

·3  min de lectura
La Asociación del Fútbol (FA), el máximo organismo del balompié en Inglaterra, anunció el inicio de las pruebas para prohibir los cabezazos deliberados al balón en los partidos que jueguen niños de 12 años o menores. (Foto: John McDonnell/The Washington Post vía Getty Images)
La Asociación del Fútbol (FA), el máximo organismo del balompié en Inglaterra, anunció el inicio de las pruebas para prohibir los cabezazos deliberados al balón en los partidos que jueguen niños de 12 años o menores. (Foto: John McDonnell/The Washington Post vía Getty Images)

La Asociación del Fútbol (FA), el máximo organismo del balompié en Inglaterra, anunció el inicio de las pruebas para prohibir los cabezazos deliberados al balón en los partidos que jueguen niños de 12 años o menores, como parte de un plan para mitigar los impactos en la salud que se producen al golpear la pelota con la cabeza. Se espera que para la temporada 2023-2024 la prohibición sea implementada oficialmente.

Un reporte publicado en el diario inglés The Guardian señalo que la FA recibió la aprobación del órgano legislativo del fútbol y la Junta de la Asociación Internacional de Fútbol (IFAB) para probar la eliminación de los cabezazos en las competiciones y las ligas menores que se presenten para participar en la temporada y de tener éxito la FA solicitará un cambio en las reglas para eliminar los cabezazos completamente en los niveles sub-12 e inferiores en la temporada 2023-2024.

El nuevo ensayo hace parte de las medidas que desde 2020 se han implementado para proteger la salud de los niños que practican fútbol, dado los casos comprobados de enfermedad neurodegenerativa detectados en futbolistas profesionales. Ese año se desaconsejó a los entrenadores practicar el cabeceo en niños menores de 11 años y la introducción de cabezazos ligeros en los entrenamientos para mayores de 12 años en adelante.

Otra de las medidas era limitar a 10 el número de cabezazos de alto impacto que pudiera tener un jugador adulto profesional durante una semana de entrenamiento.

Las investigaciones sobre la ETC (Encefalopatía Traumática Crónica) han encontrado que varios jugadores de deportes de alto contacto, como el boxeo, rugby y fútbol americano, aunque también en el balompié, padecen los efectos de esa enfermedad cerebral degenerativa asociada con repetidos golpes, no necesariamente fuertes, en la cabeza.

La Asociación del Fútbol (FA), el máximo organismo del balompié en Inglaterra, anunció el inicio de las pruebas para prohibir los cabeceos deliberados al balón en los partidos que jueguen niños de 12 años o menores. (Getty Images)
La Asociación del Fútbol (FA), el máximo organismo del balompié en Inglaterra, anunció el inicio de las pruebas para prohibir los cabeceos deliberados al balón en los partidos que jueguen niños de 12 años o menores. (Getty Images)

"Representa un enfoque cauteloso para jugar y disfrutar del fútbol mientras continúa la investigación en curso en esta área", asegura el comunicado de la FA.

El líder del proyecto de enfermedades neurodegenerativas en el fútbol en la Asociación de Futbolistas Profesionales, Dawn Astle, dio la bienvenida a la prueba: "Queremos que todos nuestros niños disfruten de su fútbol, ​​pero deben poder jugar con seguridad”, dijo y agregó que "la nueva prueba propuesta para extender las reglas del cabezazo ya establecidas para el entrenamiento a los partidos es un paso lógico y sensato", reseño The Guardian.

"El fútbol tiene el deber de cuidar para seguir mitigando los riesgos de cabecear un balón. Esta obligación incluye el fútbol juvenil, pero también se aplica al cuidado de los jugadores del fútbol profesional de élite. De cara a la temporada 2022-23, todos los clubes profesionales deben incorporar las pautas de cabeza apropiadas en sus regímenes de entrenamiento. Su responsabilidad se extiende a sus equipos juveniles, femeninos y masculinos", agregó.

Astle es uno de los principales abanderados para poner reglas más estrictas en torno a los cabezazos. Un médico forense dictaminó en 2002 que la muerte de su padre, el exdelantero del West Bromwich Albion y de la selección inglesa Jeff Astle, fue el resultado de una enfermedad causada por los repetidos cabezazos a una pelota de fútbol. Un examen posterior del cerebro de Astle por parte de un neuropatólogo permitió descubrir que había estado sufriendo de ETC, una enfermedad cerebral progresiva.

Un estudio llevado a cabo en 2019 encontró que los futbolistas profesionales tenían tres veces y media más probabilidades de morir de una enfermedad neurodegenerativa que los miembros de la población de la misma edad.

VIDEO: Lewandowski ya es oficialmente del Barça

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.