Infructuoso dominio del Rebaño

·1  min de lectura

TOLUCA, Méx., septiembre 5 (EL UNIVERSAL).- Diablos Rojos vs Chivas pintaba para ser un partido intenso. No decepcionaron. Pese al empate sin goles, el juego tuvo peligro en ambas áreas, pero el VAR volvió a ser protagonista.

Los últimos 10 minutos en el estadio Nemesio Díez fueron totalmente del Guadalajara. El cuadro tapatío presionó, pero el videoarbitraje echó para atrás un penalti y un gol en su favor.

Al 80’, Alexis Vega metió velocidad, consiguió un tiro de esquina y se escuchó el silbatazo del árbitro César Ramos, quien observó un empujón de Valber Huerta sobre Gilberto Orozco, pero se revisó en el VAR y no se sancionó la pena máxima.

Para el 87’, Cristian Calderón disparó desde fuera del área. Había aplicado un Chicotazo; golazo, pero el árbitro asistente marcó fuera de lugar y -tras la revisión silenciosa en la cabinita- el tanto no contó, ante los reclamos de toda la banca del Rebaño.

Alexis Vega e Isaác Brizuela fueron lo más destacado de Chivas. "El Conejito" aparecía por la banda derecha y metía centros que sí hicieron temblar a la defensa de los Diablos.

La velocidad del ‘10’ visitante fue constante; intentó de larga distancia, pero Tiago Volpi no permitió que pasara el balón.

Por la parte de Toluca, Carlos González fue el elemento en el ataque al que recurrió Ignacio Ambriz, pero sólo dos disparos tuvieron dirección a portería.