Inflación de eurozona supera todo pronóstico con récord de 4,9%

·3  min de lectura

(Bloomberg) -- La inflación de la eurozona se disparó a un récord para la era de la moneda única y superó todas las estimaciones, lo que se suma al desafío del Banco Central Europeo antes de una crucial reunión el próximo mes sobre el futuro de los estímulos monetarios.

Most Read from Bloomberg

Los precios al consumidor aumentaron un 4,9% anual en noviembre, superando las 40 proyecciones de una encuesta de Bloomberg a economistas, donde la mediana fue del 4,5%. Un indicador que excluye componentes volátiles como los alimentos y la energía también alcanzó un récord. Los mercados del euro y de los bonos registraron escasa variación después de la publicación de los datos.

Los funcionarios del BCE, anticipándose a un aumento de la inflación para este mes, han redoblado sus esfuerzos en los últimos días para asegurar a los ciudadanos que están enfrentando un alza en el costo de vida que ocurre una vez por generación y que no perdurará, impulsada por la energía y una serie de factores excepcionales.

Si bien la presidenta Christine Lagarde se mantiene firme a ese discurso, algunos colegas advierten que las presiones sobre los precios podrían tardar más en ceder, lo que aviva las especulaciones sobre el curso futuro de la política monetaria.

En una reunión del 16 de diciembre, el Consejo de Gobierno anunciará el final de su plan de compra de bonos por la pandemia y detallará cómo se desarrollarán las compras regulares y las tasas de interés a medida que la economía continúe su recuperación.

Es probable que la presión para una salida más rápida provenga de Alemania, donde la inflación alcanzó el 6% este mes, su ritmo más rápido desde principios de la década de 1990. El presidente del Bundesbank, Jens Weidmann, que dejará su cargo a fin de año, ya encendió las alarmas, diciendo que es posible que el ritmo de la eurozona se mantenga por encima del objetivo del BCE, de 2% a mediano plazo.

Sin embargo, su homólogo español, Pablo Hernández de Cos, desaconseja una eliminación prematura de la ayuda. El lunes, después de que se informara una tasa nacional española de 5,6% –también la más alta en casi tres décadas–, señaló que no hay razón para apresurarse a detener las compras de bonos dado que las presiones sobre los precios se aliviarán de forma muy significativa en el segundo trimestre.

Las proyecciones actualizadas de crecimiento e inflación guiarán la decisión del BCE. En septiembre, las estimaciones mostraban que la inflación se desaceleraría a 1,5% en 2023. Es muy incierto cómo cambiará eso después de que la repentina aparición de la variante ómicron del coronavirus, potencialmente más contagiosa que las variantes antes conocidas, elevó el riesgo de nuevas restricciones.

El resurgimiento de casos en las últimas semanas ya llevó a los Países Bajos y Alemania a imponer nuevas restricciones. Austria y Eslovaquia entraron en confinamiento. Si esto se replica en otros lugares, dichas medidas podrían afectar la producción y amplificar los cuellos de botella sin precedentes de las cadenas de suministro.

El vicepresidente del BCE, Luis de Guindos, se pregunta si el ajuste actual podría durar más de lo esperado. “Existe el riesgo de que la inflación no se desacelere tan rápido ni tanto como predijimos”, señaló a Les Echos en una entrevista dada a conocer el martes.

Después de la publicación de los datos de la inflación, los rendimientos a 10 años de Alemania se mantuvieron a la baja, cayendo tres puntos básicos a -0,35%. Los mercados monetarios continúan esperando la primera alza de las tasas de depósito del BCE para 2023.

Nota Original:

Euro-Area Inflation Tops All Forecasts With Record 4.9% (2)

Most Read from Bloomberg Businessweek

©2021 Bloomberg L.P.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.