Indignación en el rugby: una incalificable deslealtad y la seria lesión de un jugador de Pueyrredón

·4  min de lectura
El momento en que Tomás Sánchez, capitán de Los Matreros, lesiona a Juan Marsano
El momento en que Tomás Sánchez, capitán de Los Matreros, lesiona a Juan Marsano

La indignación crece en el ambiente del rugby. Todos entienden que se trata de un deporte con fricción, con las pulsaciones a pleno, y en el cual puede haber algún exceso en el accionar. Pero también es un deporte que inculca los valores. Y lo sucedido el sábado pasado en la cancha de Los Matreros, a partir del desenlace de la acción y de lo que transmiten las imágenes, genera una mezcla de incredulidad, enojo y dolor. Porque lo que pasó no tiene nada de deporte ni de respeto por los compañeros, rivales y espectadores.

¿Cómo fueron los hechos? Se disputaba el encuentro entre el local, Los Matreros, y Pueyrredón, por la 10ª fecha del certamen de Primera A de la URBA. El conjunto visitante es un de los animadores de la competencia y llegó al encuentro con 32 puntos, ubicado en la tercera posición. Su adversario, con 23, ocupaba el sexto lugar. Un partido que parecía controlado para el referí Nicolás Cotic. Hasta que llegó la acción desleal.

Iban 22 minutos del segundo tiempo y Los Matreros estaba en ventaja por 36-24. Tenía, además, la posesión de la pelota y buscaba progresar en el campo de Pueyrredón a base de rucks. En una de esas fases de perforación, el capitán Tomás Sánchez recibió la pelota y encaró. Un jugador fuerte, morrudo. Pero se encontró con la marca férrea de Juan Marsano, centro de Pueyrredón. Forcejean por el balón y ambos van al piso. Hasta ahí, una acción normal, de las habituales.

El tema fue que Marsano quedó del otro lado, en offside, mientras Sánchez limpió la pelota para que la tomaran sus compañeros y prosiguieran con la jugada. Una acción deportivamente positiva. Pero seguida de otra deleznable, indigna de las canchas de rugby. En las imágenes se ve claramente su intención. Apenas salió la pelota y la mirada del árbitro y de los jugadores se fue para otro lado, Sánchez tomó el pie izquierdo de Marsano y se lo dobló fuertemente. Una maniobra totalmente innecesaria, sin sentido. Antideportiva. Se advierte la reacción del jugador agredido: puro dolor. Lo tomó por sorpresa, seguramente aflojado mientras esperaba poder reincorporarse al juego una vez que todos se levantaran.

La jugada que desató la indignación

El momento en que Tomás Sánchez, capitán de Los Matreros, lesiona a Juan Marsano
El momento en que Tomás Sánchez, capitán de Los Matreros, lesiona a Juan Marsano


El momento en que Tomás Sánchez, capitán de Los Matreros, lesiona a Juan Marsano

Varios compañeros de Marsano reaccionaron de inmediato y fueron a increpar a Sánchez, que se cubrió detrás de otros jugadores de Los Matreros, tratando de pasar inadvertido para el referí. El juego estuvo interrumpido varios minutos. El árbitro y sus colaboradores escuchaban las recriminaciones de los jugadores de Pueyrredón, pero no habían visto nada. Sólo tenían la referencia de ver a Marsano tirado en el piso, atendido por los médicos del equipo, y visiblemente dolorido. Se puso de pie como pudo y salió, rengueando. No pudo continuar.

El referí Cotic convocó a los capitanes: G. Balbi, de Pueyrredón, y… Tomás Sánchez, de Los Matreros, el agresor. “No observamos ninguna situación rara. Después veremos si surge algo en la investigación. Hablen con sus jugadores para seguir comportándose como lo hicieron en el primer tiempo. Hablen con sus equipos”, fue el mensaje.

El resumen del partido

Pueyrredón terminó ganando por 38-36, pero la indignación por la deslealtad del capitán de Los Matreros, justamente del capitán, no cesó. Tras el encuentro, el árbitro revisó las imágenes del momento y vio la agresión que no había advertido en la cancha. La hizo constar en el informe que presentó a la Comisión de Disciplina de la URBA. Marsano demoró unos días para someterse a estudios porque tenía obligaciones laborales impostergables. Tenía alguna percepción de que podría haber algo grave por cómo fue sintiéndose. Se teme una lesión muy seria en la rodilla.

La acción desleal está. El informe del referí está. El diagnóstico de la lesión está. Sólo falta el dictamen de la URBA, qué sanción disciplinaria tomará con Sánchez. También el Club Los Matreros podría tomar alguna decisión paralela al respecto, ya que lo sucedido afecta directamente la imagen de la entidad, donde hay muchos chicos que seguramente querrán en el futuro ser capitanes. Como lo es Sánchez, pero con una actitud distinta.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.