Independiente superó a Vélez y accedió a cuartos de final

·2  min de lectura

Independiente se quedó con el último lugar hacia los cuartos de final de la Copa Argentina. En el Estadio 23 de Agosto, de Jujuy, ratificó su mejora con un buen nivel ante Vélez Sarsfield, al que eliminó con una firme victoria por 2-0.

En un inicio en el que el Fortín se hizo con el control de la pelota y el Rojo cerró sus piezas para salir de contragolpe, Leandro Fernández fue el que demostró haber tomado nota en la previa, para darle la ventaja a los de Avellaneda.

Entre el choque de posturas de los equipos, el delantero probó con un remate cruzado, desde la izquierda, que salió muy elevado. Pero esto fue sólo una prueba, ya que, a los 12', repitió la secuencia, aunque con eficacia: probó el mismo tiro de zurda y, esta vez, convirtió con su envió bien esquinado.

Con el tanto a su favor, el conjunto de Julio César Falcioni aumentó su confianza y se acercó al segundo, al poco tiempo. Tras el lanzamiento del autor del gol, de un tiro libre frontal, Leandro Benegas se desmarcó justo para arrojarse y conectar un testazo hacia el piso, que desvió con buena reacción Leonardo Burián.

Luego de un desconcierto en la defensa fortinera, el atacante argentino-chileno dio otro indicio para estirar distancias. Posterior a una recuperación de Fernández, tomó la pelota dentro del área, eludió al arquero y disparó por bajo, pero dos jugadores rivales evitaron que llegara hacia la red.

Durante la primera parte, y con el golpe dado, el Diablo estuvo mejor ante un cuadro de Alexander Medina que no supo reaccionar. Recién a poco del entretiempo aspiró al descuento con un tiro libre peligroso del juvenil Luca Orellano.

En el complemento, el comienzo fue similar a la etapa inicial. Cuando se acomodaban los elencos, los de Falcioni fueron contundentes para estirar distancias, a los 56': Benegas, con intención de habilitar, envió un pase recto para Fernández, quien superó el esférico y desconcertó el guardavallas, terminando el balón dentro del arco.

El partido continuó con Vélez falto de respuestas en su juego, para proyectar un descuento, mientras que el Rojo se mantuvo con el plan que llevó a cabo desde el arranque y le aplicó orden para aferrarse a la victoria.

De esta manera, Independiente sigue con vida en un certamen que le ha resultado complicado y esquivo, a lo largo de los años, y que le resulta un gran anhelo en el presente para obtener el boleto hacia la próxima Copa CONMEBOL Libertadores. En la próxima instancia, enfrentará a Talleres, por una plaza entre los cuatro mejores.

Foto: AFA