Independiente se despidió con una goleada y dejó sin clasificación a Huracán

·2  min de lectura

Después de cinco partidos, recién consiguió reencontrarse con el triunfo. Independiente goleó a Huracán por 3-0 por la última fecha de la Zona B de la Copa de la Liga Profesional y lo dejó sin chances de clasificar a cuartos de final en el Libertadores de América-Ricardo Bochini.

Después de una campaña irregular de principio a fin, el equipo de Eduardo Domínguez cerró su participación con una mínima alegría al menos para cambiar el murmullo en las tribunas por unos tibios aplausos. Igual, no le sobró nada para quedarse con los tres puntos.

De entrada lo tuvo con un centro desde la derecha de Damián Batallini que conectó de cabeza Julián Romero para cambiarle el sentido, pero el balón salió apenas afuera. Hasta que llegó la infracción de César Ibáñez a Domingo Blanco sobre el borde del área.

Alan Soñora se encargó de la ejecución y con un zurdazo exquisito por encima de la barrera la clavó junto al palo izquierdo de Marcos Díaz. La ventaja le permitió al Rojo dominar la primera mitad con mayor tranquilidad, pero no logró inquietarlo para ampliar la diferencia.

Sin embargo, para la segunda mitad bajó la intensidad y se replegó en el campo. El Globo, con la obligación de ganar o ganar para asegurar su lugar en los cuartos de final, padeció su falta de contundencia como también el gran trabajo de Sebastián Sosa.

Primero lo tuvo Jhonatan Candia con un cabezazo cruzado que salió cerca del palo y luego, el mismo Candia remató de tiro libre y exigió una tremenda atajada del arquero en el ángulo. Más tarde, lo perdió Mateo Bajamich con la cabeza por encima del travesaño.

Hasta que los lugares que cedió en defensa le permitieron al local liquidar la tarde. Lucas González se perdió el gol bajo el arco tras un fuerte pase de Leandro Fernández, pero en una jugada similar, el ingresado Juan Cazares consiguió el segundo de la jornada.

El ecuatoriano apareció por izquierda, ingresó al área y remató de derecha al segundo palo. Pero sobre la hora, Fernández robó en ataque y salió de contra: encaró a Díaz, lo eludió por su izquierda y definió con el arco a su merced para liquidar la historia en Avellaneda.

Independiente se quedó con un gran triunfo para cerrar una campaña para el olvido, llegó a los 16 puntos y como aliciente se alejó de los últimos lugares para pensar directamente en la CONMEBOL Sudamericana. Huracán desperdició su chance de clasificar con todo a favor.

Foto: Huracán

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.