La incómoda situación que vivió Rafael Nadal por una pregunta sobre los tratos “especiales” que recibe de los árbitros

·4  min de lectura
El momento en que Nadal habla sobre los supuestos privilegios en el circuito
El momento en que Nadal habla sobre los supuestos privilegios en el circuito

Nueva York.- El primer paso de Rafael Nadal en el US Open acaparó la tensión de los fanáticos del tenis. El español volvió a competir en la cancha Arthur Ashe y superó por 4-6, 6-2, 6-3 y 6-3 al australiano Rinky Hijikata. Costó, pero sacó el partido adelante, como tantas veces en su brillante carrera. Fue un regreso muy esperado, por eso en la conferencia de prensa posterior todos querían conocer cuáles eran sus sensaciones. Sin embargo, una pregunta descolocó e incomodó a Nadal y se dio un diálogo algo tenso: “ ¿Es una broma, no? He recibido muchas advertencias en mi carrera. Nunca por romper un raqueta o hacer una escena en la cancha, pero sí por el tiempo del saque ”.

Nadal luchó por durante tres horas y ocho minutos para quedarse con la victoria, sorprendió que perdiese el primer set, pero después acomodó su juego y pudo imponerse. Este jueves se enfrentará al italiano Fabio Fognini en la segunda etapa, en otro duelo de alta exigencia para el español que va por su título vigésimo tercero de Grand Slam.

Lo que más incomodó a Nadal fue que un periodista le dijese que había reglas especiales para él, que le permitían superar los 25 segundos para el saque. El hombre de prensa citó que John McEnroe también había vertido el mismo concepto en la TV y que los árbitros tampoco lo fuerzan a ejecutar el servicio en tiempo reglamentario, Primero, el mallorquín esbozó un gesto serio, pero enseguida ensayó una risa nerviosa para arrancar la respuesta. Incluso, se detuvo a explicar con calma por qué se demoraba en sacar, pero siempre dentro de la regla: “El problema es que sudo muchísimo y en condiciones húmedas como las de hoy, eso es aún peor. Desde hace un par de años los alcanzapelotas no te pueden dar la toalla, por lo que debo desplazarme hasta un sector más alejado para tomarlas. Eso hace que se vaya mucho tiempo y no voy tantas veces como necesitaría”, agregó.

Y continuó: “No creo para nada que tenga un trato especial de los árbitros”. El moderador intentó detener el ida y vuelta, le dijo al periodista que sólo era una pregunta y fue el propio Nadal el que le aseguró que quería seguir hablando del tema: “No, No (para que no lo detenga). Estoy muy feliz de tener esta conversación”.

El periodista insistió: “Es decir, que el hecho de que sudes mucho, ¿hace que haya diferentes reglas para vos?”. La risa de Nadal marcó el pulso y su respuesta ya sin cara de pocos amigos finalizó el cruce: “Yo nunca dije eso, yo sigo las reglas, y si me paso de los 25 segundos me ponen un warning. Y si no es así mirá el reloj. No sé qué estás buscando... ”. El periodista le respondió: “Muchas gracias por contestar”. Nadal no quería dejar las cosas así y continuó: “No creo que este recibiendo un trato especial para nada. No sé por qué John esta diciendo eso en la TV. Tendré una conversación con él más tarde”.

Un éxito vital para Nadal

Más allá de este cruce fuerte, Nadal expresó su satisfacción por arrancar con victoria su camino en el Abierto de Estados Unidos y su alegría por volver a competir en la pista Arthur Ashe: “Siempre son emociones positivas, la Arthur Ashe es una cancha muy especial, la cancha más grande del mundo para nosotros, una ciudad muy especial como es Nueva York. Aquí se vive el deporte de una manera un poco diferente al resto del mundo”.

Y continuó: “Ha sido un tiempo largo sin estar aquí, y de alguna manera en un tiempo no muy lejano no sabía si volvería, pero aquí estoy, disfrutando del momento”. Nadal, cuatro veces campeón del US Open, no competía en la Arthur Ashe desde 2019, cuando ganó el título en una épica final ante el ruso Daniil Medvedev.

El mallorquín, de 36 años, ha tenido que convivir con una larga serie de problemas físicos, el último en los abdominales. Esa rotura le obligó a retirarse del torneo de Wimbledon antes de las semifinales y Nadal llegó a Nueva York tras jugar un solo partido desde entonces, cayendo en Cincinnati contra el croata Borna Coric.

Rafael Nadal tuvo que trabajar mucho para imponerse a Rinky Hijikata
Rafael Nadal tuvo que trabajar mucho para imponerse a Rinky Hijikata - Créditos: @Grace Schultz

Lo curioso del caso es que el retiro sin jugar en Wimbledon hace que su balance en los Grand Slam de este año no tenga derrotas: veinte victorias de veinte y títulos en el Abierto de Australia y en Roland Garros. “No he perdido un partido, pero no he ganado los tres “grandes”, así que de alguna manera es incluso peor. Retirarse, en mi opinión, es mucho más duro que perder. El deporte es cuestión de ganar o perder, no de retirarse”, dijo Nadal.

Y finalizó: “Obviamente estoy teniendo un gran año por los resultados, pero al mismo tiempo es duro porque pasé por problemas en el pie, en las costillas, la rotura en los abdominales. Pasaron muchas cosas en los últimos seis o siete meses”.