Iñaki Cano echa un jarro de agua fría en 'El Chiringuito' a las fantasías barcelonistas

  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
·4  min de lectura
En este artículo:
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
Iñaki Cano se enfadó cuando se insinuó que Haaland podía fichar por el Barcelona.
Iñaki Cano se enfadó cuando se insinuó que Haaland podía fichar por el Barcelona.

No hemos aprendido nada. Si el ridículo generalizado realizado durante el último mercado de fichajes dejó alguna lección, está claro que se han decidido hacer oídos sordos. Ni Leo Messi renovó por el Barcelona, ni Kylian Mbappé fichó por el Real Madrid. La realidad es tozuda e impone siempre sus propios términos, sin embargo los hay que se empeñan en hacer caso omiso. El principal exponente de esto sería, posiblemente, 'El chiringuito de jugones'. La polémica tertulia deportiva abanderó ambas operaciones fracasadas el pasado verano, pero no ha habido reflexión alguna sobre ello. Al contrario, paso de pantalla total y a otra cosa.

Y ese nuevo asunto es, ahora, el futuro de Erling Haaland. El noruego, ya una de las grandes estrellas del fútbol europeo, parece afrontar su última temporada en el Borussia Dortmund y todos los gigantes del viejo continente se posicionan para hacerse con sus servicios. Entre ellos, claro, los dos españoles. Sin embargo, tras los dos fiascos vividos, lo lógico sería tomar una cierta distancia y seguir el asunto con precaución. 

Sin embargo, desde 'El chiringuito' ya se apunta a un posible fichaje del noruego por el conjunto culé. ¿El pretexto? Unas palabras de Joan Laporta en las que aseguraba que el club había logrado bajar la masa salarial del 105% del presupuesto del club al 80%, y que esperaba poder bajarla hasta el 70% de cara al verano que viene. Esto, que son buenas noticias económicas, lo que esconde es que el equipo ha sido descapitalizado con la salida de Leo Messi rumbo a París o la cesión de Antoine Griezmann a un rival directo como el Atlético de Madrid en parámetros muy poco ventajosos para los azulgranas. 

Desde luego, no se trata de juzgar la gestión económica de Laporta. Sino de no despertar falsas ilusiones a una afición dolida, que ha visto como su equipo está muy lejos de la élite europea y, previsiblemente, va a necesitar un tiempo para sanar su situación. Frenar la especulación en seco. Así se lo hizo saber Juanma Rodríguez a Jota Jordi en uno de los cara a cara más calientes de la noche. 

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un tuit no disponible por tus preferencias de privacidad

"No volvamos otra vez con la misma milonga. Este club tiene que regenerarse, tiene que cumplir unos estándares económicos que hasta ahora no ha cumplido. Y lo que nosotros, que queremos al Barça, no podemos hacer, es alentarle a que sigan cometiendo el mismo error", empezó diciendo para, después, hacer una reflexión más o menos velada sobre el papel que han jugado los medios en el desencanto culé vivido estos meses. "No podemos venir nosotros, por una cuestión de responsabilidad cívica y con nuestros telespectadores a decir que el Barça está en condiciones de fichar a Haaland", remató.

Claro que el que más afectado se vio ante el debate fue Iñaki Cano. Pese a que la cosa, en principio, no parecía ir con él, el veterano periodista saltó contundentemente en lo que pareció un discurso muy personal.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

"Yo tengo deudas y a mi me persiguen y al Barça le están dejando competir. Cualquier otra empresa, y conozco clubes de Primera División intervenidos judicialmente por bastante menos de 1.400 millones de deuda, y tú -en referencia a Jota Jordi- le estás echando la culpa a Tebas, al Gobierno, al sursum corda... Si estáis haciendo trampas, estáis participando en la Liga con una deuda bárbara y, encima, sale tu presidente, que está haciendo un buen trabajo echando gente, y dice que en el invierno me voy a gastar dinero (...). ¡Pero si estáis jugando la Liga porque han mirado para otro lado!", dijo visiblemente dolido.

En su discurso, Cano refleja una realidad: el sentimiento de trato injusto que provoca la situación del Barcelona en otros clubes españoles ante el trato recibido por parte de las instituciones. Si bien su alocución pudo pecar de populista, llegó a comparar la situación del conjunto azulgrana con la de los autónomos y obreros españoles, también es cierto que refleja una realidad compleja en la que, al menos desde un punto de vista mediático, los fichajes o no fichajes de los culés deberían tratarse con más tacto y rigor.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.