Las imágenes de la tercera jornada

  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
·3  min de lectura
En este artículo:
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.

Madrid, 29 ago (EFE).- La tercera jornada de LaLiga Santander resumida en las imágenes más destacadas.

. La desesperación de Mandi

Se cerraba la tercera jornada con derrota del vigente campeón y un Villarreal conquistando el Wanda Metropolitano. Todo el esfuerzo realizado por sus jugadores se desplomó en el último segundo del tiempo añadido. Un centro sin peligro lo cedió Aissa Mandi de cabeza a su portero. Lo que nunca pensó es que Rulli habría abandonado su posición y nada pudiese hacer con su reacción cuando vio el balón dirigirse hacia su portería. Aissa Mandi, desplomado sobre el césped, fue la imagen de la desolación.

. La entrada de Casemiro

Fue la imagen más curiosa de la jornada. Casemiro se lanzó en una de sus clásicas acciones defensivas y en su ímpetu por frenar un ataque del Betis, se llevó de por medio al colegiado. No lo esperaba Alejandro José Hernández Hernández que cayó al césped sobre el jugador madridista. Lo tomó con humor, entre sonrisas y con el apuro del momento, estrecharon manos y bromearon con la tarjeta al centrocampista brasileño. "Estaba mal posicionado", se justificó posteriormente el jugador madridista.

. La espuela de Carlos Soler

El tanto de la jornada se produjo en Mestalla, donde la afición valencianista vuelve a vibrar con su equipo con la identidad que ha ganado con la llegada de José Bordalás. Carlos Soler sigue desatado de cara al gol. Con la confianza por las nubes inventó un recurso mágico a un centro lateral que se le quedaba atrás. Sacó la espuela y con mucha calidad, mandó el balón a la red para situar al Valencia compartiendo liderato en la tabla con su goleada al Alavés.

. El baile de Memphis

Sin Leo Messi, es Memphis Depay el jugador que asume la responsabilidad goleadora e ilusiona al barcelonismo. Bailó con el balón con dos amagues antes de lanzar un disparo seco para tumbar la reacción del Getafe en el Camp Nou. Está demostrando la razón de la insistencia de Ronald Koeman en su contratación y jugando con descaro, sin sentir el peso del escudo. Mientras otros compañeros de ataque desaparecen, el neerlandés la pide siempre y no falla.

. El exceso de confianza de Aidoo

El Celta de Vigo se instala en zona de descenso, con un solo punto de nueve posibles, y graves errores defensivos que le cuestan puntos. Ante el Athletic Club lo cometió Joseph Aidoo en un exceso de confianza en fase de salida de balón. Su pérdida y la falta de acierto en el intento de frenar la jugada tras el robo de Sancet, cogió descolocada al equipo de Coudet e Iñaki Williams marcó a placer un tanto que les costó la derrota. La mirada al cielo de Aidoo asumiendo la responsabilidad, fue un gesto que habló por sí solo.

. La sonrisa de Nteka

Su estreno en Vallecas no pudo tener mayor impacto. Jugando en una posición poco habitual en un jugador que comenzó de mediocentro su carrera, pasó a media punta y que Andoni Iraola lo ubicó de delantero centro. Su potencia aérea le hace ganador de todos los duelos, busca el espacio con criterio y tiene pegada. Generó ocasiones asistiendo a compañeros, provocó un penalti y marcó con un gran zurdazo. Dominador del partido ante el Granada, su sonrisa ilusiona al aficionado rayista. "Esta noche dormiré bien", dijo tras su gran partido.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.