Ignacio Ambriz no se da por muerto y lanza alentador mensaje

CIUDAD DE MÉXICO, octubre 28 (EL UNIVERSAL).- Lo que pasó en la cancha del Nemesio Díez parece un golpe fulminante para el Toluca. La final del Apertura 2022 luce definida, pero Ignacio Ambriz se niega a morir.

El estratega mexicano declaró al término de la goleada (1-5) que sufrió en La Bombonera, que preparará a los Diablos Rojos para conseguir la hazaña ante los Tuzos del Pachuca.

"Estamos apenados, caídos, pero muertos no estamos, hay vida. Se podrán reír de mí, no importa, yo confío en este grupo. Hoy hicimos un mal primer tiempo con demasiados errores y ante un rival que es contundente no nos queda otra que curarnos las heridas", declaró Nacho Ambriz en conferencia.

Ambriz reconoce que será difícil por el rival que tienen enfrente, pero comentó que sus jugadores cómo él, no ven muerta la serie por el campeonato.

"Hablé con los muchachos y no se dan por muertos. Hay tiempo para poder recuperarnos bien. Al frente hay un gran entrenador, un equipo que juega muy bien, la serie la pueden ver muerta para nosotros, pero yo internamente no. Voy a preparar al equipo para ir a hacer la hombrada a Pachuca", aseveró.

Para el timonel de los mexiquenses, la clave del encuentro pasó por la contundencia entre uno y otro equipo. Además, considera que fue castigo mayor a lo que se pudo ver en el transcurso del partido.

"El resultado es una contundencia muy grande de Pachuca y nosotros el primer tiempo cometimos demasiados errores. Siento que es mucho castigo dentro de lo que fue el partido, pero así está. Internamente está la cosa jodida, pero hay dos tiempos de 45 minutos donde tenemos que írnosla a jugar. Tenemos poco que perder y mucho que ganar. Escuché que nos dan por muertos, está bien, mi equipo tiene que dar otra cara el domingo", advirtió Ignacio Ambriz.