La Iglesia de Maradona, el santuario en México dedicado al astro

  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
·2  min de lectura
En este artículo:
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.

CIUDAD DE MÉXICO, noviembre 25 (EL UNIVERSAL).- La religión en México es una práctica que la mayoría de sus habitantes tienen y que se lleva a cabo desde la época prehispánica. Un gran porcentaje del país es católico, incluso es considerado como el segundo con más católicos en el mundo, después de Brasil.

Pero en el estado de Puebla, exactamente en San Andrés Cholula, existe un centro ceremonial que está dedicado a un Dios. Un ser que no curó a enfermos, ni hizo milagros, pero que con sus gambetas y goles llevó a todo un país a la gloria. Ese sitio de culto se hizo en honor al gran Diego Armando Maradona.

Los aficionados del futbol en esta región crearon la Iglesia Maradoniana para todos aquellos que tienen al creador de la "Mano de Dios" como máximo referente e ídolo. Este lugar apenas es el segundo en construirse en todo el mundo, ya que en 1998 se hizo el primer "santuario" del Diego en Rosario, Argentina.

La Iglesia Maradoniana es un verdadero templo del futbol. Pasto sintético y tapetes en forma de balón es el gran camino al altar. Los asientos para los parroquianos están decorados con camisetas de equipos mexicanos, argentinos, europeos y selecciones de todo el mundo.

A diferencia de una iglesia católica en donde puede haber figuras religiosas y cuadros con las 15 estaciones del Vía Crucis, aquí hay recuadros del "Pelusa" de su infancia y en sus etapas más exitosas de su carrera, así como fotografías con grandes personalidades y hasta portadas de periódicos de su gloria en el futbol, así como de su muerte.

A un año de la muerte del "Diego de la Gente", este santuario es un lugar perfecto para rendirle tributo a Maradona, en un país en donde el astro argentino fue tocado por "Dios" en un difícil partido de cuartos de final contra Inglaterra y que al final se alzó con la gloria en la Copa del Mundo de 1986.

El "Barrilete Cósmico" confirmó ser de este planeta, aunque fue un ser especial, que con su magia se hizo ídolo de muchos en el mundo, mismos que 365 días después de su partida lo siguen venerando y el claro ejemplo es que la Iglesia Maradoniana en San Andrés, Cholula, en Puebla, México, se vistió con flores, veladoras, cuadros y playeras con el dorsal "10" para recordar y celebrar a uno de los Dioses que ha dado el futbol.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.